Martes, 18 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos nubosos con chubascos tormentosos
Debería incentivar la reinversión de utilidades de las Pymes

Gobierno apuesta al crecimiento económico con reforma tributaria

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 16 de Marzo 2018

TALCA.- Desde que asumió el cargo como ministro de Hacienda, Felipe Larraín ha anunciado la disposición del Gobierno de Sebastián Piñera de aplicar una reforma tributaria. Los días siguientes ha develado detalles de lo que asegura será un proyecto neutro, que prevé la disminución de impuestos, simplificación de los sistemas y dar certeza jurídica a los contribuyentes. Sin embargo, ha detallado tendrá un impacto cero en la recaudación total.
Al respecto, analistas económicos de la región consideran la medida como una invitación del Gobierno a la inversión privada. Para el economista y académico de la Universidad Autónoma, Guillermo Riquelme, según los pocos detalles que se han podido conocer, se pretende crear un sistema único de tributación para los contribuyentes de primera categoría y establecer en un 25% los impuestos.

ANTIGUA REFORMA
Cualquier reforma tributaria que haga el actual gobierno debe apuntar a dos objetivos, asegura el economista y académico de la Universidad de Talca, Rodrigo Saens. El primero estaría enfocado en la simplificación del sistema de pago de impuestos y el segundo en recuperar los incentivos a la reinversión de utilidades que tenía el sistema tributario anterior a la reforma de 2014. “Esos dos objetivos se pueden cumplir perfectamente sin disminuir los ingresos que hoy ya recibe el fisco”, detalla.
Actualmente los contribuyentes de primera categoría deben pagar sus impuestos basados en dos sistemas, el de renta atribuida o por el parcial integrado. Según explica Riquelme, desde 2014, cuando desde el gobierno de Michelle Bachelet se realizó la reforma, las tasas impositivas han ido en creciente aumento de un 20% en 2013 a un 25% en 2017 en el de renta atribuida, pero detalla que en 2018 el sistema parcial integrado se espera llegue al 27%.
Es por ello que, considera, a los empresarios les caería bien la reforma tributaria, no solo para tener claro la carga de impuestos, sino que la disminución y estandarización de una tasa impositiva generaría mayores incentivos para expandir su actividad y con ello generar mayor crecimiento económico. “Lo que eventualmente se perdería por una tasa de impuestos menor, se ganaría con crecimiento económico”, insistió.
“No es casualidad que la inversión agregada haya caído consecutivamente en los últimos cuatro años. Una razón fundamental de dicho frenazo histórico en la inversión, es que la reforma tributaria de 2014 eliminó el incentivo que tenían las empresas a reinvertir sus utilidades, sobre todo las pequeñas y medianas. Para recuperar la inversión, y con ello la tasa de crecimiento y la capacidad de generar empleos de la economía, es absolutamente necesario reestablecer en el sistema tributario chileno dicho tipo de incentivos a la reinversión de utilidades”, sostuvo el economista Rodrigo Saens.

DÉFICIT FISCAL
La tasa de impuestos se prevé reformar cuando el déficit fiscal estructural se ubica en 2,1%, y no un 1,7% del Producto Interno Bruto como había sido anunciado en el mes de enero, lo que según los economistas obliga a pensar que el Estado contará con pocos recursos. “Sin duda, el Gobierno está apostando a que el crecimiento económico del país genere mayor recaudación, porque se debe entender que una mayor tasa impositiva no necesariamente genera mayores recaudaciones y eso se demostró con la reforma de Bachelet”, sostuvo Riquelme.
Para Saens, existen diferentes maneras de no disminuir los ingresos que recibe el fisco para no aumentar el déficit fiscal. “La mejor forma es con mayor crecimiento. Si la reforma tributaria de 2018 impulsa un mayor crecimiento potencial y aumenta los ingresos del fisco, la situación fiscal de largo plazo de Chile sin duda va a mejorar”.
Fraymar Pagua

Volver

Comentarios