Viernes, 16 de Noviembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos nubosos con lluvia debil
Ajustada por el Banco Central

¿Cómo afecta la baja de la Tasa de Política Monetaria?

Economistas analizaron el contexto en el cual fue adoptada esta medida, y coincidieron en señalar que se traducirá en un recorte de la tasa de interés, con el fin de impulsar el consumo

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 21 de Enero 2017

TALCA.- De 3,50 a  3,25% decidió el Consejo del Banco Central de Chile (BCCh) bajar la tasa de interés de política monetaria (TPM), en su reunión de enero realizada la tarde de este jueves 19, lo que no sorprendió a los expertos locales.

El economista Dr. Guillermo Riquelme sostuvo que esta medida representa un estímulo monetario para reactivar la economía nacional que en los últimos tres años, en promedio, ha crecido bajo el 2%.

Explicó que la decisión del Instituto Emisor pretende generar un estímulo positivo para la inversión, “debido a que disminuye el costo del financiamiento de nuevos proyectos y el costo de oportunidad del dinero destinado a la inversión se reduce”. 

El investigador del Centro de Estudios y Gestión Social (Ceges), de la Universidad Autónoma de Chile, añadió que la decisión del Instituto Emisor también pretende reactivar el acceso al crédito y con ello al consumo interno.

Adelantó que “las mayores bajas de tasas en el mercado financiero tendrán un efecto más alto en las tasas de interés de largo plazo, que son aquellas asociadas, fundamentalmente, a los créditos hipotecarios y al financiamiento corporativo.  A su vez, las tasas de corto plazo (créditos de consumo) tendrán un menor impacto, aunque en el margen se verán igualmente reducidas”.

En tanto, el doctor en Economía, Rodrigo Saens, mencionó que era esperable que el BCCh bajara la TPM, debido a que la inflación en 2016 estuvo por debajo del 3%. Acotó que, en este escenario, “el Banco Central tiene espacio para recortar la tasa de interés, a fin de impulsar el consumo de las personas y la inversión de las empresas, a través de una disminución en el costo del crédito. 

“Así, el principal efecto que deberíamos esperar es una leve y gradual disminución en las tasas de interés”, subrayó el académico de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad de Talca.  

Saens recalcó que las consecuencias de esta medida sobre la economía son bastante menores. Ello, debido a que “la causa principal de la caída en la inversión y el estancamiento de la actividad económica no se encuentra en el costo del crédito, sino en la falta de confianza de los inversionistas. Mientras las expectativas de los agentes económicos no mejoren, el mal desempeño de la economía chilena no cambiará”, argumentó.

 

DECISIÓN

El académico de la U. Autónoma también precisó que la medida adoptada por el BCCH es coherente y convergente con su anuncio de no emitir bonos durante el 2017.  “Así, se refuerza la intención de la autoridad monetaria de ajustar las tasas de interés de mercado a la baja (en especial, la interbancaria), en concordancia con la nueva TPM, lo que podría seguir este año”, indicó.

Asimismo, recalcó que la baja de la tasa de interés da cuenta del compromiso del ente emisor por aportar a mejorar las magras cifras de crecimiento económico. “Esta medida de política monetaria expansiva es posible por la estabilidad de la moneda nacional que no sufrió mayor pérdida de poder adquisitivo el 2016, con una inflación de 2,7%”, indicó el economista.

En este contexto, el investigador recalcó que “el real impacto de la baja de la tasa de interés en la mejora de las cifras de crecimiento económico del país dependerá, en gran medida, de la reactivación del mercado laboral y, consecuentemente, del aumento de los ingresos laborales de las personas”. 

 

Riesgo crediticio

El Dr. Riquelme acotó que una consecuencia inevitable de la baja de la tasa de interés es el mayor riesgo crediticio que asumen las instituciones financieras, dado que tasas de mercado más bajas propician el acceso al crédito, lo que permite un mayor endeudamiento de las personas y empresas.

“No obstante, en términos comparativos, el nivel de endeudamiento y morosidad en Chile es aceptable, por lo que no se vislumbra que la medida del Banco Central ponga en riesgo la estabilidad del sistema financiero”, agregó.

Volver

Comentarios