Sábado, 16 de Diciembre de 2017
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos Nubosos
Según economistas locales

Baja actividad económica hipoteca proyecciones 2017

Rodrigo Saens y Guillermo Riquelme analizaron las razones y alcances del bajo 1,6% de crecimiento del año pasado, que destacó en el Informe de Cuentas Nacionales del Banco Central de Chile

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 21 de Marzo 2017

 

TALCA.- Un crecimiento de la actividad económica de solo un 1,6% durante el 2016, fue uno de los resultados más relevantes que ayer dio a conocer el Banco Central de Chile, en el marco de su Informe de Cuentas Nacionales.

El doctor en Economía, Rodrigo Saens, expresó que el resultado más importante de este informe es que confirma, una vez más, que el desempeño de la economía chilena el año pasado fue de más a menos, ya que partió el primer trimestre con un crecimiento en el Producto Interno Bruto (PIB) de un 2,5% y terminó el cuarto con un 0,5%.

En este contexto, el académico de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad de Talca resaltó que “la economía chilena, aunque sana, se encuentra hoy prácticamente frenada”.

Al respecto, el economista Dr. Guillermo Riquelme añadió que el Maule no escapó a esa dinámica, pues “en esta región el último trimestre del año también fue el más débil, con un decrecimiento de un 6,2%”.

El investigador del Centro de Estudios y Gestión Social (Ceges), de la Universidad Autónoma de Chile, agregó que “con este informe de Cuentas Nacionales y el IPOM de diciembre de 2016, se estima que el potencial de crecimiento país para el 2017 se sitúa en torno a un 3%. No obstante, en términos efectivos, el crecimiento económico de Chile estará muy por debajo de esa cifra, bordeando el 2%”, proyectó.

 

RAZONES

Riquelme explicó que el potencial de crecimiento de Chile se ha mermado fundamentalmente por la caída de la inversión de los últimos tres años. Y mencionó que “es sabido que la inversión requiere de un tiempo mayor, en espera de la reactivación del consumo que, lamentablemente, muestra débiles señales de recuperación”.

Es por ello, que sostuvo que “dada la persistente caída de la inversión, la recuperación económica a nivel nacional se podría postergar, incluso, hasta recién el segundo semestre de 2018”.

En este contexto, el docente de la U. Autónoma dijo que la variable que más afectó negativamente la demanda interna fue la caída de la inversión, medida a través de la Formación Bruta de Capital Fijo (FBCF), la que “decreció el 2016 un 0,8%, acumulando tres años consecutivos de contracción, situación que no se apreciaba desde hace 40 años”.

En esta línea, Saens precisó que “lo más preocupante sin duda es la caída en la inversión o formación bruta de capital. Es evidente que esta baja hipoteca nuestras posibilidades de crecimiento futuro”.

Además, acotó que “para reactivar la economía, en forma sana y permanente, es imprescindible reactivar primero la inversión. Y eso se logra con un cambio de rumbo en la conducción, con un paquete de medidas de política que hagan volver la confianza de los inversionistas”, subrayó.

En cuanto a las causas de la caída en la inversión, especialmente en el sector no minero, el economista de la U. de Talca argumentó que son más de carácter interno que externo. “Dicen relación con el abrupto deterioro en las expectativas que ha generado en el mundo empresarial el paquete de reformas impulsadas por el Gobierno, en especial la tributaria y la laboral, las que generaron un clima de negocios poco amigable con el emprendimiento, la inversión y el empleo. Sin confianza en el futuro, no hay inversión, y sin inversión no hay crecimiento”, enfatizó.

María Isabel Triviño

 

Volver

Comentarios