Miércoles, 21 de Noviembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos Nubosos
Consumidores toman decisiones en un escenario de gran incertidumbre

Falta de educación financiera deja a chilenos sin herramientas ante el endeudamiento

La constante adquisición de deudas por parte de las personas, también parte de un fuerte componente cultural y social

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 18 de Diciembre 2017

TALCA.- Cada vez son más las personas endeudadas y los montos comprometidos. La Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras (SBIF), informó que a junio de 2017, el 50% de los deudores con ingresos entre los $500 mil y $600 mil mensuales, destinó el 28,1% del monto a pago de compromisos de crédito.


A la referida fecha, 23,5% destinaba más del 50% de sus entradas a pago de deudas, mientras que el 32% de los deudores desembolsaba más del 40% de los ingresos para dicho fin.
El informe indicó que el apalancamiento promedio en Chile, era cinco veces la media de ingreso mensual, y la carga financiera intermedia, era 24,9% del compromiso del ingreso mensual destinado a pago deudas.
En este respecto, la región del Maule presentó, igualmente, apalancamientos quíntuples, con una carga financiera de 24,7% en torno al promedio del país.
“Los chilenos tenemos una dificultad respecto a cómo invertir y cómo gastar los recursos provenientes de nuestro trabajo y de rentas. Es tal, que nos ubicamos entre los países de más altos endeudamientos por persona”, comentó el sociólogo Marcelo Pinochet, académico de la Universidad Católica del Maule (UCM), quien detalló que en Chile, en promedio, de cada 10 pesos que ingresan a una familia, se destinan cuatro a pago de deudas.
“La forma de ser feliz en Chile es teniendo unas vacaciones en un lugar paradisíaco, poco conocido. Para ubicarse socialmente, es necesario cambiarse de barrio en la medida que nuestra vida va prosperando (…) Vivimos en una sociedad que condiciona a que nosotros, como chilenos, estemos castamente ocupados en endeudarnos”.
Esta realidad puede ser descrita como un fenómeno social, comentó Pinochet, quien apuntó que el acelerado proceso de modernización económico vivido por Chile, se desencadena en dificultades de administración en las finanzas personales.
Al respecto, Guillermo Riquelme, economista y académico de la Universidad Autónoma de Chile, explicó que entre los ciudadanos no existe comprensión suficiente de los conceptos financieros más básicos, así como del funcionamiento del mercado financiero.
“El chileno promedio, como consumidor financiero, se enfrenta a una desigual condición de negociación al momento de contratar un producto financiero, ya que las asimetrías en el mercado financiero favorecen enormemente a las instituciones financieras”, comentó.
Este escenario, resulta en consumidores sin herramientas básicas para la toma de decisiones de carácter financiero, entre las que se destacan la deficiencia en la realización de cálculos numéricos simples. Además, se desconocen técnicamente los términos más utilizados en el mercado financiero, como: el interés simple y compuesto, valores reales y nominales e inflación, entre otros.
Un porcentaje importante de los consumidores financieros toman decisiones en un escenario de gran incertidumbre, que no les permite evaluar los riesgos futuros de los contratos financieros contraídos. Esto, empeora en un escenario en el cual el crecimiento del sector financiero chileno, genera mayor complejidad de los productos financieros.

 

EDUCACIÓN FINANCIERA
Acerca de si pudiese haber un reajuste en la conducta del ciudadano, a partir de la generación de conciencia en materia de las finanzas personales, Pinochet señaló que la cultura del endeudamiento en la cual está sumida la sociedad chilena es tan fuerte y enraizada, que “difícilmente puede transformarse en corto plazo”.
Por su parte, Riquelme recordó que según la Encuesta Financiera de Hogares del Banco Central de Chile (BCCH), los individuos con mayor educación presentan mejores resultados en cuanto a su desempeño como consumidores financieros. Esto daría cuenta que la educación financiera debe ser un pilar importante en las políticas públicas que promueven un endeudamiento responsable.
Detalló que el nivel de deuda varía entre grupos socioeconómicos. Son los de menores ingresos los más afectados. En la mayoría de los casos, se trata de crédito de consumo en casas comerciales, es decir, los instrumentos más costosos en Chile.
Del informe destacó también que los jóvenes, a partir de los 25 años de edad, presentan un incremento importante del nivel de endeudamiento. Los adultos mayores a los 65 años de edad, junto a jóvenes de menos de 30 años de edad, presentaban los mayores índices de morosidad, 4,6% y 7,6%, respectivamente.


Contrastó que respecto a los menores de 30 años, tal morosidad se puede explicar por la falta de experiencia y responsabilidad al momento de contratar deuda, en cambio, para los mayores de 65 años, la morosidad se explica por la vulnerabilidad y obsolescencia de conocimientos financieros, aun cuando tengan práctica en el mercado del dinero.

Rosmir Sivira

Volver

Comentarios