Lunes, 24 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos Nubosos
En diciembre

Experto entregó consejos para evitar sobreendeudarse

Abogado del Grupo Defensa Deudores llamó a recurrir al aguinaldo o a los ahorros, para enfrentar los mayores gastos de los festejos de Navidad y Año Nuevo, que llegarían a un 30% más que en un mes normal

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 29 de Noviembre 2016

TALCA.- Un complejo diciembre se avecina para los habitantes del Maule, sobre todo si se considera que, a septiembre 2016, esta región presentó una tasa de crecimiento de morosos de un 50% respecto del mismo mes del año anterior, la segunda mayor del país según el último Informe de Deuda Morosa  de la Universidad San Sebastián y Equifax.

Así lo recordó Mario Espinosa, abogado del Grupo Defensa Deudores, quien calificó la situación como “muy preocupante”, y precisó que los resultados entregados durante noviembre también dieron cuenta que en esta región existían, a esa fecha, 230 mil morosos.

Ahondando en este contexto, agregó que en promedio, en diciembre y marzo aumenta más el gasto de una familia promedio  con respecto a un mes normal y, en el próximo mes, esa proporción llega a un 30%.

El abogado recalcó que “por lo tanto, es un mes importante y nuestra recomendación es tratar de evitar ese mayor gasto endeudándose. Para ello, y dentro de lo posible, la idea es recurrir al aguinaldo, que la mayoría de las empresas entrega, o a los ahorros que se haya podido hacer durante el año ordenándose, pues sabemos que todos los diciembre tendremos gastos”.

Asimismo, subrayó que “las personas deben endeudarse de acuerdo al contexto que están viviendo. Durante todo el año hay ciertos hitos que llaman a gastar más del presupuesto normal, y eso hay que tenerlo considerado al momento de adquirir deudas, porque no puedo comprar regalos a 24 meses si en 12 voy a tener otra Navidad”.

 

OPCIONES

Mario Espinosa comentó que si es preciso recurrir al endeudamiento, hay algunas alternativas que son más convenientes que otras.

Mencionó que la primera opción es recurrir a las ofertas de pago en 3 ó 6 cuotas con precio contado, que ofrecen muchas tarjetas de crédito del retail y de la banca. Agregó que esa es la más conveniente y barata, porque lo único que hay que pagar es el costo de mantención o administración de la tarjeta, que bordea los dos a tres mil pesos mensuales.

Pero advirtió que eso será así, “siempre y cuando después se pague el total facturado de mi cuota y no el pago mínimo, porque de lo contrario solo se logra solventar los intereses pero la deuda no baja, y se pierde la oferta”.

El abogado de Defensa Deudores expresó que otra elección pueden ser los créditos de consumo, que no solo pueden ser utilizados para los gastos de diciembre, sino que “sirve para consolidar deudas de líneas de crédito o tarjeta de crédito, y puedo pedir un poco más y dejar un saldo para pagar los gastos de diciembre, y ordenarme, pagando una sola cuota más baja”.

Sin embargo, Espinosa llamó a cotizar muy bien antes de solicitar una herramienta de este tipo. Enfatizó que, para identificar cuál es el crédito más barato, hay que fijarse en que la Carga Anual Equivalente (CAE) y el costo total del crédito, y optar por aquellos que sean más bajos.

“La tasa de interés más baja no siempre se traducirá en que el crédito de consumo sea más barato, porque este tiene otros costos asociados, como los seguros, la comisión de la entidad bancaria o el impuesto de Timbres y Estampillas”, recordó.

 

EVITAR

El experto opinó que hay que descartar, absolutamente, el avance en efectivo que “se obtiene sin ningún tipo de control, a través del cajero automático”. Ello, debido a que es “la peor herramienta, porque tiene una tasa de interés muy superior a las compras con tarjetas de crédito o un crédito de consumo”. 

En esta línea, también instó a no optar por las compras a crédito con cuotas desfasadas, ya que “la tienda da la facilidad de comenzar a pagar en tres o cuatro meses más, pero a cambio siempre se castiga con un interés superior. Y, al final, resulta más caro”.

 

María Isabel Triviño

 

Volver

Comentarios