Miércoles, 19 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos nubosos con lluvia debil

Expertos indican que aumento salarial afectaría la formalidad laboral

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 30 de Marzo 2018

TALCA.- La Central Unitaria de Trabajadores (CUT) le planteó formalmente al ministro del Trabajo, Nicolás Monckeberg, la negociación de reajuste plurianual del salario mínimo. Economistas de la región del Maule analizaron la propuesta y la vieron viable, considerando que existe un antecedente del trienio pasado cuando la presidenta Michelle Bachellet aprobó la negociación y proyectó el sueldo desde 2014 a 2017.
Sin embargo, explica el economista y académico de la Universidad Autónoma, Guillermo Riquelme, un elemento negativo que podría afectar los resultados de las negociaciones está relacionado a la debilidad del mercado laboral, donde todavía hay pocas contrataciones para asalariados. “Podríamos afectar el aumento de formalidad laboral así como la pérdida de puestos de trabajo con contrato, sobre todo de las pequeñas y medianas empresas, hay que ver como se dan las negociaciones sin que las afecte porque las Pymes equivalen al 80% de las empresas del país”.
Al respecto, el economista y académico de la Universidad de Talca, Rodrigo Saens, explicó que para que los aumentos del salario mínimo no disminuyan el empleo deben ser responsables, “es decir que aumenten en cuanto a la inflación esperada más incrementos por productividad. Si el salario mínimo aumenta por sobre la suma de estos dos parámetros, se generan problemas de empleo, sobre todo del empleo menos calificado. Aumentos irresponsables del salario mínimo son más restrictivos para la pequeña y mediana empresa y nunca hay que olvidar que es la Pyme la que genera entre el 70 y 80 por ciento del empleo en Chile”.
Entre los aspectos positivos que considera Riquelme genera la proyección plurianual, se encuentra que permite una mayor planificación en el tiempo para los empresarios y con ello mayor certeza con respecto a los costos de la mano de obra, además de generar menos desgaste en las negociaciones anuales y permitiría un ambiente que en horizonte de tiempo da mayor certeza, “eso es bueno para la economía”.
En cuanto al porcentaje que podría aumentar, considera debe estar entre el 6 y 8% basado en las proyecciones de inflación del IPoM, “lo que debe revisarse es si los aumentos se harán anual o semestral como se vienen realizando”, recalcó.

Volver

Comentarios