Lunes, 15 de Julio de 2019
Iniciativa del ministerio de Energía

Conducción eficiente = ahorro de combustible

En una capacitación para choferes del servicio público, un experto de la certificadora alemana Tüv Reihland señaló que los automóviles gastan menos bencina y diésel si se les maneja entre las 1.500 y 2.800 revoluciones por minuto (RPM)

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 13 de Octubre 2016

TALCA.- Entre un 5 y un 15% de ahorro en el consumo de combustible, se puede lograr al conducir un vehículo de manera eficiente. Así lo informó ayer el seremi de Energía, Vicente Marinkovic, durante un seminario sobre esta materia desarrollado ayer en esta ciudad y en el cual participaron choferes del sector público.

Agregó que esta iniciativa se enmarca en el Programa de Eficiencia Energética que impulsa esta cartera y que, en esta región, ha contemplado “otras capacitaciones para funcionarios públicos, la entrega de kits de ampolletas y el recambio de luminarias”.

El personero añadió que “partimos por nuestros conductores porque estamos dando un ejemplo. La conducción eficiente no se enseña al sacar la licencia, y debiéramos tenerla incorporada para disminuir el consumo de energía, que proviene de combustibles fósiles, y que se traduce en un ahorro para el Estado. Esperamos tener capacitaciones masivas para los interesados en aportar a la eficiencia energética”.

Uno de los participantes fue Ricardo Campos, conductor de Conaf desde hace 30 años, quien destacó que “siempre es bueno aprender y que a uno le recuerden algunos aspectos. Hay cosas que se van olvidando y acá las hemos ido retomando y conociendo temas nuevos, porque los vehículos no son como antes”.

 

EXPERTO

La actividad estuvo a cargo del relator Pedro Romero, quien señaló que por conducción eficiente se entiende “tener una mejor técnica para conducir, a fin de aprovechar las mejores condiciones técnicas que traen hoy los vehículos. Y eso significará ahorro de combustible y una mayor durabilidad del automóvil, lo que también trae aparejada la seguridad de las personas”.

Añadió que para lograrlo debe haber una utilización adecuada del motor y de las marchas, de forma tal que “el uso de las revoluciones del motor y el paso de los cambios tiene que efectuarse en la medida que corresponde”.

El instructor profesional de conducción de la empresa certificadora alemana Tüv Reihland dijo que lo normal es que todos los automóviles trabajen entre las 1.500 y 2.800 revoluciones por minuto (RPM) y, cada vez que se llega a ese tope, hay que pasar la siguiente marcha.

“En ese margen, y dependiendo de las diferentes velocidades que se van colocando, el vehículo es eficiente y se gasta menos combustible, lo que es muy importante sobre todo ahora, que nuevamente el precio de las bencinas y el diésel están al alza”, recalcó.  

El experto precisó que en el caso de los vehículos automáticos, si bien no se pasan cambios, “sí poseen un tacómetro que indica las revoluciones a las cuales va el motor, y la recomendación es manejar el auto hasta las 2.800 RPM”.

Además, comentó que en carretera también se puede lograr eficiencia al conducir, ya que se puede llegar más rápido a las 2.800 RPM y, entonces, hay que mantener la velocidad, por ejemplo conectando la velocidad de crucero.

Junto con agregar que, en términos mecánicos hoy los motores de  los automóviles están todos diseñados prácticamente iguales, y lo que va cambiando es su potencia, Romero subrayó que “todo vehículo, sin importar el motor que tenga, entre los 90 y 100 km/h es económico”.

Volver