Domingo, 19 de Agosto de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Despejado
Según estudio Mercer, 68% de las personas espera no jubilarse

Bajas pensiones obligan a adultos mayores a insertarse en mercado laboral informal

El fondo permite obtener pensiones equivalentes a un tercio del salario en edad activa. En el Maule en 2016, el salario promedio fue de $276 mil

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 31 de Enero 2018

Apreciar a un adulto mayor, en plenos años dorados, aun laborando, ya es habitual. Aunque el deber sería que disfrutasen del “júbilo” de dicha edad, lo percibido por concepto de pensión de jubilación no lo permite; realidad que genera efectos sobre el colectivo.
Aunque la persona cumpla la edad legal para jubilarse, no desea dejar de trabajar, puesto que sus ingresos se reducen a un tercio de lo obtenido en edad activa y el joven, dadas las condiciones, no confía en el sistema previsional y se limita en el ahorro en este esquema.
El ambiente anteriormente descrito se ve confirmado con el estudio internacional de Mercer, Healthy, Wealthy and Work-Wise: The New Imperatives for Financial Security”, el cual aborda la realidad de doce países y refiere que 68% de las personas espera no jubilarse y seguir trabajando en el oficio habitual o en una actividad quizás menos demandante.
Al respecto fue consultado el sociólogo Marcelo Pinochet, académico de la Universidad Católica del Maule (UCM), quien refirió que este panorama de ingresos es reflejo de las desigualdades que se han asentado en la modernización económica.
“Se mantiene un alto nivel de desigualdad de ingresos durante la vida activa de las personas y esos reflejos los vemos al jubilare”, contó el sociólogo, quien aclaró que seguir trabajando en edad de jubilación no es una opción sino necesidad.
Detalló que docentes que prestaron servicios durante 35 años, perciben pensiones que oscilan los $135 mil y $150 mil.
Al verse mermados los ingresos continúan trabajando a propósito de seguir financiado su casa, alimentación y salud, básicamente. En la mayoría de casos se insertan en el mercado informal o por cuenta propia, bien sea con un pequeño almacén en su hogar o venta ambulante de churrascas.
Hasta 2016 el promedio de ingresos en la región del Maule era de $276 mil. A la fecha, según monto cotizado promedio, informado por la Superintendencia de Pensiones es de $569.852.
Para Darko Tapia, director regional de trabajo, el escenario anteriormente descrito es una realidad “deplorable”, puesto que luego de haber cotizado, la persona tiene derecho a gozar de una tercera edad digna, lo cual comprende descanso y actividades de esparcimiento. Sin embargo, el sistema no lo permite.
Sobre el grado de informalidad de las labores de la tercera edad, acotó que en la mayoría de los casos son trabajos por cuenta propia, sobre los cuales no tienen alcance.

FENÓMENO SOCIAL
“Hay un miedo presente y malestar al jubilarse”, comentó el sociólogo, quien lamentó que el nicho para este segmento sea el empleo informal.
Faltan entonces condiciones para “devolverle la mano” a quienes dieron su vida a la sociedad.
Pinochet comentó que si los fondos son bajos el Estado debe contribuir para que el ciudadano no pierda calidad de vida.
Tapia subrayó que el interés del Gobierno ha sido introducir reformas en materia previsional, las cuales “lamentablemente no se llevaron a buen puerto“. Sin embargo, reconoció que la ciudadanía demanda cambios que permitan llegar a una tercera edad más justa al momento de jubilación.
Rosmir Sivira

Volver

Comentarios