Sábado, 17 de Noviembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos nubosos con lluvia debil
Fue una presentación histórica

Talquino rememoró lo que fue su doble corona mundial

En el Parque Ibirapuera de Sao Paulo se desarrolló el campeonato planetario realizado por la asociación de Jiu Jitsu Brasilero. En ese escenario, Pablo Curaz, tuvo una actuación notable para terminar festejando en el área de combate

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 14 de Julio 2017

Si conseguir un título mundial es complejo en cualquier disciplina deportiva, hacerlo con un doblete es más que significativo y valorable. Es lo que fue capaz de realizar el talquino Pablo Curaz, quien en el Mundial de Jiu Jitsu Brasilero conquistó nuevamente la medalla de oro.

Ya en 2016 había alcanzado este logro en tierras brasileñas y ahora repitió esa actuación para quedar en la historia grande de este arte suave, que en Talca y el Maule va creciendo y ganando su espacio en la agenda deportiva, donde Rodrigo Bravo, más conocido como Rodrigao ha tenido mucho que ver en cuanto a la masificación.

De hecho, Bravo es el entrenador de Curaz, quien en dos diferentes cinturones se dio el gusto de dejar el nombre de Chile en lo más alto del podio.

 

REPERCUSIONES

En el Parque  Ibirapuera de Sao Paulo se desarrolló el campeonato mundial realizado por la asociación CBJJE Brasilera. En ese escenario, el deportista talquino tuvo una actuación notable para terminar festejando al vencer en la final  al brasileño Francisco Gerivam de la Academia Lottus Club.

“Ser bicampeón del mundo es algo increíble y único. Gané dos campeonatos consecutivos en diferentes cinturones. Brasil es la cuna del jiu jitsu y ahí demostré mis condiciones. Es algo indescriptible, cuesta describir lo sucedido, de cumplir un objetivo que pensábamos inalcanzable. Lo que sí siempre teníamos  la certeza que estábamos por buen camino”, indicó Pablo Curaz, quien lleva entrenando de manera consecutiva cerca de dos años, aunque siempre ha estado ligado a las artes marciales y al deporte desde muy joven.

Incluso practicó con el fallecido sensei Cristian “Gorila” Martínez, impulsor de las artes marciales mixtas en Chile.

Apodado “Motor V8”, cuenta desde Brasil, por su entrega que tiene en el área de lucha, el exponente de la capital regional del Maule acotó que para alcanzar la medalla de oro “se buscó una lucha inteligente, contra un exponente brasilero de gran nivel para unificar el título de la categoría master 4, cinturón azul”.

RECETA

¿Cuál es la receta del éxito?

“La receta para conseguir estos logros es entrenar muy duro y al pie de la letra. Nosotros con Rodrigo Bravo proyectamos una meta para el Mundial en la cual entrenamos durante ocho meses silenciosamente la parte física y técnica, porque teníamos la convicción de poder lograr algo único para Chile, un bicampeonato. Iba preparado para luchar hasta cinco luchas, igual que las categorías adultas, menos mal se nos dio todo”.

¿Qué mensaje le entregaría a los deportistas que se inician en esta disciplina?

“Si toman la decisión de entrenar y participar en campeonatos de nivel mundial significa que deben entregar todo en el entrenamiento y no dejar nada al azar, eso acá no cuenta. La suerte no es para este tipo de deportes, lo único que te puede llevar a la gloria es la disciplina, entrenar y mantener la convicción de poder lograr la meta deseada. La parte mental juega un papel preponderante en el minuto de los combates”.

Pablo Curaz se mostró feliz con su desempeño, pero también agradeció a todos sus cercanos por el apoyo brindado. “Le doy gracias a mi señora, a mis hijas, a mi nieto, a mi familia, a mis amigos y a mi profesor Rodrigo Bravo. Esto es para toda la gente que me conoce, porque este triunfo es para Chile y toda su gente. La sencillez es algo fundamental en la vida y quiero compartir mis logros con todo mi país”.

 

VALORAR

Por su parte, Rodrigao no se cansó en valorar lo que realizó su pupilo, indicando que esto es fruto de “mucha dedicación y constancia. Se consigue con un trabajo serio en lo físico, en lo técnico y en la marcialidad”.

A la hora de hacer un balance por el nivel en la zona, Bravo sostuvo: “El jiu jitsu brasilero en Talca hoy en día, gracias a mi perseverancia de ya casi 14 años, ha ido posicionándose, ha sido complejo. Lo bueno es que en la actualidad se puede decir que tenemos un nombre a nivel nacional e internacional”. 

Tras esta presentación, las siguientes metas que tienen los talquinos, como escuela, son algunas competencias nacionales, donde destaca el torneo denominado “Open Sur Chile”, el que se desarrollará en Talca durante el mes de agosto. Luego de eso los exponentes locales se abocarán al Sudamericano a ejecutarse en Sao Paulo y al Open de Buenos Aires.

 

Otros

representantes

 

Dentro de la comitiva talquina que viajó hasta Brasil también destacó los realizado por otros dos créditos locales, porque Felipe Sanderson consiguió el tercer lugar en la categoría blanco súper pesado master1, mientras que Ignacio Bustos, en la serie blanco pesado master 2, también se quedó con la medalla de bronce.

 

Félix Ruiz

Volver

Comentarios