Jueves, 20 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos nubosos con lluvia debil

Fruticultores deberán hacer nuevas fumigaciones por recientes precipitaciones

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 06 de Octubre 2017

TALCA.- La producción frutícola cada vez cobra mayor importancia. Representa el 38,7% del Producto Interno Bruto (PIB) silvoagropecuario y el 1,3% del PIB nacional, según estadísticas 2015. Además, figuró con el 8,7% de las exportaciones totales de Chile, con un valor de los envíos de US$ 5.200 millones en 2016.

Se trata de un sector de alto valor económico. Sin embargo, las recientes lluvias generan preocupación, por encontrarse algunas siembras en periodo de floración. Al caerse la flor, no hay fruto.

Al respecto, Fernando Medina, presidente de Agrícola Central, detalló que las lluvias del miércoles y la madrugada del jueves causaron daño en aquellos cultivos frutícolas que no fueron tratados previamente con los agroquímicos respectivos. En algunos casos, el clima no permitió su aplicación.

Aunque la organización aún no puede hacer cálculo de los daños, expresó que hubo caída de flores, de acuerdo con la etapa de siembra.  A esto se agrega que en los próximos días se espera daño por ataque de hongos.

Entre las frutas en potencial deterioro está el arándano, cuya floración alcanzaba el 50%  de los casos.

Al norte del Maule los cultivos se encontraban en pleno florecimiento, mientras que al sur las variedades tardías de cerezas y nectarinas terminaban la referida etapa.

Álvaro Morel, fruticultor de manzana y cereza en San Clemente, contó que en su caso la incidencia no fue elevada puesto que el informe climático le permitió actuar preventivamente. Sin embargo, como consecuencia deberá fumigar, lo que incrementa sus costos. 

Explicó que en los días con lluvia no tienen visita de abejas, por lo que puede haber afección en la etapa de cuaje de los frutales en plena flora.

Respecto a la posible formación de hongos, acotó que en el mercado existe una amplia variedad de productos fitosanitarios que les permiten atender dichos problemas.

Por su parte, Jorge Rodríguez, productor de cereza de Pencahue, expresó que “a estas alturas ninguna lluvia es buena”.

Aunque su huerto se encuentra bajo techo, explicó que los potenciales de rendimiento proyectados pueden disminuir, porque para la fecha deberían registrase temperaturas mayores, lo que retrasa el normal desarrollo de los cultivos.

A pesar de que los daños aún no son posibles de cuantificar, los productores comentan que en algunas variedades podría haber complicaciones  por rendimiento final.

De mantenerse las lluvias y la humedad, el control será aún más complejo.

 

 Rosmir Sivira

Volver

Comentarios