Viernes, 23 de Febrero de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos Nubosos
Iván Chamorro, gerente de Asuntos Públicos de Arauco:

Incendios “nos obligan a ser un actor protagónico, sacar lecciones, innovar y recuperarnos”

Ejecutivo detalla los planes de la compañía para superar los efectos de los graves siniestros forestales

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 23 de Abril 2017

CONSTITUCIÓN.- Empresa Arauco está desarrollando un plan de trabajo que aborda las dimensiones sociales, ambientales y productivas tras los incendios más devastadores de la historia del país. El aporte a la reconstrucción en Santa Olga, en Constitución, y la creación de una red de prevención comunitaria son parte de las medidas que la compañía está implementando. Los otros ejes del trabajo que está desplegando la compañía son la recuperación productiva y la restauración de 17 mil hectáreas de vegetación nativa y zonas de alto valor de conservación.

 

¿Cuál es su balance a dos meses del término de los incendios forestales?

Fue la temporada más complicada que nos ha tocado vivir como empresa y como sociedad en materia de incendios. Como a todos los chilenos, el mayor incendio en nuestra historia nos golpeó profundamente. Hoy, pasada la emergencia estamos concentrados en trabajar, diseñar e implementar medidas para poder intentar por todos los medios que esta situación no vuelva a ocurrir. Para ello, hemos definido cuatro ejes de trabajo en torno a la recuperación productiva, la restauración, la reconstrucción social y la generación de una red de prevención comunitaria. 

 

¿Cómo los incendios cambian la perspectiva de una empresa como Arauco?

A nivel de organización es un tremendo desafío que nos moviliza enormemente por distintas razones. Nos moviliza por todo el daño que se produjo, pero también por todo el temor que se generó a nivel país, el daño medioambiental y humano que se produjo, y el cuestionamiento que existió. Esto nos obliga a ser un actor protagónico y a hacernos cargo de lo vivido, a sacar las lecciones aprendidas, diseñar nuevas formas de trabajo, innovar, y sacar lo mejor de nuestras capacidades para recuperarnos.

 

¿Y a nivel de industria?

Esto afectó a las empresas grandes pero también a los pequeños propietarios: más de la mitad de lo quemado fue de pequeños propietarios. Esto nos moviliza a jugar un rol de liderazgo respecto a pararnos de esta situación y a poner lo mejor de nuestras capacidades. Pero pararnos no solos, sino con una mirada de país, con una mirada en red de cómo en conjunto aprendemos de lo ocurrido y hacemos que este sector se transforme en algo mejor que lo que teníamos antes de los incendios. Esta tragedia nos presenta una oportunidad para salir fortalecidos como país y como sector.

 

Ya superada la emergencia, ¿qué medidas están tomando?

Ahora estamos formando equipos al interior de la empresa y buscando las alianzas necesarias para poder enfrentar de buena manera la próxima temporada de incendios. Además, estamos trabajando un programa que llamamos red de prevención comunitaria que se enfocará en trabajar junto a las comunidades en zonas de interfaz urbano forestal. Queremos ayudar a las comunidades a formar comités de prevención comunitaria. Otro aspecto es el compromiso de la empresa a restaurar las consecuencias ambientales producto del incendio: vamos a restaurar 17.000 hectáreas, todas de vegetación nativa y zonas de alto valor de conservación.

 

¿Hay fecha estimada para empezar a ver los primeros resultados?

Lo más inmediato es la recuperación de la cadena productiva, en eso ya se están viendo resultados porque se está cosechando el bosque quemado que es factible de cosechar. En paralelo estamos trabajando en la protección de cuencas de agua y en el proceso de restauración de bosque nativo. Además ya nos estamos desplegando con los municipios para establecer esta red de prevención comunitaria con los comités locales. Todas estas tareas ya se están realizando, aunque algunos frutos son de más largo plazo.

 

¿Y la reconstrucción de Santa Olga?

Arauco viene hace muchos años trabajando con comunidades y tiene experiencia trabajando en una articulación público-privada y con participación de la comunidad. Arauco no trabaja solo. Para la reconstrucción de Santa Olga nos integramos a las mesa de trabajo que convocó el Gobierno, donde se diseñó el plan maestro de Santa Olga y donde Arauco juega un rol central en la planificación y futura implementación. Por ejemplo, con la Dirección de Obras Hidráulicas se está trabajando un convenio para generar un abastecimiento de agua y para generar una estructura que permita llevar el agua hacia el comité de agua potable rural. Además hemos facilitado distintos terrenos como por ejemplo, para la instalación del jardín infantil.

 

¿Cómo proyecta el trabajo hacia adelante?

El desafío es gigante, pero en Arauco hemos enfrentado desafíos muy grandes en nuestra historia y hemos sido capaces de innovar y de adaptarnos. Tenemos un equipo humano muy bueno y comprometido, y si tenemos que pedir ayuda externa, lo vamos a hacer. Yo veo un ambiente en todos los actores de que estos incendios no pueden volver a ocurrir. Tenemos que movernos a tener un sector mucho más seguro, ser un país más seguro y también más valorado por todas las bondades que tiene. El desafío es gigante pero estamos motivados.

Volver

Comentarios