Domingo, 21 de Julio de 2019
Según estudio de la Fundación Sol

El Maule se posiciona entre las tres regiones con más bajos salarios

Los disminuidos sueldos responden, según Marcos Kremerman, uno de los autores de esta investigación, a que buena parte de las oportunidades laborales provengan de la agricultura, los servicios y el comercio.

Periodista: Michel Hechavarria - Fecha de Edición: 13 de Mayo 2019

Un estudio de la Fundación Sol reveló que el Maule se ubica entre las tres regiones con los salarios más bajos del país, al promediar $280.000 como sueldo, a lo cual se suma que el 70% de los ocupados percibe menos de $400.000 al mes.

 


“El problema de los bajos salarios es una situación transversal que, lamentablemente, recorre todo Chile, aunque algunas regiones que tienen promedios y medianas un poco más altas, principalmente, influenciados por los sectores económicos de alta productividad, como la minería y los servicios financieros, que corresponde a un segmento pequeño de la población que empuja los promedios hacia arriba. El Maule, Ñuble y la Araucanía tienen los promedios más bajos”, explicó Marcos Kremerman es uno de los autores del informe denominado “Los salarios más bajos de Chile”.

 


El carácter agrícola de la región es un componente de peso en esta situación, según el análisis, al sostener en su investigación que dicho sector productivo a nivel país y, en el cual se sustenta la economía regional, es el que emite los salarios más bajos, promediando $270.000 al mes.

 


“Esto no significa que sea un sector productivo que genere poco crecimiento para los dueños de las empresas vinculadas al sector. Existe una asimetría importante, con la ganancia y el crecimiento de las grandes empresas vinculadas a los rubros agroexportadores, lo cual no se condice con el nivel de salarios que se pagan a los trabajadores”, dijo Kremerman.

 

 

DEUDAS OBLIGATORIAS
El experto agregó que, entre las tres regiones que figuran con los salarios más debilitados a nivel nacional, existe como denominador común una alta presencia de población rural y, además, que el grueso de los sectores que generan mayor cantidad de empleos son, la agricultura, el servicio y el comercio, donde también se pagan bajos salarios a nivel nacional ($280.000).

 


Kremerman sostuvo que son muchos los hogares que tienen que asumir deudas y compromisos financieros, para contar con el capital que les permita suplir las necesidades básicas en un mes.

 


También destacó que, a pesar que la cesantía que se ubica por debajo del promedio nacional, las remuneraciones de los ocupados no les permiten llegar a fin de mes, marcando como tendencia que, en muchos núcleos familiares prevalece la necesidad de que todos aquellos en edad laboral cuenten con algún tipo de empleo.

 


En materia de género, las diferencias entre ambos sexos no son significativas, promediando una brecha salarial de $80.000 aproximadamente en el Maule. “Los hombres también están presentes en trabajos que son muy precarios y, en el Maule, la tasa de participación laboral en la mujer es menor que en otras regiones, lo que agrava esta situación”, precisó.

 

RESPONDE EL GOBIERNO
Al respecto, el seremi de Desarrollo Social, Juan Eduardo Prieto, destacó que el estudio de la Fundación Sol se sustentó en los resultados de la Encuesta Casen 2017, donde solamente se miden los ingresos, pero no contempla el costo de calidad de vida.

 


“Por ejemplo, no es lo mismo ganar 400 mil pesos en Talca que en Antofagasta, que es una ciudad mucho más cara para vivir que cualquiera del Maule. En ese sentido, la Casen hace dos versiones que mide la pobreza desde una mirada multidimensional, y que es la que ocupan los países más desarrollados, donde además de ingresos, contempla los niveles de acceso a educación, salud, trabajo, seguridad social, vivienda y redes. Ahí la región se encuentra mucho mejor, ya que mientras a nivel de ingresos estamos en tercer lugar de sueldos más bajos, en la medición multidimensional nos ubicamos en séptimo lugar”, afirmó.

 

Volver