Jueves, 20 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos cubiertos con lluvia debil
Según informe de la SBIF

Chilenas la llevan en ahorro hipotecario e integridad financiera

El superintendente de Bancos e Instituciones Financieras señaló que, “pese a que las mujeres registran menores niveles de morosidad y de cheques protestados que los hombres, y destinan un mayor porcentaje de sus ahorros y deuda al pago de vivienda, ellas acceden a créditos hipotecarios de menores montos que los varones”

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 25 de Julio 2017

TALCA.- Las chilenas poseen el 62,2% de las cuentas de ahorro hipotecario. Ese es uno de  los resultados que arrojó el Informe de Género en el Sistema Financiero, entregado por la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras (SBIF).

El estudio, entregado por el superintendente de esa repartición, Eric Parrado, da cuenta que, al analizar el ahorro hipotecario por género, se aprecia que las mujeres poseen un nivel de ahorro mayor al de los hombres. Por ejemplo, el número de cuentas de ahorro para la vivienda asociadas a mujeres llegaba a 2,8 millones a diciembre de 2016, frente al 1,7 millones de cuentas de hombres.

En tanto, desde la perspectiva del monto acumulado de ahorro, las mujeres nuevamente muestran una ventaja frente a los hombres. Ello, debido a que el informe consigna que, a diciembre de 2016, las mujeres poseen el 64% del total de ahorro acumulado en cuentas de ahorro para la vivienda.

En este contexto, el documento de la SBIF precisa que el 13% de las mujeres cumple el plan de ahorro pactado, mientras que el 12% de las cuentas asociadas a hombres alcanzan la misma meta, diferencia que se acentúa en el tramo de ahorro de más de 48 meses.

De la misma forma, al revisar la brecha de cumplimiento del plan de ahorro a diciembre de 2016, por cada cuenta de hombres que cumplen el plan, 1,7 cuentas de mujeres alcanzan el mismo objetivo.

Es por ello que el informe señala que, “en base a los datos presentados, se puede concluir que la mujer es más intensiva en el uso del producto ahorro para la vivienda, traducido en mayores tasas de cumplimiento de ahorro y mayores montos promedio de ahorro, para todos los plazos”.

 

INTEGRIDAD FINANCIERA

Otro de los ámbitos abordados en el citado estudio de la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras dice relación con la “integridad financiera”.

En esta línea, se indica que “las mujeres sistemáticamente han exhibido indicadores de morosidad y protestos de cheques menores a los de los hombres”, resultados que muestran estabilidad respecto de mediciones anteriores.

Así por ejemplo, los indicadores de deuda vencida y no pagada en la cartera de créditos (préstamos) evidencia un mejor comportamiento de pago por parte de las mujeres”.

Esta tendencia se mantiene en cuanto a la morosidad menor a 90 días, ya que ésta es un 14% mayor en los hombres. Y, pasado este plazo de tres meses, el porcentaje llega a 40%, manteniéndose las brechas durante gran parte del período evaluado.

 “Tanto en número de deudores como en el monto de deuda, para todos los tipos de cartera (comercial, consumo, vivienda), los coeficientes de morosidad de los hombres superan a los de las mujeres”, expresa el informe de Género en el Sistema Financiero de la SBIF.

Erick Parrado concluyó que, “en particular, el informe da cuenta de que pese a que las mujeres registran menores niveles de morosidad y de cheques protestados que los hombres, y destinan un mayor porcentaje de sus ahorros y deuda al pago de vivienda, ellas acceden a créditos hipotecarios de menores montos que los varones”.

 

María Isabel Triviño L.

 

 

RECUADRO

 

A nivel global

El documento consigna que el Foro Económico Mundial efectúa, anualmente, una medición de las brechas de género a nivel global, sobre la base de cuatro dimensiones: participación y oportunidades económicas, participación política, educación y salud.

El 2016, dicha evaluación situó a Chile en el puesto 70 de 144, ubicándose en la media de los países de su mismo grupo de ingreso y de los países de Latinoamérica y el Caribe, ya que obtiene el lugar número 15 de 32.

Asimismo, el informe acota que las positivas evaluaciones en materia de brechas asociadas a salud, educación y “participación política” contrastan con los resultados alcanzados en “participación económica”.

En este último parámetro, nuestro país se ubica en el lugar 119 debido a “aspectos como brechas de salarios e ingresos, participación en la fuerza de trabajo, participación en el segmento de profesionales y técnicos y en altas instancias de decisión económica”.

Además, durante la última década, el país no ha mejorado su posición relativa en el ranking de brechas económicas de género, manteniéndose sobre el lugar número 100 desde 2007 y sobre el 110 desde 2012.

Volver

Comentarios