Viernes, 21 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos Nubosos
150 mil maulinos cobran el mínimo

Aumento del salario mínimo: ¿más sueldo y menos empleos?

El aumento del salario mínimo, pudiera hacer sucumbir a las micro y pequeñas empresas, las cuales representan el 97,4 por ciento del sector en la región.

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 19 de Julio 2018

TALCA.- El debate entre la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) y el Gobierno sobre hasta dónde debe ascender el salario mínimo aun es tema en discusión por autoridades y representantes gremiales, quienes debían haber llegado a un acuerdo el pasado 1 de julio, sin embargo, aún la decisión está estancada por diferentes motivos.


Mientras que la CUT sostiene que el monto propuesto es lo que mantendrá fuera del umbral de la pobreza a un núcleo familiar de 4 integrantes, Hacienda y el ministerio de Trabajo sostienen que son las pequeñas empresas las que deberán asumir esta alza en el salario mínimo de todos los chilenos, lo que pudiera provocar la zozobra de muchas de estas empresas o el aumento del desempleo y la informalidad en pos de mantenerse en un punto de liquidez.

 

EL MÍNIMO
O MENOS
En el caso particular de la Región del Maule, según Encuesta Suplementaria de Ingresos 2017 un 30% del total de trabajadores perciben el salario mínimo, lo que corresponde a 150.000 personas, asociado a empleos no calificados, sumado a la baja productividad, indicadores que nos ubican en la retaguardia a nivel de país, según la economista Paulina Campos.
A esto se suma que, según los cómputos de la Superintendencia de Pensiones, más de 76 mil personas ostentan sueldos por debajo del mínimo en la región, debido a contrataciones a tiempo parcial, hecho que agrava la situación antes mencionada, según explicó el profesor de la Universidad Autónoma, Guillermo Riquelme.


El académico universitario asegura que, según el Servicio de Impuestos Internos, en la región el 97,8 por ciento de la estructura empresarial son micro y pequeñas empresas, 1,6 representa a las medianas y solo el 0,6 catalogadas como grandes, por tanto, el aumento del salario mínimo afectará a la gran mayoría del sector empresarial en nuestra región, provocando que las empresas pequeñas no puedan contratar formalmente, incrementándose la informalidad en la región.
La también profesora universitaria Paulina Campos aseveró que, si bien la ley puede obligar al empleador a pagar un salario mínimo a todo trabajador que contrata, no se le puede obligar a contratar un número predeterminado de trabajadores, tampoco a redistribuir sus utilidades, indicador resultante de la productividad de estos.

 

ENTRE MAYOR
SALARIO Y MENOR EMPLEABILIDAD
La especialista afirma que los salarios están decaidos debido a que la productividad de la mano de obra es baja, sobre todo la poco calificada y con poca experiencia (los que típicamente ganan en torno al mínimo y trabajan en las PYME). Siendo así, mientras más se eleva el salario mínimo, menor es la contratación, dado se deja de contratar a trabajadores cuyo costo excede a la ganancia del empleador. Se plantea entonces, una disyuntiva entre mayor salario y menor empleo.
Su colega y líder de opinión confirmó que las micro empresas contemplan hasta 5 trabajadores, mientras que las pequeñas entidades empresariales están conformadas hasta por 15 contratados, lo que los ratifica como emprendimientos pequeños.


Campos asegura que la región es la más expuesta al impacto de un salario mínimo, sobre sus niveles de desempleo y calidad del empleo.


En un escenario de crecimiento económico medianamente auspicioso, sería tal vez recomendable instalar la discusión en mecanismos para mejorar la productividad del trabajo en la región, y distribuir la utilidad de manera más equitativa entre todos los segmentos o eslabones de la cadena de valor global de todos los sectores económicos, más aún en la cadena de valor global de productos agrícolas.
A razón del criterio de Riquelme, un alza en el salario acorde a la realidad y tiempos que vivimos pudiera ser de unos 292 mil 690 pesos aproximadamente, luego de computar el promedio de un 4 por ciento de inflación y una productividad que alterna en un 2 por ciento.


Michel Hechavarria

Volver

Comentarios