Viernes, 21 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos Nubosos
Seperir reportó incremento del 81% de solicitudes de liquidación de bienes

Endeudamiento en Chile alcanza a todos los estratos y grupos

En general personas, empresas y Gobierno, gastan más de lo que perciben y acuden al financiamiento

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 16 de Enero 2018

La insolvencia económica es una realidad que no es exclusiva de las familias y empresas chilenas. Al estimar que el Gobierno Nacional también mantiene cifras considerables de deuda, especialistas refieren que el escenario nacional está caracterizado por “estrés financiero”.
Expertos, han asegurado que el contexto macroeconómico de los últimos años incidió notoriamente en la finanzas de los chilenos, al punto que entre 2016 y 2017 incrementó a 81% el número de personas (2.085 casos) que acudió la Superintendencia de Insolvencia y Reemprendimiento (Superir), a fin de acceder al procedimiento de liquidación de bienes.
Aunque el superintendente, Hugo Sánchez, no aprecia una causal directa entre la situación financiera de esto deudores y el ciclo de desaceleración del país -puesto que el incremento en el número de procedimientos se ha mantenido independientemente del crecimiento de la economía- otros analistas como Tomás Flores, ex subsecretario de Economía, señalaron que el bajo desarrollo de los últimos años ha acelerado la utilización de procedimientos de quiebra y reorganización.
Este escenario también se aprecia en las empresas, entre las cuales se registraron 1.009 procedimientos de insolvencia.
El cálculo promedio de montos de deuda de las empresas, fue de $285.626.179 para la liquidación de activos, y de $ 5.460,4 millones para procesos de reorganización de compañías deudoras, según la Superir.
Sobre el escenario de endeudamiento nacional, que engloba personas, empresas y al mismo país, Guillermo Riquelme, economista e investigador del Centro de Estudios y Gestión Social (Ceges), explicó que la insolvencia financiera es una condición generalizada. “Hoy en día, el nivel de deuda, tanto de las empresas como del gobierno, es alto. En ambos casos el bajo crecimiento económico de los últimos años es la gran explicación”, refirió, para así detallar que la ralentización de la actividad económica disminuye las ventas y con esto ingresos, tras lo cual financian los déficit presupuestarios a través de deudas financieras.
Detalló que en el Gobierno, el escenario es similar. “Hemos sido testigos en los últimos dos años como el gobierno ha debido emitir duda pública para financiar sus programas de gobierno, llegando al final del 2017 a tener un déficit fiscal en torno al 3% del PIB”.
El Gobierno redujo endeudamiento de 0,7% en el periodo, alcanzando 25,2% del PIB. Sobre este item, Riquelme manifestó que sería el porcentaje más alto desde el año 1993, cuando el registró fue de 28,5%. “Claramente, el gobierno de Chile tampoco puede seguir endeudándose a estos niveles crecientes, ya que el daño sería transversal para toda la economía nacional”.
Sobre los niveles de endeudamiento constantemente referidos por instituciones, Matías Almeida, analista cuantitativo del Observatorio Laboral del Maule de la Universidad Católica del Maule (UCM), explicó que si bien el gobierno redujo el endeudamiento, los niveles de endeudamiento histórico se han visto al alza, “lo cual se relaciona al concepto básico de que la economía chilena crece, pero no lo suficiente para cubrir los nuevos gastos que el gobierno planifica por cada periodo administrativo”.
El endeudamiento en los hogares, el sector empresarial y el gobierno, es un fenómeno que en parte se explica por “la bancarización que ha afectado a Chile los últimos años, el acceso a créditos, préstamos y otras fuentes de endeudamiento que son cada vez menos exigentes y, por lo tanto, más accesibles”.
Rosmir Sivira

Volver

Comentarios