Sábado, 22 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos nubosos con lluvia debil
Juegos Olímpicos de Río

Soto se despidió con la frente en alto

A su corta edad fue capaz de despachar a reconocidos exponentes del tiro con arco. Esa alegría no la pudo extender, pues en la instancia de octavos de final se inclinó ante el holandés Sjef van der Berg. Con apenas 16 años quedó en la historia grande del deporte chileno

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 13 de Agosto 2016

Los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016 quedarán para siempre en la memoria del arquero nacional, Ricardo Soto, quien con apenas 16 años se dio el gusto de representar a Chile en la disciplina del tiro con arco. Pero eso no es todo, ya que pese a su juventud el ariqueño fue hueso duro de roer para cada uno de los oponentes a los que debió enfrentar.

A su corta edad fue capaz de despachar a reconocidos exponentes de esta especialidad. Esa alegría no la pudo extender el deportista nacional, pues en la instancia de octavos de final se inclinó ante el holandés Sjef van der Berg.

Con esa derrota de ayer, cerró su histórica participación en la cita de los cinco anillos después de caer en la segunda flecha de desempate frente al crédito europeo.

 

DEFINICIÓN

En el primer set ambos arqueros empataron en puntaje al conquistar cada uno 27 puntos. En el parcial siguiente, el oriundo de Arica no pudo ante la supremacía y la puntería del holandés, que lo venció 29-26 y 29-28. Con esos números, Sjef van der Berg se puso 5-1 en el resultado global.

Parecía una jornada simple y sin aprietos para el europeo. Sin embargo, el chileno se levantó y demostró que está para seguir creciendo y consiguiendo nuevos logros para el país, ganando el cuarto capítulo 30-28 y el quinto por 28-26.

Con esa remontada dejó el marcador 5-5, forzando a una flecha de definición para acceder a los cuartos de final.  Los dos exponentes registraron nueve  unidades en su primer. Según la medición electrónica el chileno quedó a 8.33 del centro, mientras que el holandés a 8.38, pero finalmente la medición manual estableció una paridad, razón por la que debieron ir a la segunda flecha decisiva.

En esa definición, ambos volvieron a quedar en la zona de nueve puntos. No obstante, Sjef van der Berg, en esa pasada, quedó a 10.50 y Ricardo Soto a 11.85.

 

EXPERIENCIA

La experiencia alcanzada por el deportista es lo que más se destaca en estos Juegos Olímpicos, porque de seguro habrá que acordarse de este nombre en próximos certámenes y en las siguientes citas de los cinco anillos. “Fue excelente, muy buen rendimiento y grandes resultados. Lamentablemente sólo llegué hasta aquí, hubiese querido continuar, pero no se dio. Así que ahora a seguir para llegar más lejos y aspirar a más en Tokio”, acotó.

Sostuvo que “el próximo objetivo es que en las copas del mundo de los años siguientes me pueda meter a semifinales, finales si es posible y no bajar de cuartos u octavos. Quiero ser campeón del mundo, el próximo año será más difícil, pero el que le sigue será mucho más probable”.

Por último, dijo: “Todas las emociones uno las siente igual, sólo hay que no dejarse llevar por ellas. Controlarse, respirar, tenía el pulso agitado, pero hay que mantener el cuerpo tranquilo, ya que si uno se deja llevar se va a la cresta”.

El joven arquero ha sido el único chileno en ganar al menos un duelo en un evento de estas características. En territorio brasileño, Soto conquistó dos triunfos al derrotar al bielorruso Anton Prilepov y al brasileño Bernardo Oliveira más la caída ante el holandés, que lo dejaron instalado en la novena posición.

 

Volver

Comentarios