Domingo, 18 de Noviembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos nubosos con lluvia debil
Se perfilan como grandes promesas

Tenistas talquinos se proyectan a ser el recambio generacional del país

De la mano del reconocido entrenador de la capital regional del Maule, Enrique Seckel, Vicente Muñoz y Francisco Bravo esperan seguir creciendo y adquiriendo la experiencia necesaria para llegar a la elite de este deporte. Deben ir paso a paso para concretar esos sueños que tienen a futuro

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 28 de Mayo 2018

Por estos días Nicolás Jarry es el máximo referente del tenis nacional. El nieto de Jaime Fillol lamentablemente tuvo debut y despedida en el segundo Grand Slam de la temporada, como es el caso de Roland Garros.
Al “Príncipe”, se suma Christian Garín que está volviendo a ganar en confianza y a demostrar que tiene el potencial para estar dentro de los mejores exponentes del planeta, mientras que los doblistas Julio Peralta y Hans Podlipknik superan los 30 años, por lo que nuevamente deben surgir nuevos nombres que se proyecten al alto rendimiento.
Ante tal posibilidad, en Talca está naciendo una nueva camada de créditos, siendo el Club de Tenis de esta ciudad la cuna y donde hacen sus primeras armas, al mando del reconocido entrenador Enrique Seckel, quien es un formador por excelencia y que es palabra autorizada en esta parte del país en relación al deporte blanco.

TALQUINOS
Vicente Muñoz Hermosilla y Francisco Bravo Gutiérrez son dos talquinos con tremenda proyección y que están siendo parte de una serie de torneos, donde se miden con sus pares de otros puntos de Chile.
La competencia es continua durante el año, al igual que los entrenamientos, que deben ser regulares y de alta exigencia, mezclando el tema físico, técnico y psicológico, ya que muchas veces los tenistas tienen el talento y potencial necesario, pero les falla lo otro, por eso, para llegar a ser un deportista connotado deben complementar esos aspectos, los cuales deben ser abarcados desde su formación, tal como lo están realizando estos dos tenistas oriundos de la capital regional del Maule.
Paso a paso deben ir transitando hasta conseguir logros, los que deben ser una motivación para continuar por esa misma senda, siempre enfocada en sumar triunfos y más triunfos a su carrera deportiva.
“Mi experiencia es en general a nivel nacional e internacional. Siempre he tenido jugadores de 12 y 14 años. Daniela Seguel trabajó conmigo entre los 11 y 13 años, lo mismo que Bastián Malla y ahora están actuando en el circuito ATP. Mi misión en Talca es sacar nuevos tenistas para el país, que pueden ser el recambio. Por eso ahora estamos en eso”, comentó “Quique” Seckel.
Consultado por el rendimiento de Vicente Muñoz y Francisco Bravo, el estratega indicó: “Vicente debería estar el próximo año entre los tres mejores de Chile y peleando el Sudamericano de 12 años y Francisco va por buen camino. Son dos jugadores que tiene un juego de mucha fuerza y velocidad. Están dentro de los 30 mejores en este primer año de trabajo acá en Talca y el 2019 pretendemos estar luchando entre los mejores seis de Chile”.
Según este formador talquino, la receta para llegar a la elite del tenis mundial es “la disciplina, la constancia y la perseverancia, porque es un deporte muy difícil. Hay muchas posibilidades para estos menores, así que la idea es que varios exponentes locales se vayan a Estados Unidos para trabajar con todas las condiciones”.
Ante esta postura, Vicente y Francisco dialogaron con Centro Deportes para contar un poco de sus vidas deportivas y todo lo complejo que es ser un deportista en Talca, la región y el país.

INICIOS
Consultado Vicente por sus comienzos, señaló: “Me inicié en este deporte a los seis años, cuando participé en el taller de tenis en el Colegio Montessori. Inicialmente la elección de este taller fue solo como para cumplir con los requerimientos de las actividades extra-programáticas, ya que no conocía mayormente este deporte. Pero con el tiempo y con la motivación de mis profesores, no solo me gustó sino que además empecé a participar activamente del taller y posteriormente pasé a formar parte de la selección de tenis”.
Mientras que en cuanto a su presente momento, el menor de 11 años, dijo: “ Actualmente practico este deporte de manera competitiva, donde mi gran red de apoyo lo constituye en primer lugar mi familia, mi entrenador (Enrique Seckel), todos mis compañeros, personal y directivos del Club de Tenis de Talca y especialmente mi colegio, que a través de sus profesores, compañeros y la directora, la señora Carmen Mella, me brindan la posibilidad de compatibilizar la práctica de este deporte, a nivel competitivo, con las responsabilidades escolares”.
Por su parte, Francisco Bravo, acotó que sus “inicios fueron en primero básico en el Colegio Montessori, entrenando con el profesor Jaime Guajardo en un taller y dos años más tarde me invitó a participar de la selección. A fines del año 2016 y, después de no entender que pasaba conmigo, porque siempre perdía, llegó el profesor Enrique Seckel”.
Como este entrenador tiene una gran fama de formador, los padres de este tenista de 12 años pidieron una reunión. “Me puso en cancha, me probó, y me dijo: “tienes una fuerza distinta a los niños de tú edad en ese derecho”. Desde ese día no nos hemos separado más, llevamos casi dos años trabajando juntos, sin vacaciones. El primer verano fue muy duro, vivía lejos del Club de Tenis y entrenaba en doble jornada, así que el club fue mi casa ese verano. Me calentaban el almuerzo que traía de la casa y muchas veces dormía siesta en unos sillones. El cuerpo no me daba, pero había que aprovechar el tiempo”, indicó quien ve como referente a Fernando González por su potente derecho que quiere igualar.

TEMPORADA
Para Vicente Muñoz, esta temporada “está recién en desarrollo. Hasta el momento el balance es positivo, ya que estoy en una etapa de adaptación al circuito federado de menores, compitiendo con jugadores de poderosos clubes de Santiago, donde la inversión y la apuesta es tremendamente superior a lo que se realiza en regiones. Pero estoy confiado en que podré igualar esas condiciones desde mi ciudad”.
Este maulino, que tiene como ídolo a Roger Federer, espera “ser parte de ese recambio, lo tomo como un desafío. Poder ser un gran tenista es mi sueño. Tengo que mejorar mi concentración y aprender a controlar mejor mi enojo y cuando no me salen bien las cosas”.
Sostuvo que “esta carrera está lleno de sacrificios, muchas veces no puedo ir a cumpleaños o actividades a las que me invitan, porque ando compitiendo. Pero gracias a Dios cuento con mi colegio y mi familia que me apoyan siempre y puedo hacer lo que más me gusta, jugar tenis sin despreocuparme de mis obligaciones escolares. Ojalá poder contar con ayuda de empresas privadas o de las autoridades para poder seguir luchando por mis metas y defendiendo a mi región”.

OBJETIVOS
Los objetivos son en grande para ambos deportistas. Según Francisco Bravo, “mi objetivo, a corto plazo, es poder representar a Chile en los Sudamericanos sub- 14 y sub- 16, para lo cual necesito viajar a muchos torneos para tener puntaje en el ránking nacional, porque a los Sudamericanos van los tres primeros puntajes de cada categoría. O sea, viajar a Santiago, donde se juega todos los fines de semana, después de eso y ya a más a largo plazo, poder comenzar a trabajar mi carrera profesional. Deseo con todo mi corazón llegar a ser un tenista profesional”.
Para eso deberán mantener este plan de trabajo riguroso, con entrenamientos diarios y con la convicción de sumarse a una serie de certámenes. Aunque para eso deben tener el financiamiento, lo que siempre es un obstáculo más para estos deportistas que se la juegan en la cancha representando a una ciudad, una región y un país, así que es el momento para que los privados puedan apoyar a exponentes con tremendo talento y condiciones.
Eso será fundamental para poder contar en Chile con nuevos nombres y que puedan devolver al país al sitial que merece en Copa Davis y con créditos locales en las primeras planas por ser los monarcas en el circuito ATP.
Es el anhelo de Vicente Muñoz y Francisco Bravo, quienes desde la capital regional del Maule están ajustando sus golpes para poder estar dentro de la elite del tenis nacional.

Félix Ruiz

Volver

Comentarios