Jueves, 23 de Mayo de 2019
Según datos oficiales de la DGA

El invierno partió con un significativo déficit de lluvias

La disminución en la pluviometría se podría revertir con el avance de esta temporada del año, aunque no existen pronósticos exactos, según autoridades regionales del MOP.

Periodista: Michel Hechavarria - Fecha de Edición: 16 de Mayo 2019

Un 27% de déficit en las precipitaciones en comparación con igual periodo durante el pasado año, es el escenario que afronta la Región del Maule en la actual temporada de invierno, según los datos proporcionados ayer por Paula Castro, directora regional de la Dirección General de Aguas (DGA), entidad dependiente del Ministerio de Obras Publicas (MOP).

 


A pesar de estas negativas cifras, la autoridad advirtió que “entendemos que la temporada de lluvias ha ingresado de forma tardía a la región del Maule, de acuerdo a lo que se tenía presupuestado”, sostuvo.

 


En cuanto al volumen de agua acumulado en los principales embalses de la región, recién concluida la temporada de riego agrícola, Claudia Vasconcelos, seremi (s) de Obras Públicas, informó que Ancoa presenta un 6% de llenado; Colbún un 43%; la Invernada un 60%; y la Laguna del Maule apenas llega al 28% de su capacidad total.

 


“Esta temporada, por lo que teníamos entendido, sería un año mas o menos lluvioso, pero todavía no podemos anticiparnos a cómo vendrá el invierno, así que se trabaja en conjunto para tener controlada esta situación”, comentó la autoridad.

 


Excepto Laguna del Maule, durante el año pasado, los restantes embalses registraron casi el 100% de su capacidad de llenado durante el invierno. Así se esperan registros similares para el presente año, con el fin de garantizar la seguridad de riego durante la temporada estival 2019-2020.

 

 

CIERRE DE BOCATOMAS
De igual forma, ayer se publicó en el Diario Oficial la resolución 140 de la DGA a nivel nacional, donde se instruye el cierre de bocatomas de los canales de riego y se llama a las comunidades de usuarios y puntos de vigilancia a tomar medidas preventivas adicionales, para garantizar la seguridad para la población y resguardar bienes materiales.

 


La medida busca evitar inundaciones u otro tipo de catástrofes asociadas a la temporada de lluvias. Dicha resolución cuenta con una vigencia desde el 15 de mayo, donde se ordena la ejecución de determinadas acciones que permitirán mantener la seguridad.

 


“Atendiendo que pueden ocurrir crecidas de los ríos y el ingreso del agua puede ser de forma brusca, se promueve que las organizaciones de usuarios a cargo de la administración de estas obras, puedan tomar los resguardos para que no tengamos que tener planes de contingencia, sino que esto sea preventivo”, indicó Paula Castro, directora regional de la DGA.

 


Añadió que, salvo contadas excepciones con fines como el riego en la época invernal o el uso industrial, el resto de las bocatomas y compuertas de canales deben regirse por esta resolución, la que estará vigente hasta el 15 de septiembre.

 


“En el caso de que no cierren las bocatomas, los responsables de la administración están sujetos a sanciones (multas) que van desde las 51 hasta las 500 UTM, es decir, desde los 2 millones 500 mil aproximadamente hasta los 25 millones”, informó Castro.

 

Volver