Martes, 17 de Julio de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos Nubosos
Imacec generó opiniones diversas entre expertos

Chile tendrá mayor crecimiento siempre que existan mejores expectativas

Sectores construcción, que reportó caída, ni manufacturas, amagan la importancia de la minería en la actividad económica del país

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 08 de Noviembre 2017

TALCA.- Entre la mejora continua y una situación delicada se encuentra la economía chilena.  Así lo consideraron expertos en el área, tras conocer el crecimiento de 1,3% del Indicador Mensual de Actividad Económica (Imacec) de septiembre, comparado con el año anterior.

Arcadio Cerda, decano de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad de Talca (UTalca), sostuvo al respecto que ha habido una mejora en el sector minero durante los últimos meses, lo que ha impulsado la economía. Además, existen expectativas que impactan positivamente en dicha dinámica.

No obstante, el también académico de la misma casa de estudios, Gabriel Pino, aseveró que la expectativa sobre este indicador giraba en torno a 1.5%, por lo que la cifra de crecimiento publicada  “viene a ratificar que aún estamos en una situación delicada donde la incertidumbre interna es la principal causa de la débil actividad económica”.

Rodrigo Saens, economista y docente de UTalca, explicó que si bien el indicador se ubica por debajo lo esperado, la actividad económica en general sigue mostrando leves signos de recuperación, en especial en la minería, sector que creció un 8,5%.

“Incluso considerando el tibio desempeño de un 0,7% en el sector no minero, el tercer trimestre de 2017 cierra con un crecimiento en la actividad económica total de un 2,2%, la cifra más alta desde el primer trimestre de 2016. Yo no hablaría de aceleración económica, como dijo el ministro (de Hacienda) Eyzaguirre, pero sí diría que es una lenta pero esperanzadora recuperación”, expresó    

Bajo su análisis, los sectores construcción ni  manufacturas amagan la importancia del sector minería en la actividad económica chilena. Ambos, junto con el resto del Producto Interno Bruto (PIB) no minero se recuperarán en la medida que la confianza retorne a los inversionistas.

“El retorno de la confianza va depender, además de lo que suceda con el precio internacional del cobre, de cómo se venga la mano en términos de política económica” expuso Saens, quien además acotó que “si el paquete de política económica que implemente el próximo gobierno es visualizado por los hombres de negocios como procrecimiento, la actividad económica y el empleo van a repuntar”.

 En la actual coyuntura, con tasas de interés en todo el mundo muy bajas y con un precio del cobre relativamente alto, el repunte de la inversión, y por tanto de la actividad económica en general, depende solo de un cambio de expectativas.

 

CAÍDA DEL SECTOR CONSTRUCCIÓN

Según datos del Imacec, se expanden actividades como comercio y servicios, pero cae la construcción, lo que acentúa el sentido leve de crecimiento.

Al consultar a Cerda sobre el grado de sensibilidad de la economía chilena, ante el comportamiento negativo de un sector, indicó que el desarrollo de la construcción ha caído derivado del aumento en la compras de 2016, con motivo de la exención pago del Impuesto al Valor Agregado (IVA) en viviendas. Además, “el crecimiento lento que ha tenido Chile ha redundado en que las personas sean más cautelosas para endeudarse”.

Destacó que el limitado consumo a través de vías de financiamiento, puede originarse también por la pérdida de trabajos asalariados, lo que ha incrementado el trabajo más precario o por cuenta propia, además de la inestabilidad laboral. 

Cerda confía que una vez que mejoren las expectativas de los agentes económicos, se recuperará el sector y aumentará la oferta de empleo.

Saens, por su parte, consideró que el sector construcción es “muy sensible a los vaivenes de la economía”.

Como las expectativas económicas, aunque repuntando, aún están muy lejos de ser positivas, la inversión en obras civiles y en vivienda sigue floja. En la medida que la confianza de los agentes económicos mejore, el sector construcción se perfeccionarán sus números.

Para Pino, el país requiere “medidas serias”, a objeto de impulsar su crecimiento económico. Mientras estas no existan, ni se discutan, no se puede esperar una recuperación mayor.

En la medida que se den señales positivas para el desenvolvimiento de los negocios se experimentará un repunte en todos los sectores, especialmente en la construcción, lo cual redundará positivamente en el crecimiento.

 

PRÓXIMO TRIMESTRE

En opinión de Pino, las cifras de crecimiento “son bastante erráticas y probablemente continúen así”.

Razonó como probable que en periodo de elecciones la actividad económica se mantenga cerca de las expectativas, sin variaciones que puedan llamar la atención en miras de una recuperación fuerte o     desaceleración importante.​

Sin embargo, a juicio del decano de la Facultad de Economía y Negocios de la UTalca, se estima que en los próximos meses haya una mejoría en los indicadores de crecimiento, toda vez que la base de comparación del último trimestre de 2016 fue muy débil en este aspecto.  

“El país requiere mayor estabilidad en las políticas económicas para incentivar la inversión, que no ha crecido a las tasas requeridas por el país”, debido a que ha habido énfasis en redistribuir  las riquezas vía endeudamiento, sin generar estas para luego redistribuirlas, reflexionó Cerda.   

El comentario coincidió con lo expuesto por Saens, quien expuso que “los próximos meses van a ser mejores”.

Fundamentado en los indicadores del año anterior, estimó que  el crecimiento en el último trimestre de 2017 será sobre 2,5%, lo que puede resultar en una expansión de la actividad económica anual de 1,5%. 

Si el escenario de recuperación económica se fortalece, el crecimiento económico en 2018 puede ser de al menos un 3%.

 

Rosmir Sivira

Volver

Comentarios