Martes, 18 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos nubosos con chubascos tormentosos
La China Cup quedó en manos nacionales

Talquino fue clave en la corona conquistada por Chile

En los 18 minutos apareció la cabeza de Ángelo Sagal para dejar sin opciones al meta Kristinsson, después de una precisa asistencia del lateral derecho Óscar Opazo. Al final, el jugador que fue desechado por Rangers y que hoy pertenece a Huachipato, fue el héroe de la jornada

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 16 de Enero 2017

Fue el último convocado de la lista del técnico de la selección chilena Juan Antonio Pizzi de cara a la China Cup después de algunas deserciones por lesión. Pero eso poco le importó al talquino Ángelo Sagal, quien tomó sus maletas y se trasladó hasta Santiago para sumarse a la Roja en los trabajos previos a este certamen.

Al final, el jugador que fue desechado por Rangers y que hoy pertenece a Huachipato, fue considerado en el equipo titular en lo que fue la final de la Copa de China. Y el maulino le respondió a “Macanudo” ya que 65 minutos le bastaron para convencer al estratega y a todo Chile, considerando que un alto número de chilenos madrugó para ver por televisión la definición por el título frente a Islandia. Por otra parte, las ofertas le llueven al maulino, pues lo quieren los equipos “grandes” de Chile y varios elencos del exterior.

 

GOL

En los 18 minutos apareció la cabeza del futbolista nacido y criado en la Población Independencia para dejar sin opciones al meta Kristinsson, después de una precisa asistencia del lateral derecho Óscar Opazo, quien permanentemente pisó campo contrario.

Esa única conquista le sirvió a la escuadra nacional para alzar el máximo trofeo de este cuadrangular en el que también se dio cita Croacia y los dueños de casa. Los chinos fueron terceros y los croatas cuartos.

 

SEGUNDA

En la segunda mitad los dos equipos parecieron conformes con el marcador dejado tras los primeros 45 minutos, y el juego chileno perdió intensidad, con muchas menos oportunidades de gol, aunque Eduardo Vargas tuvo el segundo con un derechazo, obligando al guardameta islandés a estirarse y efectuar una gran tapada.

Guillermo Maripán fue otro que lo intentó de cabeza, y antes Valencia de tiro libre, creando el de Palestino siempre mucho peligro para Kristinsson en sus jugadas a balón parado.

La victoria da a Chile el honor de ser el primer campeón de la China Cup, un torneo oficial FIFA que organiza y financia el conglomerado empresarial chino Wanda, desde 2016 uno de los patrocinadores oficiales de los Mundiales.

La ausencia de la mayoría de los fijos de la Roja en este torneo hace difícil sacar conclusiones para lo que viene en una selección que afronta pronto complicados duelos con Argentina y Venezuela en los próximos compromisos del clasificatorio para Rusia 2018, aunque jugadores como Opazo, Valencia o Maripán en distintas líneas dejaron buena imagen.

La China Cup es un torneo menor pero puede servir de guinda al mejor momento histórico de la selección chilena, que en 2015 y 2016, con sus dos Copas América, inauguró su historial internacional, en el que ahora puede presumir con un tercer trofeo.

Volver

Comentarios