Sábado, 16 de Febrero de 2019

Calidad del aire

Gabriel Pino, doctor en Economía

“El próximo gobierno debe darle al crecimiento la importancia que se merece”

El docente de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad de Talca analizó los recientes anuncios que marcaron la contingencia económica. De paso, comentó las razones de la baja actividad económica del país y los caminos que permitirían revertir la actual situación “Si bien la autoridad política y económica centra el foco de atención en el contexto internacional, como la raíz del bajo desempeño económico del país, la actividad en el exterior ya ha comenzado a dar signos de mejoras importantes”

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 16 de Julio 2017

TALCA.- La semana estuvo cargada de malas noticias, que solo vinieron a confirmar el complejo panorama por el cual atraviesa la economía nacional. Partió el lunes con las palabras del ministro de Hacienda, quien recortó a un 1,5% la estimación de crecimiento para este año. La guinda de la torta la puso Standard & Poor’s (S&P) Global Ratings, que el jueves rebajó la nota crediticia de Chile.

La revisión dada a conocer por la agencia estadounidense, marca el primer retroceso en 25 años del rating soberano del país, desde que en 1992 Chile obtuvo su primera clasificación de riesgo. En su informe S&P explicó que “la rebaja refleja un prolongado crecimiento económico bajo que ha perjudicado los ingresos fiscales, la contribución del aumento de la deuda del Gobierno y la erosión del perfil macroeconómico del país”.
Pero este mal momento, cuyas razones delineó la agencia de calificación de crédito, lejos de  sorprender, confirmó las afirmaciones sobre esta materia realizadas por expertos nacionales y regionales como Gabriel Pino, doctor en Economía y docente de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad de Talca.

 

¿Qué le parece el recorte de la clasificación de riesgo de Chile, anunciado por la agencia Standard & Poor’s?

“Lamentable, es una pésima noticia, ya que es una rebaja después de mucho tiempo de incremento en la clasificación. Esto es producto de la excesiva deuda y gasto público realizado por los últimos gobiernos, lo que traerá como resultado el acceso a créditos internacionales más caros, de aquí a muchos años más. Ahora debemos esperar un largo tiempo para pensar en recobrar el nivel de riesgo crediticio perdido”.

 

¿Cómo es su evaluación del actual panorama económico del país?

“Pienso que es preocupante, dada la baja actividad económica que se debilita cada vez más, lo que se ve agravado por una falta de reacción seria por parte de la autoridad económica”.

 

REFORMAS

POLÍTICAS

 ¿Cuáles son, a su juicio, las razones del actual estancamiento económico?

“Si bien la autoridad política y económica centra el foco de atención en el contexto internacional, como la raíz del bajo desempeño económico del país, la actividad en el exterior ya ha comenzado a dar signos de mejoras importantes. Sin embargo, nosotros seguimos con una tendencia a la disminución del crecimiento. En mi opinión, la principal razón de la baja actividad económica del país, en los últimos años, ha sido la alta incertidumbre interna”.

 

Y en este contexto ¿qué incidencia tienen las reformas impulsadas por este gobierno?

“Es cierto que las reformas estructurales llevadas a cabo por este gobierno son necesarias, sobre todo, en un país con alta desigualdad social como el nuestro.

Sin embargo, creo que toda política económica que afecta a todos los chilenos, debe ser llevada a cabo en un contexto de equilibrio. Todos los esfuerzos se han puesto en estas reformas y, ya hace varios años, no se ha visto ninguna política seria enfocada a preservar el crecimiento del país. A esto, se suma que las reformas no han dado los resultados esperados, lo que ha deprimido de forma importante la confianza de los inversionistas y de los consumidores”.

 

¿Es posible revertir la actual situación?

“Por supuesto, primero que todo, debe haber una disposición a fomentar la actividad económica, cosa que ha estado ausente en los últimos años en el país. En segundo lugar, tiene que existir un análisis serio acerca de las actuales condiciones y potencialidades del país. Además, las políticas llevadas a cabo deben ir en distintos focos y sectores de la economía, con el objetivo de que éstas contribuyan a disminuir la negativa percepción sobre el desempeño de las inversiones, que se pudieran llevar a cabo hoy en día. En este sentido, fomentar la inversión de las pymes, que son la principal fuente de empleo, parece ser un foco primordial.

 

En este sentido, ¿contribuiría que el Banco Central de Chile siga bajando la Tasa de Política Monetaria?

“La disminución en la TPM siempre aporta positivamente a reactivar el consumo y la inversión. Sin embargo, no olvidemos que esta tasa solo se mueve en función de la meta de inflación del Banco Central, y no como una herramienta para estimular el crecimiento. Se necesitan políticas sectoriales y más específicas para fomentar la inversión, de forma tal que el crecimiento vuelva al rumbo perdido”.

 

¿Y servirá el recorte de 5% en gastos de consumo para 2018, que el ministro de Hacienda Rodrigo Valdés instruyó a los ministerios?

“En estos momentos todo ayuda. Pero es preciso recalcar que los problemas económicos del país son más complejos que eso y, por eso, se necesitan políticas serias para poder mejorar las proyecciones de crecimiento para los próximos años”.

 

CRECIMIENTO 

¿Qué piensa respecto del recorte a 1,5% de la estimación de crecimiento 2017, informado esta semana por el ministro Valdés?

“Me parece que es negativo, pero ya no sorprende que se disminuya la proyección de crecimiento. De hecho, lo más probable es que, en las actuales condiciones, sigamos observando disminuciones en las estimaciones de crecimiento para este año”.

 

 ¿Eso podría ocurrir, por ejemplo, en el Informe de Política Monetaria que en septiembre dará a conocer el Instituto Emisor?

“Probablemente, el Banco Central siga la misma línea y baje la proyección de crecimiento. No me sorprendería una baja aún mayor a lo anunciado por Hacienda. Pero, considerando que el Banco Central es bastante conservador en sus proyecciones, debiéramos confirmar lo dicho últimamente por el ministro de Hacienda”.

 

¿Qué proyecciones económicas puede hacer para este 2017 y 2018 en el actual escenario?

“Este 2017, seguiremos observando disminuciones en las proyecciones de crecimiento y, con esto, aumento en la tasa de desempleo. El 2018 estará influenciado, fuertemente, por las políticas que dicte el siguiente gobierno respecto del crecimiento y fortalecimiento del empleo. Todas las proyecciones de los analistas dicen que debiéramos observar una mejora en la actividad económica. Pero, en mi opinión, ésta no se materializará si el siguiente gobierno no le da al crecimiento económico la importancia que merece”

 

PRESUPUESTO 2018

Considerando que el crecimiento económico es uno de los supuestos económicos en los cuales se basa la elaboración del presupuesto nacional, junto al precio del cobre, ¿cómo podría impactar este recorte del crecimiento en el presupuesto nacional 2018?

“Sin duda que tendrá un efecto importante, ya que si se proyectan menos ingresos, se debería gastar menos. Pero, como un recorte del presupuesto es políticamente costoso, en especial en el contexto de las elecciones de este año, lo más probable es que no observemos una variación importante con el presupuesto, lo que implica que debiéramos esperar que la deuda del país siga creciendo”.

 

¿Un menor presupuesto nacional y regional podría traducirse en la caída de proyectos, con la consiguiente alza en el desempleo regional?  

“Una reducción en el presupuesto tendría un efecto importante en la medida en que afecte sectores de importancia para la región. Sin embargo, creo que esto no pasará, debido a que si disminuyen las proyecciones de los ingresos esperados del país, se debiera continuar con la tendencia del presupuesto fiscal, a través de una mayor deuda si es necesario, bajo el contexto actual de baja incertidumbre interna sumado a un año de elecciones”.

 

SERIEDAD

¿Qué le parecen las declaraciones del economista, Osvaldo Rosales, coordinador programático de la candidatura de Alejandro Guillier, quien esta semana señaló que “cuatro años más de crecimiento al 2% generaría un escenario de ingobernabilidad política de marca mayor”?

“Creo que es una declaración un poco exagerada, aunque es positiva en el sentido de hacer notar que el crecimiento ha sido olvidado en los últimos años y el próximo gobierno, sea del color político que sea, debe darle la importancia que se merece”.

¿Cree que el tema económico está siendo seriamente analizado en la discusión política o está siendo utilizado para sacar provecho político?

“Hace ya varios años que el tema no se ha tomado seriamente y, hoy en día, los candidatos tampoco le han dado la relevancia que requiere. Esperemos que se comience a poner el tema en la palestra de la discusión, de forma tal de obtener políticas económicas serias, enfocadas a reactivar la actividad económica del país en un futuro gobierno”.

María Isabel Triviño

Volver