Lunes, 24 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos Nubosos
Chile no fue capaz en casa

¡Qué caída más fea!

Bolivia se llevó un punto de oro desde el Estadio Monumental. El bicampeón de América quedó en deuda al empatar con la cuenta en blanco ante un rival que –en el papel- era abordable. Con aquel resultado, la escuadra de Pizzi, por ahora, sigue fuera de la fase de clasificación

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 07 de Septiembre 2016

La selección de Chile, gris y desdibujada, empató anoche sin goles ante Bolivia, en  el Estadio Monumental de Santiago y sigue lejos de los puestos de clasificación para el Mundial de Rusia 2018.

La Roja ha perdido por completo la jerarquía que le llevó a ganar dos Copas América y se ha transformado en un equipo irregular, sin ideas ni jugadores desequilibrantes. Los chilenos solo dieron la talla en los primeros instantes del choque, cuando podrían haberlo dejado sentenciado con algo de acierto ofensivo.

Luego, la Roja  se esfumó y cayó en las redes de los bolivianos, a los que les valió el empate desde el primer minuto de juego. Con este resultado, el combinado tricolor se complica la vida en las eliminatorias a Rusia 2018, en las que ocupa el séptimo lugar, con 11 puntos, y los bolivianos llegaron a 7 enteros.

 

NADA

Chile tenía prisa por resolver el encuentro y arrolló a su rival en los primeros compases, pero Carlos Lampe fue un cerrojo en el arco boliviano. El hombre de Huachipato de Talcahuano, para muchos fue el mejor de la cancha.

Los locales gozaron de tres ocasiones claras en el primer cuarto de hora. Un tiro de José Pedro Fuenzalida, a los treinta segundos, y dos cabezazos consecutivos de Eduardo Vargas. Todas se  toparon con el guardameta de la usina.

Más allá de las oportunidades, los chilenos dominaron el cotejo a su antojo durante los primeros veinte minutos con Arturo Vidal omnipresente y los altiplánicos se defendieron con uñas y dientes.

La estrategia del argentino Ángel Guillermo Hoyos apuntaba a aguantar el previsible chaparrón inicial, jugar luego con los nervios de los dueños de casa y poner todas las fichas a una contra rápida o un balón parado.

Y el guión se cumplió parcialmente. La Roja perdió clarividencia en la circulación y cayó en el fútbol trabado del forastero. Con un Vidal más espeso y un Alexis Sánchez ausente en ataque el choque se puso cuesta arriba para el campeón de América.

 

COMPLICADO

El panorama no mejoró para los chilenos en el arranque del segundo tiempo, algo angustiados e impacientes por la falta de gol.

Bolivia tuvo en el minuto 64 una ocasión clara para dar la campanada pero entre el portero Cristopher Toselli y un zaguero lograron sacar el balón de la línea de gol. Juan Antonio Pizzi movió fichas y metió a Matías Fernández, que solo jugó diez minutos antes de lesionarse y regresar al banquillo.

A 20’ del final entró Mauricio Pinilla, un nueve de área, en un último intento por desatascar el entuerto chileno, pero no fue suficiente. El equipo chileno acabó  protestando airadamente las constantes pérdidas de tiempo de los futbolistas bolivianos, conscientes de que el Mundial de Rusia sigue aún muy lejos.

Volver

Comentarios