Miércoles, 19 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos nubosos con lluvia debil
Ricardo Ariztía, presidente de la SNA

“Hay que aplicar tecnología y eficiencia para seguir siendo un buen competidor”

Directivo empresarial subrayó que es importante que el agricultor esté vigilante ante el comportamiento de los mercados

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 30 de Octubre 2017

“Atentos a diversos factores, deben estar los productores para tomar una correcta decisión”. Así lo considera Ricardo Ariztía, presidente de la Sociedad Nacional de Agricultura (SNA), quien citó el escenario de los cereales de trigo y maíz para describir el ambiente productivo.

“Estamos en una situación compleja, con un país vecino con un desarrollo en la agricultura espectacular, como consecuencia de haberle retirado los impuestos a las exportaciones, y hoy día hay un aumento explosivo de la superficie”, acotó.

En tal sentido, dicho incremento de la producción afectará el mercado mundial de los granos. A su juicio, existen solo dos salidas: aumentar la productividad y alcanzar rendimientos que dupliquen las estadísticas argentinas, a objeto de obtener rentabilidad en los cultivos; o derechamente reemplazar las variedades y la tecnología.

Consultado respecto a cómo lograr un mayor rendimiento, Ariztía apuntó que se requiere aplicar variedades nuevas de maíz -ya probadas- que podrían resultar de mejor utilidad, con base en los tipos de suelo y clima al cual está sometido cada agricultor.

Respecto a la mayor utilidad, el presidente de la SNA apuntó que la agricultura chilena cuenta con un potencial enorme, como consecuencia de ser país exportador de alimentos al hemisferio norte, condición que debe seguir siendo motivación para mejorar.

“Los cambios que suceden en la agricultura han sido históricos. Por lo tanto, cuando nos vemos en situaciones complejas, los agricultores son los primeros en saber reaccionar y por dónde moverse (…) Hemos visto en estas tierras (Maule) cómo han ido aumentando plantaciones de cerezos y  nogales. También ha habido cambios de variedades y aumento de producción en uvas viníferas, así que hay que aplicar tecnología moderna y eficiencia productiva, para seguir siendo un buen competidor en el mercado mundial”.

 

VENTAS POR

 CONTRATO

Tras un complicado ciclo agrícola 2016, con saldo de deudas y un carente sistema de financiamiento, aumenta la intención de migrar hacia la agricultura de contrato. Al consultar a Ariztía si esto afecta de alguna manera la perspectiva agrícola tradicional, indicó que más que lo negativo, se deben apreciar las ventajas de esta siembra pactada con industriales, asociadas al producto que se desee sembrar.

Recordó que tras estos esquemas existe una “comercialización seria y responsable del producto, beneficiosa tanto para comprador como para vendedor”. En tal sentido, destacó la importancia de que el contrato sea una figura “seria, bien delimitada y, además, que se cumpla”.

Respecto a la determinación de los precios en estos acuerdos, apuntó que es un aspecto variable entre  productor y comprador. “Existen precios que se fijan de acuerdo a costes internacionales, otros en dólares o unidades de fomento (…) Los precios en la agricultura normalmente no son conocidos previos a la siembra. Eso los agricultores lo sabemos y, por  lo tanto, tenemos que conocer  las expectativas de largo plazo o del año”.

A esto añadió que el agricultor debe estar atento al comportamiento de los mercados del hemisferio norte. De esta manera, existe la posibilidad de conocer anticipadamente si habrá cosechas abundantes en cultivos. En su opinión, esto es tiempo suficiente “para reaccionar  y saber sembrar o decidir no hacerlo, dependiendo de las circunstancias”.

Refirió que la agricultura de contrato debe ser vista como seguridad de venta para  el agricultor.  “El contrato se hace para que cumplamos, pero no necesariamente conoceremos el precio”, manifestó Ariztía, precisando que algunos productores y compradores fijan precios mínimos, como parte de las  reglas del juego. Sin embargo, la ley del contrato no establece una norma de fijación de valores.

 

ESCENARIO DE ENDEUDAMIENTO

“Los mercados agrícolas nunca se pueden regular”, comentó Ariztía al ser consultado respecto a la baja demanda de mercancía agrícola, motivando al alto endeudamiento de los productores.

“A semilla de papa barata, papa cara o viceversa, por lo tanto, hay que  tener cuidado con los precios de las semillas”, acotó al referirse a la experiencia del año anterior en producción.

Se multiplicaron los productores de papa y como resultado, existe un escenario que calificó “como lamentable”, en especial, hacia la zona sur, donde quedaron miles de hectáreas sin cosechar.

Enfatizó que la oferta y la demanda son parte de la realidad de la agricultura. “Afecta mucho que después de un año de trabajo, el agricultor se encuentra con que el precio cayó violentamente. Los agricultores sabemos que es así. No hay nadie que nos pueda proteger en ese sentido. No hay seguros de precio ni clima (…) por eso, la banca y proveedores de insumos son tan exigentes”.

Respecto a la limitada oferta crediticia, recordó que si existen perspectivas negativas es natural  que haya limitaciones, como parte de las libertades económicas del mundo.

Requerido en torno a cómo sacar adelante la actividad, con un sistema financiero limitado y productores endeudados, apuntó que el papel de figuras como la banca privada es reestudiar, prorrogar y permitir que el agricultor pueda cumplir sus compromisos. El agricultor debe estar atento a los comportamientos del mercado, nacional e internacional, así como los avances  tecnológicos en la materia.

 

Rosmir Sivira

Volver

Comentarios