Martes, 19 de Junio de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos Nubosos
34,1 % en el Maule, superando el promedio nacional de 30,0 %

Alta informalidad laboral provoca controversias en la economía local

Aunque el crecimiento del empleo continúa al alza, la gran mayoría de las ocupaciones no permiten a los trabajadores el acceso a mejores condiciones de vida.

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 04 de Marzo 2018

TALCA.- Sorpresa causó el indicador sobre informalidad laboral elaborado por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), el cual reveló que durante el último trimestre móvil -noviembre 2017 y enero de 2018- un 34,1 % (174 mil 390) de las personas ocupadas se desempeña bajo estas condiciones en la Región del Maule.


Contextualizando, básicamente los ocupados informales corresponden a los trabajadores dependientes que no tienen seguridad social (salud o AFP) e independientes (emprendedores) sin registro ante el Servicio de Impuestos Internos (SII).
Recientemente, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) presentó su informe anual sobre “Perspectivas sociales y del empleo en el mundo”, donde se intenta predecir las tendencias de 2018, en materia de empleo y condiciones laborales.
El documento, partiendo de cómo ha terminado el año anterior, no presenta un panorama muy esperanzador. El motivo es que se calcula que mil 400 millones de trabajadores tenían un empleo durante 2017, pero de tipo vulnerable.
Según los expertos de la OIT, esta situación supone que tres de cada cuatro trabajadores se ven afectados por las consecuencias de esta informalidad, especialmente, en los países en desarrollo, aunque también es una práctica cada vez más extendida en las grandes economías.

 

IMPACTO
ECONÓMICO
Guillermo Riquelme, académico e investigador del Centro de Estudios y Gestión Social de la Universidad Autónoma, explicó que la informalidad no es tajantemente buena o mala para la economía, en general, pero claramente tiene aspectos positivos y negativos.
“El trabajo informal es muy precario, no se protege la salud, la seguridad ni la pensión de vejez de los trabajadores; aunque lo positivo es que muchos empleos se han creado en Chile en el contexto de la informalidad, y han permitido a muchas familias sustentar económicamente su hogar. Si no hubiera trabajo informal, la tasa de desempleo en Chile sería más del doble de lo que es actualmente”, dijo.

 

COMPARACIÓN
INTERNACIONAL
Por su parte, el economista Rodrigo Saens sostuvo que el nivel de informalidad laboral existente en la Región del Maule y en Chile es comparable con el que se observa en países emergentes, como Sudáfrica (30 %) o Turquía (33 %).


“También se compara muy favorablemente con los niveles de informalidad laboral observados en otros países latinoamericanos, como Ecuador (40 %) o Perú (74 %). Al compararse con países desarrollados, sin embargo, el 34 % de informalidad en el mercado laboral de nuestra región se ubica muy por sobre países como Alemania, Francia o Noruega, los que tienen una tasa de informalidad promedio de solo un 10 %”, afirmó el economista.
Agregó que “el problema es que en este tipo de trabajos, al ser menos estables que los empleos formales, se invierte menos tanto en capacitación como en experiencia, factores determinantes de la productividad laboral. Así, en general, el trabajo informal, además de ser más precario, es menos productivo que el de un puesto de trabajo formal”.

 

ÁREA AGRÍCOLA
Por último, ambos economistas coincidieron en explicar que este escenario de informalidad está relacionado con la realidad regional del Maule, zona por excelencia agrícola, es decir, con empleos temporales durante el año.
“Mucha gente que trabaja en los campos de nuestra región lo hace sin contrato de trabajo, por tanto, entran en este porcentaje de la informalidad; por ende se genera una controversia de empleo y precariedad laboral, lo que sin duda perdurará por varios años”, comentó Riquelme.

María Paz Yáñez

Volver

Comentarios