Jueves, 15 de Noviembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos nubosos con lluvia debil
El triatleta tiene un tremendo talento y potencial

Para Marcelo Troncoso los retos de alta exigencia están fuera del país

Sus buenas actuaciones han llamado la atención en el plano nacional y eso también lo ha demostrado en las distintas competencias en las que se ha subido a lo más alto del podio o bien rescatando resultados dentro de los primeros puestos. Para potenciar más su nivel, el jueves viajó a Europa para seguir perfeccionándose

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 04 de Junio 2018

Si hay una disciplina deportiva que exige al máximo a una persona es el triatlón, ya que los exponentes deben realizar un recorrido, en el menor tiempo posible, en tres disciplinas, como lo es el nado, el trote y la bicicleta. Es decir, se trata de una especialidad en el que se deben complementar varios factores para poder conseguir los resultados esperados.


El tema físico y mental tienen mucho que ver en esto y así también lo entiende el deportista oriundo de Bobadilla, San Javier, Marcelo Romario Troncoso Silva, quien de a poco se ha ido haciendo camino al andar y adquiriendo la experiencia necesaria para explotar y ser un reconocido crédito en el ámbito nacional e internacional.
Sus cercanos lo llaman Romario, pero el nombre da igual para describir a este sacrificado maulino, que en su momento debió compatibilizar los estudios de Educación Física con esta especialidad, pero esa competencia de igual forma la ganó, al ser ya un profesional. Por eso, en la actualidad tiene el tiempo necesario para realizar una puesta a punto más cercana a lo profesional. Sin embargo, el tema de los recursos son una complicación constante en cuanto a la materialización de sus anhelos.

 

ACTUACIONES
Sus buenas actuaciones han llamado la atención en el plano nacional y eso también lo ha demostrado en las distintas citas en las que se ha subido a lo más alto del podio y también donde ha rescatado resultados dentro de los primeros puestos.
En el medio local se posicionó de buena forma, pero de todas maneras le falta por aprender, por eso sigue entrenando y viajando para crecer como triatleta y así concretar todos los sueños en mente, pues es muy ambicioso ante un futuro próspero que se le avecina.
Todos los inviernos tiene problemas para los entrenamientos debido al frío y a las inclemencias del tiempo, con bajas temperaturas y lugares inhóspitos para practicar. Es por este motivo que se las ingenia para seguir con los trabajos. El año pasado se fue a Arica a entrenar con John Roa Marín, triatleta de selección del Ejército.


EXPERIENCIA
Mientras que en este 2018 tendrá una gran experiencia en Europa y Asia, ya que será parte del “Challenge Roth” a efectuarse en Alemania y de otros eventos, aprovechando su estadía en Tenerife, España. De hecho, viajó el jueves último.
Consultado por cómo se dio esta posibilidad, el sanjavierino, señaló: “Después de ganar la primera fecha del campeonato nacional federado de duatlón, en abril, recibo una llamada de Alemania ofreciéndome correr en el Challenge Roth a lo que para la mayoría de los triatletas de larga distancia es un sueño, más aún si eres invitado por el principal patrocinador de esta carrera, Erdinger Alkoholfrei”.
Contó que “De inmediato acepté el reto. Y al contarle a mi mentor en el triatlón Ángelo Hettich, quien vive en Islas Canarias hace muchos años, no dudó en invitarme a su casa para preparar esta carrera con un clima ideal, instalaciones soñadas y rutas para entrenar que solo pensaba que las vería a través de las fotografías de los profesionales que sigo en las redes sociales”.

-¿Cómo se pudo concretar finalmente este viaje?
“La invitación comprendía los gastos de la inscripción a la carrera, que es de más de mil dólares y el alojamiento en Alemania la semana de la competencia, pero no teníamos el pasaje, a lo que rápidamente empezaron los fantasmas, ya que no cuento con ningún apoyo estable de ninguna entidad, empresa o particular que me ayuda a financiar estas instancias o preparación. Los que sí siempre están, son los familiares. Se pudo juntar el dinero para el viaje y por fin la incertidumbre, que siempre me rodea, dejó de rodearme y pude comprar el ticket aéreo”.

 

-¿Qué aspectos pretendes mejorar en esta pasada?
“Sin duda el competir en Europa es muy difícil para los sudamericanos, ya que las principales carreras son cuando nosotros estamos en invierno, a lo que todo es más difícil claramente. Pretendo por sobre cualquier cosa hacerme sentir, ser competitivo y poder demostrar mi mejor performance”.

 

-¿Cómo adelantas tús actuaciones y con qué aspiraciones irás?
“A este viaje se sumó una carrera más, aprovecharé de competir en el Ironman 70.3 de Astana que es en Kazajistán el 17 de junio, dos semanas antes del Challenge Roth en Alemania. En Kazajistán me jugaré mi primera y última carta para clasificar al Mundial de la distancia, ya que en Sudamérica no podré asistir a ninguna carrera por falta de recursos. Mientras que en Alemania será mi debut en la full distancia, 3.8 km de natación, 180km de ciclismo y 42,2 de carrera a pies, espero primero que todo ser competitivo lo más posible, ya que el reto para la mayoría es terminar. Quiero ir más allá e intentar porque no hacer menos de 9 horas y 30 minutos y así dar un golpe de maduración mental y física a mis próximos desafíos”.

 

-¿Qué objetivos te propones para este 2018 y en el futuro en general?
“Después de un 2017 con muchos logros, muchas medallas, muchos podios, lo que más rescato es mi maduración psicológica y física, que es muy importante en este deporte. El 2018 aspiro a consolidarme en la distancia Ironman 70.3 y mejorar mi natación, para no dar tanta ventaja como lo vengo haciendo hasta ahora. Otro objetivo muy importante es volver a estar en el primer lugar del ránking Garmin Trichile y clasificarme al Mundial”.

 

-¿En qué momento de tú carrera te encuentras?
“Estoy en la etapa donde todo lo que hago lo planifico, ya aprendí bastante y ahora es tiempo de poner en práctica lo aprendido, y parte de eso es no competir tanto, sino que apuntar a las citas más importantes y mostrar mi mejor versión”.

 

-¿Cuál es tú opinión respecto al triatlón en la región y el país?
“Respecto a la región, el triatlón ha crecido mucho. Este año hubo 14 atletas presentes en el Ironman de Pucón, lo que me dejó muy feliz, faltan iniciativas deportivas que permitan oportunidades para aquellos que ven este deporte como algo inalcanzable”.

 

-¿Están las condiciones para poder surgir en el Maule y el país?
“Tengo claro que si me quedo en Chile mi carrera se verá estancada por muchas cosas, la más importante es el clima, oportunidades de entrenamiento con atletas pro, por nombrar algunos factores”.

 

-¿Qué plan de entrenamiento tienes normalmente?
“Por la mañana natación entre 2 mil 800 a 4 mil metros, luego pueden ser tres horas de bicicleta, lo que dependerá del plan, más algunas sesiones de gimnasio o de trote”.

 

-¿Cómo consideras el nivel de competencia en el país?
“Para hablar de nivel lo primero es Bárbara Riveros, que es nuestra gran embajadora a nivel internacional. En el país el nivel es bueno, pero podría ser mejor si hubiera más oportunidades para acceder a este deporte. El hecho que no en todas las ciudades haya piscina aclimatada lo limita mucho, pero aún así Chile siempre presenta una de la mayor cantidad de clasificados a los mundiales de Ironman 70.3 en Sudamérica”.

 

-¿Cuál es la receta para llegar a brillar en el triatlón?
“Disciplina, pasión, compromiso y resiliencia frente a las situaciones adversas que siempre están, como lo es la falta de recursos. Cuando haces lo que te apasiona todo funciona bien, todo fluye y nada influye”.
Es la vida que ha decidido llevar “Romario”, que hoy solamente piensa en mejorar y rebajar sus tiempos para consagrarse en esta disciplina y por qué no ser tan reconocido mundialmente como los fue en su momento el nacional Cristian Bustos o Matías Brain, quienes se encargaron de dejar al país en lo más alto.

Volver

Comentarios