Martes, 25 de Junio de 2019
Empresa que lo auspiciaba se las pidió

Triatleta maulino que se perdió Mundial por falta de recursos ahora quedó sin bicicletas

Los resultados de Marcelo Troncoso están a la vista. A pesar de eso, las dificultades han sido variadas para este exponente de San Javier, que llegó a ser el número 1 en el ránking All world athlete de la franquicia Ironman, tras una exitosa pasada a nivel internacional, donde consiguió el primer lugar en el Ironman Kazajistán AG y el cuarto puesto en el Challenge Roth Alemania AG

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 26 de Noviembre 2018

Faltarían conceptos y adjetivos para describir o calificar todo lo que ha luchado Marcelo Romario Troncoso Silva para ser en la actualidad uno de los mejores exponentes nacionales del triatlón, con resultados a nivel nacional e internacional.
Hoy por hoy, el deportista oriundo de Bobadilla, comuna de San Javier, ha evidenciado un gran progreso, lo cual lo ha demostrado en las distintas competencias que se ha dado cita. Llegó a ser el número 1 en el ránking All world athlete de la franquicia Ironman (categoría gold), tras una exitosa pasada por Asia y Europa, donde consiguió el primer lugar en el Ironman Kazajistán AG y el cuarto puesto en el Challenge Roth Alemania AG, motivo por el que clasificó, de forma directa, al campeonato Mundial de Ironman 70.3 en Sudáfrica, al cual no pudo asistir debido a la falta de financiamiento.
“Eso me hizo dudar sobre mi continuidad en esta disciplina deportiva, pero seguí adelante y volví a correr en Chile en el Ironman 70.3 Coquimbo, donde gané mi categoría y salí segundo en la clasificación general AG. Por eso aseguré mi cupo al Mundial 2019, a desarrollarse en Niza, Francia”, comentó el destacado deportista maulino.
Los resultados están a la vista. A pesar de aquello, las dificultades han sido variadas para este exponente de elite. “Sabía que al no ir al Mundial podía traerme consecuencias y una de ellas es que, pese a cumplir un exitoso 2018, el patrocinador que me facilitaba las bicicletas, por cuestiones de mal momento de la empresa, decidieron que debo entregar mi bicicleta de entrenamiento y la de competencia, quedándome a la deriva, ya que la bicicleta que era de mi propiedad la había vendido antes para poder financiar uno de mis viajes (Ironman 70.3 de Ecuador, donde consiguió un tercer puesto)”, sostuvo.
Parece un cuento de nunca acabar. Un obstáculo a otro para “Romario” en su vida como triatleta.
-¿Cómo ha sido la vida como deportista de alto rendimiento?
“Es muy sacrificado, pero cuando haces las cosas con pasión, de seguro serán más fáciles. Me levanto a las 5.00 horas para entrenar natación. Soy humano y reconozco que me cuesta levantarme, pero cuando ya estoy dentro del agua veo las mejoras y me motivo a seguir adelante. Lo mismo en los otros deportes, cuando me siento cansado. El hecho de querer dedicarse a esto conlleva mucha disciplina, perseverancia y fortaleza mental o lo que yo resumo todo, resilencia”.

- ¿Qué hará ahora que debe entregar las bicicletas?
“No lo sé, esto ha sido muy rápido, tengo un mes para entregarlas y la verdad no sé cómo hacerlo. A pesar de mis buenos resultados hasta hoy, estoy a la deriva y tengo muchas competencias por delante”.

-¿Cómo se proyectas ahora sin ese apoyo?
“El que me patrocinaran con las bicicletas de competencia era espectacular, porque contaba con bicicletas de alta gama, pero siempre estaba el miedo de que me atropellaran. Como en esta oportunidad el patrocinio se acabará, por un tema del mal momento que atraviesa la marca que me promovía las bicicletas, todo se complica”.

-¿A qué apelará en este momento complejo?
“No tengo mucho donde acudir. Lo que puedo hacer es pedir apoyo a alguna empresa privada que me pueda ayudar en esta situación. Tan solo llevo seis meses dedicado al 100% en el deporte con una temporada en Europa fantástica y un 2018 en general de muchos podios. Confío en que eso pueda servir para que crean en mí y en lo que podré lograr si sigo entrenando tal y como ahora, pensando siempre en el Mundial 2019 al que ya estoy clasificado”.

- ¿Qué tal el nivel actual en Chile?
“Chile ha crecido mucho los últimos años, Somos la selección que más lleva gente a los mundiales 70.3, tenemos grandes embajadores cómo Bárbara Riveros, segunda en el mundial ITU de larga distancia. Y claro el gran Cristian Bustos y todo su palmarés. El hecho que las competencias en Pucón y ahora Coquimbo, ambas franquicias Ironman, estén siendo televisadas motiva mucho a que tanto niños y adultos se motiven a hacer triatlón”.

-¿Por qué no ha podido ser seleccionado chileno?
“La selección o Team Chile es para la distancia olímpica. La larga distancia, por ahora, no tiene cabida ahí, pero si representamos a Chile cada vez que compites un campeonato mundial, Ironman 70.3 o 140.6, ya que son competencias donde debes primero clasificar y luego correr por tu país, así cómo algún día, el gran Cristian Bustos, a quién admiro mucho, fue segundo en el mundial de Kona Hawaii”.


-¿En qué momento de su carrera se encuentra?
“Después de estar tres meses en Europa, aprendí mucho y me di cuenta que debía hacer algunos cambios, los que me ha llevado a una performance muy buena. Cada entrenamiento lo comparo día a día y mi cuerpo responde excelente a las altas cargas de entrenamiento y lo seguido de las competiciones. A pesar de tener un 2018 brillante con podios muy importantes, sé que mi mejor momento no es, aún queda mucho por demostrar y mejorar. En este deporte recién alcanzas tú pick sobre los 30 y yo recién cumplí 24 años”.

-¿Qué tipo de entrenamientos tienes hoy?
“Estoy haciendo la base para las competencias. Por ejemplo, los martes hago unos 3.500 o 4.000 metros de natación en la mañana, al mediodía 20-24 kms. de trote aeróbico y por la tarde ciclismo regenerativo y cuándo me toca entrenar ciclismo las sesiones casi siempre superan los 100 kms. De por medio hay series, trabajos de fuerza. Entreno todos los días, porque aprendí y me acomoda hacer recuperación activa a estar un día completo off”.

FUTURO
El futuro no es muy alentador para Marcelo Troncoso Silva, teniendo en cuenta que se le están truncando sus objetivos trazados a sus 24 años, que lo hacen ser uno de los grandes proyectos nacionales en esta complicada disciplina que mezcla el nado, bicicleta y trote.
Si bien son variadas las dificultades, espera conseguir recursos para cumplir esas metas. “Necesito más que nunca ayuda para poder continuar en el triatlón. Para quienes quieran comunicarse conmigo lo puedes hacer a través de las redes sociales: Instagram: marce.ts, Facebook/ Marcelo Troncoso Silva, mail: marcelo.troncoso.sva@gmail.com o número celular: +56986584791”.
Un deportista de excelencia, que podría seguir cosechando logros, anhela tener las herramientas mínimas para competir en las grandes lides.

Volver