Domingo, 23 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos Nubosos
Este miércoles en Chicago

Un sólido y contundente Chile espera a Colombia

Con un incontestable 7-0, el actual campeón continental le dijo al Tri y a todos, que está presente y más vivo que nunca. Todo lo que se le había venido reclamando desde el inicio del torneo lo sacó a relucir en ese encuentro que jugó de forma impecable y perfecta, mientras que México lució débil y no le salió nada

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 20 de Junio 2016

Fue una marea roja la que inundó el sábado el estadio Levi’s de Santa Clara (Estados Unidos). Chile dio una cátedra de fútbol, mostró que va de menos a más en la Copa América Centenario -tras comenzar perdiendo con Argentina- y aplastó sin piedad a México, uno de los mejores equipos de la fase de grupos.

Con un incontestable 7-0, el actual campeón continental le dijo al Tri y a todos que está presente y más vivo que nunca.

Todo lo que se le había venido reclamando desde el inicio del torneo lo sacó a relucir en ese encuentro que jugó de forma impecable y perfecta, mientras que México lució débil y no le salió nada.

Las pocas veces que el equipo mexicano se atrevió a atacar siempre fue neutralizado. Incluso, el tridente de terror para los rivales que conforman Alexis Sánchez, Eduardo Vargas y Edson Puch, eran los primeros defensas del equipo de Juan Antonio Pizzi.

Vargas, insaciable, anotó cuatro goles y de paso se encaramó en la cima de la clasificación de goleadores del certamen con seis dianas y mira por el retrovisor a Lionel Messi, que lleva cuatro.

“Primera vez que marco cuatro goles por la Selección. Estoy muy contento por llevarnos el triunfo y clasificar a semifinales. Quiero dedicar esto a mi mamá y a mi familia. No comenzamos muy bien y creo que partido a partido fuimos retomando la confianza y el ritmo que tuvimos en la Copa América pasada”, dijo “Turboman”.

Además, “Edu” sostuvo: “Desde que inició la Copa todos saben que somos los campeones y ahora quedó demostrado ante un rival fuerte como México”.

 

EQUIPOS

México y Chile eran dos de los equipos llamados a ser protagonistas, y ambos elencos apostaban a una vocación ofensiva que hacía presagiar un cerrado choque de cuartos de final.

Pero Chile tomó las riendas desde el pitazo inicial, con una idea que le ha funcionado desde hace un tiempo cuando lo dirigía Jorge Sampaoli y a la que le ha dado continuidad Pizzi: salida desde el fondo por abajo, con Arturo Vidal como eje en el medio que sirve de enlace a sus hombres de arriba.

En un partido en que se creía que México iba a poner a prueba a la Roja, fue ésta la que sacó a relucir el ramillete de opciones que tiene para imponerse a cualquiera.

Dio una clase de buen fútbol, practicidad y verticalidad que dejó fríos a los once mexicanos que estaban en la cancha del estadio Levi’s y a los más de setenta mil espectadores en las gradas.

Vargas y Sánchez encontraron en Puch al mejor socio para conformar un tridente de miedo que terminó con el sueño de “América para los mexicanos”, la etiqueta del Tri en su cuenta oficial de Twitter.

 

DATOS

Puch y Vargas anotaron los dos primeros goles con los que Chile se fue al descanso y nadie se podía imaginar lo que vendría después.

En el segundo tiempo se vio el mejor juego de Chile en mucho tiempo. En diez minutos, marcó tres más y sentenció el encuentro con un sorpresivo 5-0. Después, Vargas remató al cuadro azteca con el sexto tanto.

Y cuando restaban escasos momentos para el final, apareció nuevamente Puch para finiquitar una jugada iniciada por Sánchez y cerrar el contundente 7-0.

Las únicas malas noticias para los chilenos fueron la amarilla que vio Arturo Vidal y que le impedirá jugar la semifinal el miércoles en Chicago, y la lesión de Marcelo Díaz.

El Soldier Field lo espera ahora, con Colombia como su próximo obstáculo en su sueño de volver a levantar la Copa. El campeón está vivo y quiere repetir.

Volver

Comentarios