Jueves, 27 de Junio de 2019
Deberá vencer a los azules por al menos dos goles en Santiago

Rangers hipotecó su clasificación en Copa Chile al caer en casa ante la “U”

La escuadra rojinegra se generó una gran cantidad de ocasiones de anotar, pero no pudo convertir y terminó pagando caro los errores defensivos y la falta de finiquito

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 09 de Junio 2019

Un pésimo resultado obtuvo Rangers ayer al caer 2-0 ante Universidad de Chile, en el duelo de ida de la segunda fase de la Copa Chile, disputado en el Estadio Fiscal de Talca, ante 7 mil 334 espectadores.


Cuando recién transcurrían 2’ del encuentro, los forasteros avisaron con un potente derechazo de Matías Campos López que dio en el travesaño.


Sin embargo, tras ello, los dueños de casa lograron apoderarse del balón y generarse ocasiones claras para abrir la cuenta, como cuando a los 10’ Jorge Luna habilitó a Diego Pezoa, quien elevó su disparo.


El Rojinegro salió a disputarle mano a mano el partido a la “U” y, a ratos, se vio bien dentro de la cancha, considerando que al frente estaba uno de los equipos grandes del fútbol chileno y que milita en Primera División. No obstante, eso no se tradujo en goles y le costó caro.

 
A los 25’, Nicolás Oroz recibió destapado por derecha, enganchó hacia el centro y conectó un zurdazo que se fue pegado al vertical derecho de Nicolás Peric, quien se quedó parado mirando cómo el esférico se metía en su portería. Fue la apertura de la cuenta para la escuadra laica y un balde de agua fría para los talquinos.

 
Los dirigidos por Héctor Tapia sintieron el golpe y se vieron desorientados por algunos minutos. De hecho, a los 31’ Sebastián Ubilla estuvo a punto de ampliar la ventaja, pero su disparo se fue a las nubes. Dos minutos después, fue Campos López el que estuvo cerca de anotar el segundo, pero se encontró con un gran achique del meta local.

 


Una de las pocas acciones ofensivas por las bandas para el elenco rojinegro se produjo a los 36’, cuando Nicolás Rivera envió un centro desde la izquierda que no pudo ser controlado por Fernando De Paul. La pelota cayó en los pies de Diego Pezoa, pero su disparo cruzado se fue ancho, perdiendo una buena chance de igualar el marcador.

 
La máxima en el fútbol es clara: goles que no se meten en un arco, se convierten en el otro. Y así sucedió. A los 40’, Sebastián Ubilla se escapó por la derecha y envió el balón al área rival para que Nicolás Oroz cabeceara sin marca en el segundo palo y decretara el 2-0 a favor del conjunto estudiantil.

 
Tras el descanso, a Rangers le costó hacer daño a un elenco azul que se sentía cómodo en la cancha, con la tranquilidad del resultado. Pero a los 64’, todo cambió, cuando Matías Rodríguez le cometió una falta a Diego Bielkiewicz y el árbitro César Deischler decidió mostrarle la segunda cartulina amarilla y expulsarlo del campo de juego, dejando a los visitantes con un hombre menos.

 
Con la superioridad numérica y la necesidad de revertir el marcador, el conjunto piducano se fue en busca del arco rival. Con el correr de los minutos se vio a un equipo rojinegro mucho más ofensivo y vertical, con una mayor dinámica y profundidad, lo que le permitió acercarse con peligrosidad a la portería visitante.


A los 80’, Rangers no aprovechó un error en la salida de Fernando De Paul y el débil remate de Nicolás Rivera se fue a las manos del guardián azul. A los 86’, Sebastián Villegas conectó un potente cabezazo que se fue apenas por sobre el horizontal. Acto seguido, el recién ingresado, Felipe Fritz, que reemplazó a Michael Ríos, intentó una especie de chilena que salió desviada por poco.

 

A los 89’, Bielkiewicz desperdició otra ocasión, al mandar el esférico fuera de la cancha, tras un rebote del meta forastero y, un minuto más tarde, el mismo “Polaco” no logró conectar de buena forma un gran desborde de Fritz por la izquierda.

 
Si bien los dueños de casa se volcaron sobre el arco contrario, eso también les significó correr riesgos y estuvieron a punto de sufrir una nueva estocada que hubiese resultado letal. Por ejemplo, Leandro Benegas, que sustituyó a Campos López a los 54’, tuvo un par de oportunidades de anotar, la más clara cuando corría el cuarto minuto de descuento, pero desvió su disparo.

 
La última chance del cotejo fue para Nicolás Oroz, que se quedó con las ganas de anotar su tercero personal.

 
De esta forma, Rangers sufrió una dura derrota como local y tendrá que ir a Santiago por un triunfo, de al menos tres goles de diferencia, para clasificar directamente o de dos tantos para obligar a una tanda de lanzamientos penales. Las anotaciones en calidad de visita no cuentan como parámetro de definición.

 
El duelo de vuelta se disputará el miércoles 12 de junio, a las 18.15 horas, en el Estadio Nacional.

Volver