Sábado, 16 de Diciembre de 2017
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos Nubosos
En convenio con la Universidad de Talca

Emprendedora talquina apuesta por suflitos y dip a base de quínoa

El emprendimiento utiliza alimentos funcionales, que contengan vitaminas, aminoácidos y omega que aporten beneficios a la nutrición y salud el consumidor

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 21 de Agosto 2017

TALCA.- Comer rico, rápido y saludable, es una combinación pocas veces posible. Precisamente a ello apuesta el emprendimiento de una mujer talquina, quien hace seis años inició una investigación que resultó en una línea de dip, suflitos, pastas y snack. Todo a base de alimentos funcionales, como la quínoa, algas y ajos.

La investigación de Cecilia Rubio partió con estudios de la soya en la Región del Maule. Pero ahora su trabajo se enfoca la quínoa, un producto que descubrió en la Región de Valparaíso.

Ahora, tras consolidar su empresa “Ama Gourmet”, regresó al Maule para presentar sus productos al mercado, en puntos gourmet y, próximamente, en tiendas del retail.

Actualmente, en el mercado están disponibles suflitos de quínoa, pastas de ajos y algas. En tanto, en laboratorio se encuentran los snack y dip, también a base de quínoa y con diversidad de sabores.

 

BENEFICIOS

Según explica Rubio, el consumo de alimentos denominados funcionales, trae significantes beneficios a la salud y nutrición. “Los alimentos funcionales son aquellos alimentos que suman salud a tu organismo. Son alimentos que tienen nutrientes esenciales para el cuerpo humano y te suman una serie de beneficios para tu salud”, señala.

A propósito, la línea de productos pretende abarcar presentaciones para niños, jóvenes y adultos. “Es un tremendo desafío que los chiquillos ojalá puedan cambiar ese completo por una de nuestras presentaciones en sabores dulce y salado”, agregó.

Rubio consideró que actualmente los productos denominados sanos que se encuentran en supermercados generalmente tienen una información nutricional débil y algunos sellos negros. “Lo que nosotros queremos entregar, es toda esa información y que realmente (los productos) sean lo que dicen ser”, indica.

 

Convenios

 

El Centro de Alimentos Procesados de la Universidad de Talca, ha sido un aliado estratégico para el proyecto alimenticio, en cuanto a plataforma tecnóloga y desarrollo de productos, según explicó Cecilia Rubio.

“Ellos han acogido nuestros productos y nos entregarán todos los productos etiquetados nutricionalmente, con su resolución sanitaria, con las normas y además tenemos una certificación libre de gluten que tiene nuestro proveedor de quínoa”, detalló Rubio.

Aunque la quínoa es el fuerte de la empresa, la estrategia también ha apostado por otros ingredientes para iniciar los estudios de laboratorio. “Nosotros partimos con una investigación, después vamos a un escalamiento de laboratorio y luego lo ajustamos con el mercado a nivel piloto. Y si sale bien lo escalamos para comercializarlo”, indicó.

Volver

Comentarios