Jueves, 15 de Noviembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos Nubosos
Con nuevas especies como avellanos y nogales

Catastro Frutícola 2016 mostró la realidad del Maule

Sobre la encuesta que ubica a esta región en el segundo lugar después de O’Higgins, el ministro de Agricultura valoró que estos datos “muestran que tenemos una agricultura sana, que seguirá siendo uno de los pilares del desarrollo de Chile”

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 22 de Agosto 2016

TALCA.-La incorporación de nuevas especies, como avellanos y nogales, y un incremento de la superficie plantada que supera las 4.500 hectáreas desde 2013 a este año, fueron dos de las principales conclusiones que arrojó el Catastro Frutícola de la región del Maule 2016. El documento, que cuenta con información recabada este año, fue presentado en una ceremonia encabezada por el ministro de Agricultura, Carlos Furche.

Juan Pablo López, director ejecutivo del el Centro de Información de Recursos Naturales (Ciren), que elaboró el estudio financiado por la Oficina de Estudios y Políticas Agrarias (Odepa) del ministerio de Agricultura. Este año, la encuesta se realizó en el Maule, pero también en otras siete regiones: Arica y Parinacota, Tarapacá, Maule, Bío Bío, La Araucanía, Los Ríos, Los Lagos y Aysén.

El personero indicó que una de las regiones que tuvo mayor cantidad de encuestas fue el Maule, con 7.187 cuestionarios aplicados durante tres meses a 6.607 productores y 580 empresas de infraestructura y agroindustria, información que permitió actualizar el catastro del 2013, que contenía datos de ese año y del 2012.

El estudio concluyó que entre 2013 y 2016 la superficie plantada subió un 7,5%, pasando de 61.822 a 66.416 hectáreas (há.) (Ver cuadro 1).  De esta forma, el Maule se mantiene en el segundo lugar en este ámbito, que es liderado por la región de O´Higgins, con 77.303 hectáreas plantadas.

López agregó que el Maule produce “el 30% de las frutas del país, mientras que O’Higgins representa el 40% y otras regiones tienen porcentajes menores”.

Asimismo, el personero comentó que “la provincia más frutícola, por esencia, es Curicó y parte de la de Talca. Pero el catastro también nos mostró un fuerte incremento en este ámbito en Linares, que creció un 15,5%”.

Acotó que ello está dado “por la fuerte introducción de nuevas especies (ver cuadro 2), como los nogales que crecieron mucho, y los avellanos, que están tomando un ritmo muy importante dada la apertura que tenemos con los mercados europeos”.

 

PROYECCIÓN

El ministro de agricultura señaló que, en términos proporcionales, el Maule muestra un crecimiento menor que otras zonas, “lo que es lógico, considerando que otras regiones se están incorporando recién a la fruticultura. Pero crecer 7,5% en tres años, en una región como esta, es importante y estamos hablando de más de mil hectáreas al año que se incorporan al desarrollo frutícola”. 

Tras señalar que “todos esos datos muestran que tenemos una agricultura sana, que seguirá siendo uno de los pilares del desarrollo de Chile”, dijo que “es una muy buena noticia constatar que la fruticultura en la región se va expandiendo hacia el sur del Maule. Esa era una tarea pendiente”.

Carlos Furche acotó que esta es “una región muy madura en términos frutícolas, pero a pesar de ello los huertos frutales de la región se están expandiendo cerca de mil hectáreas al año de cerezos, avellanos, nogales, que son las especies que crecen más rápidamente. Eso significa una inversión muy significativa que, fácilmente, supera los 20 mil dólares por hectárea, lo que representa un impacto potente sobre el empleo”. Lo anterior, a su juicio, es “un acto de confianza”, ya que quien invierte lo hace “imaginando el desarrollo de su actividad económica para los próximos 20 años”.

 

INVERSIÓN

Claudia Carbonell, directora de la Oficina de Estudios y Políticas Agrarias (Odepa), destacó que esta región es la que tiene la mayor eficiencia técnica respecto de otras regiones frutícolas; vale decir que con la misma cantidad de insumos  productivos es capaz de obtener una mayor producción.

Agregó que el Maule es la que tiene la mayor densidad de árboles por hectárea, un mayor riego tecnificado, más mano de obra disponible por hectárea y dedica la mayor proporción de frutales a la exportación.

“Eso también es un factor de eficiencia productiva, porque consiguen los mejores precios, pero también hay un espacio para la mejora, que tiene que ver con el recambio de variedades y el mejoramiento de huertos”, subrayó.

Carbonell precisó que Odepa usa estos datos para las decisiones públicas, tales como la focalización de programas sanitarios, los instrumentos de fomento, fondos concursables y priorización de proyectos de innovación, entre otros.

Fernando Medina, presidente de la Asociación Agrícola Central, manifestó que “uno de los problemas que hemos tenido es la falta de acceso a información fidedigna y actualizada. Nunca nos habíamos encontrado con un catastro que tuviera como fecha de validación el mismo año, normalmente eran con uno o dos años de desfase”.

Además, enfatizó que “para la toma de decisiones empresariales, es fundamental saber qué terreno estamos pisando, cuántas hectáreas hay plantadas de cada especie y cómo se está desarrollando la competencia dentro del país por la ubicación geográfica”.

 

María Isabel Triviño

 

Volver

Comentarios