Domingo, 23 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos Nubosos
El Rojinegro sacudió el banco

Salió Almandoz y entró Rivero

Luego de la derrota en casa ante San Marcos, el presidente del club Jorge Yunge, declaró que la continuidad del técnico “es un tema que no está en discusión y creo que la campaña no ha sido mala”. Sin embargo, 72 horas después terminó la era del argentino

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 03 de Noviembre 2016

Los hinchas pidieron  la cabeza del técnico, luego de la derrota contra San Marcos de Arica, en el Estadio Fiscal. Y  fueron escuchados por la directiva de Rangers.

El mismísimo presidente del club,  Jorge Yunge  afirmó, una vez  finalizado el cotejo sabatino, que “es un tema que no está en discusión y creo que la campaña no ha sido mala”. Sin embargo, y a la luz de los hechos, el directorio decidió que ya era hora de colocar punto final a la era de Héctor Almandoz.

Si bien los del río Claro marchan, por ahora, en la quinta plaza del torneo de la Primera “B”,  el transandino no logró una regularidad y un sello futbolístico. A ello, se sumaron los cada vez más frecuentes problemas de camarín y hasta los duros reclamos de un siempre paciente Juan José Albornoz.

El talquino, tras el cotejo  correspondiente a la décima fecha, afirmó que “me tuvo (Almandoz) diez minutos calentando y no me metió. Hasta cuándo tengo que seguir esperando”. Esta confesión se suma a los conflictos ocurridos en la cancha de entrenamiento y en un centro nocturno de la capital regional.

Una apuesta más de la directiva que no funcionó.  Y es de esperar que el nuevo jefe del banco, Víctor Rivero,  no salga con el tradicional verso “este equipo no lo armé yo”, al que ya han recurrido estrategas como el mismo Almandoz, Jorge Garcés y Carlos “Chifi” Rojas.

 

SALIDA

“Me da un poco de amargura, porque pensé que podíamos seguir, pero se dio así. Todo pasó por un tema de rendimiento, esto es resultado, eso es clave, marca hoy y siempre, siendo el camino del éxito. Lo demás, estoy seguro de lo que hice y de la imagen que dejé, como un profesional y el que mejor estaba, (física y futbolísticamente), iba para adentro”, dijo Héctor Almandoz.

Sostuvo que “el presidente (Jorge Yunge)  fue muy claro. No decide solo, está con un grupo de gente. También hay que respetarlos, de acuerdo o no, hay que aceptarlo. Estoy agradecido de todo el directorio, me dieron la posibilidad de dirigir este equipo que tiene mucha exigencia”. Explicó que seguramente, “gente del directorio no estaba de acuerdo con algunas cosas, con algunas decisiones y hay que acatarlas. Uno ha cometido uno que otro error, la responsabilidad es mía y la asumo”.

Quien firmó su finiquito, en la jornada de ayer, añadió que “si no me quieren tener en un lugar, no estaré forzado. Me sorprendió, son cosas que a veces suceden, no solamente en Rangers. Hay que consensuar con todos, llegamos a un acuerdo, mi intención no era hacer ningún tipo de problemas. Hay que salir bien de todas partes, tal como lo hice como futbolista y ahora como técnico”.

Reseñó que en el fútbol “lo que manda son los resultados y a veces uno que otro resultado te hace dudar, lo que estaba pasando”. Pero, subrayó, que “la idea era estar siempre arriba, tuvimos lesiones complicadas, no son excusas ni mucho menos, siempre dije que el responsable soy yo. Me voy triste por no haber cumplido la ilusión y el objetivo por el que me fueron a buscar”.

 

NUEVO

En conferencia de prensa, la cual tuvo lugar ayer tarde en el complejo “Héctor del Solar Concha”, fue presentado Víctor Rivero, quien estaba sin dirigir después de su pasada por San Luis de Quillota y de Everton de Viña del Mar.

Con el cuadro quillotano, donde tuvo su primera experiencia como estratega de un equipo profesional, alcanzó el título en la temporada 2014 - 2015 y el ascenso a la Primera “A”, gran campaña que le significó su paso a los ruleteros.

Al mando del conjunto de la Ciudad Jardín tuvo una excelente primera parte, venciendo a Deportes La Serena en la liguilla que le ayudó a los viñamarinos para jugar la final contra Deportes Puerto Montt, aunque en ese momento ya no estaba Víctor Rivero al dejar su cargo en la mitad de la segunda rueda.

Héctor Tapia fue quien asumió el puesto en el equipo evertoniano del otrora arquero de Municipal Limache, San Luis y Unión La Calera y que ahora estará a cargo de llevar a Rangers a lo más alto de los posiciones del campeonato y así conquistar el objetivo final.

 

DEBUT

El debut de Víctor Rivero  será este domingo, a partir de las 18.30 horas, en lo que será la undécima fecha del torneo del Ascenso, oportunidad en la que debutará contra Ñublense en el estadio Nelson Oyarzún Arenas de Chillán.

El Rojinegro, por ahora, ocupa la quinta plaza con 16 enteros (0), mismo puntaje que tiene Coquimbo Unido (+1). Mientras que San Marcos de Arica conquistó las 18 unidades, ubicándose en el tercer escalón, a uno de Curicó Unido que es segundo y a dos del líder, el sorprendente Santiago Morning del mítico Hernán “Clavito” Godoy.

“Acá hay un equipo para lograr el ascenso, vengo con esa intención, no hay otra y en lo posible que ese ascenso sea en mayo”, lanzó Rivero.

Precisó que “los equipos que logran los objetivos son los que salen a proponer de local y de visita. La idea es tratar de descontar puntos, lo antes posible, al líder. Trataremos de ser un equipo ofensivo, dinámico y lo principal que saque la mayor cantidad de puntos, porque queremos ascender en mayo”.

 

MEJORAR

Rivero, por otra parte,  contó que “hay cosas por trabajar, lo principal, que está el equipo, que están los jugadores. Hay elementos jóvenes y de jerarquía, el tema de la idea de juego pasa por el sello que cada técnico le quiere dar”.

Respecto a la presión por alcanzar la meta de llegar a la división de honor, acotó que “esto es algo que los entrenadores tienen que lidiar. Sabemos que Rangers es un equipo grande, que tiene nueve ascensos y que en el último partido fueron 5 mil personas, entonces es un equipo que no merece estar en esta categoría”.

Consultado, por los actos de indisciplina, expresó: que “es tema que tenemos que conversar, no puede haber borrón y cuenta nueva si han pasado algunos acontecimientos. La idea siempre es sumar, no restar. La disciplina es fundamental”.

 

TROTE

La tarea de Rivero es sacarle trote a un plantel amplio, recuperando los rendimientos individuales y encontrando un adecuado andamiaje colectivo. La actuación del sábado último dejó una pésima impresión en los hinchas, quienes esperaban celebrar un nuevo cumpleaños de la mejor forma, con un triunfo, el que no llegó.

Por el contrario, el equipo mostró desconcentraciones, imprecisiones y fue muy errático, lo que aprovechó San Marcos. Fue un cuadro que se vio mal en todas las líneas y que no encontró la fórmula para hacerles daño a los ariqueños.

“Estamos contra el tiempo, pero es un desafío importante, a mí en ese sentido me mueve el desafío futbolístico por sobre el económico. Hay un buen plantel, donde se puede hacer las cosas bien, la idea es lograr el objetivo. Sabemos que acá es una cancha difícil, que se puede aprovechar el apoyo de la hinchada en cuanto a lo motivacional”, reseñó.

Tendrá que buscar una idea definida de juego, no abusando del pelotazo y encontrando un volante creativo, ese que debe asistir constantemente a los delanteros, los que hasta el momento han tenido que retrasarse para tener contacto con el balón, al recibir solamente pelotas en desventaja y donde deben ir al choque. Hay aspectos por mejorar.

Félix Ruiz

 

Volver

Comentarios