Sábado, 22 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos Nubosos
Organizaciones estudiantiles, juveniles, sindicales y gremiales

Exigen a senadores maulinos rechazar el estatuto laboral juvenil

Los dirigentes afirman que este proyecto solo traerá mayor precarización del trabajo juvenil, desconociendo además sus derechos laborales.

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 15 de Agosto 2018

TALCA.– El Estatuto Laboral Juvenil fue descalificado por dirigentes sindicales, estudiantiles y gremiales de la región, al manifestar que esta propuesta solo ofrece precariedad a este grupo etario, despojándolos de derechos laborales antes conquistados por la clase trabajadora, demandando a los parlamentarios que rechacen este proyecto de ley en el Senado.
En tal sentido María Paz Rojas, presidenta de la FEU de la Universidad Católica del Maule afirmó que una de las mayores falencias del proyecto de ley es su retroceso en temas de salud como los derechos post-natal y generando una fuerte discriminación en las mujeres.


La dirigenta estudiantil añadió que también los perjudica en otros aspectos, pues dicho estatuto entrega todas las potestades del establecimiento de las condiciones laborales al empleador, hecho que complejiza la compatibilización que existe entre estudiar y trabajar, a lo que se suma que estipula un “contrato” por 30 horas máximo para que no pagar el salario mínimo.


De igual forma Alexis López, dirigente de la Utal aseveró que la iniciativa anula derechos conquistados por los trabajadores como la jornada laboral mediante su fraccionamiento, el cual solo queda a criterio y a voluntad del empleador.


El estudiante de la Utal confirmó que la propuesta perjudica a trabajadores jóvenes que quisieran acceder al ámbito de retail, por ejemplo, ya que no tendrían un privilegio de resguardo de protección de su jornada académica, sino que existiría una competencia excesiva por acceder a puestos de trabajo por parte de estudiantes que son padres y madres, o que tienen que compatibilizar otras necesidades.
Igualmente, Víctor Leyva, presidente del Comité Político del Liceo Abate Molina, representante de la enseñanza secundaria, dijo estar sensibilizándose con la causa ya que su generación está a las puertas de entrar al mercado laboral.
El estudiante del Liceo talquino aseveró que no está dispuesto a subsistir en condiciones precarias en lo laboral, aludiendo que la medida los convertiría en mano de obra barata y luego ser desechable en menos de una semana.
Asimismo, Mariela Martínez, delegada del sindicato Inter-Empresas Líder y militante del Movimiento Autonomista, afirmó que se unirá a la causa de sus compañeros “porque si ya es bien difícil sentarse a negociar con la empresa, con este estatuto será imposible”.
La dirigente gremial aludió a que el mismo privara de los “pisos mínimos” a los trabajadores que “se han adquirido a nuestras negociaciones”, haciendo un llamado a los trabajadores del retail y el comercio en general que sientan esta causa suya y se sumen a ella.

 

OTRAS VOCES
A esta campaña se unió Carlos Fuentes, presidente del Colegio de Profesores en la región, quien solidarizó con los jóvenes, manifestando que no era necesario un estatuto laboral para ellos, pues dicha política para la inserción laboral de la juventud se podía incluir en el Código del Trabajo, permitiendo que los derechos garantizados se hubieran extendido a los jóvenes.
Fuentes asegura que, con este proyecto de ley, los jóvenes perderían el derecho a la sindicalización, las horas extra y a la indemnización, a lo que se suma que se quebrantó el principio democrático de recoger el criterio de las organizaciones y sectores juveniles para saber su opinión, operándose de manera unilateral al margen de las organizaciones sindicales y juveniles.
También Carlos Cisternas, secretario político de regional Maule de las Juventudes Comunistas de Chile resaltó que este estamento laboral vendría a precarizar lo que es el trabajo juvenil y derechos laborales que fueron conquistados durante años de lucha, logros que están en riesgo por este Gobierno.
Dante Banderas, secretario político de las Juventudes Comunistas en Talca significó que esto es más que nada una muestra de unidadde los trabajadores y la juventud en su conjunto para decirle no al estatuto joven para a su juicio detener el avance de este Gobierno que busca el retroceso de la clase trabajadora.
Desde la Cetral Unitaria de trabajadores también rechazaron dicha propuesta desde el inicio al catalogarla como una vulneración de lo establecido en el convenio rubricado por el Gobierno que contempla el acuerdo tripartito: “Programa Nacional del Trabajo Decente “.

 

Michel Hechavarria

Volver

Comentarios