Lunes, 17 de Diciembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Despejado
El nivel de endeudamiento para el mes de diciembre podría ser mayor

Ingresos precarios y errado concepto de satisfacción

Al no ser suficientes los ingresos, se forma un círculo vicioso de endeudamiento, del cual resulta complejo salir sin nuevos recursos

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 10 de Enero 2018

TALCA.- Siete de cada diez pesos que ingresan a la familia Soto González son destinados a pago de deuda a terceros. Igual situación ocurre en el hogar de los Pérez y los Muñoz. En la mayoría de los casos, el escenario de endeudamiento doméstico es alarmante.
Según el Informe Cuentas Nacionales por Sector Institucional, del Banco Central de Chile (BCCh), la carga financiera de hogares chilenos fue de 69,8% en septiembre de 2017.
Para el cálculo final del año, el dígito podría ser mayor, si se estima que diciembre es el mes de mayor consumo de productos y servicios del año.
Sobre este respecto, Guillermo Riquelme, economista e investigador del Centro de Estudio y Gestión Social (Ceges) de la Universidad Autónoma de Chile, indicó que cuando los ingresos de los hogares pierden dinamismo y se vuelven más precarios, la forma de financiar la canasta de consumo es, precisamente, a través de la deuda financiera o comercial, que en conjunto representan los pasivos del núcleo familiar.
El saldo a favor son sólo $3 por cada $10, para ser destinados a alimentos, servicios básicos, vestuario y otros.
Al no ser suficientes, probablemente requieran financiar también los gastos del momento, por lo cual la deuda crecerá en la medida que se deban suplir gastos del día.
“El uso de las tarjetas de crédito comerciales para financiar, por ejemplo, la alimentación, es un claro ejemplo de cómo los pasivos de los hogares aumentan, sin que necesariamente ocurra lo mismo con sus ingresos. Si el círculo precario endeudamiento-consumo no se detiene, puede acarrear niveles de endeudamiento que sean imposibles de pagar para una familia promedio; más aún, cuando el endeudamiento comercial es el más caro en cuanto a intereses, de entre el 3% mensual y sobre el 30% anual”, relató.
Desde el ámbito social, el académico Claudio Vásquez, docente de la Universidad Católica del Maule (UCM), detalló que el acceso al crédito se ha expandido a todos los estratos socioeconómicos. Ya no es exclusivo de los sectores más privilegiados de la sociedad, sino que es posible conseguirlo en casas comerciales para jóvenes estudiantes de educación superior que aún no ingresan al mercado laboral o para “dueñas de casa”, sólo con su cédula de identidad y un comprobante de ingresos de la pareja.
A juicio del sociólogo, esta flexibilización del acceso al crédito “puede ser en el mejor de los casos, un motor para nuestra pequeña economía nacional, que basa su modelo de crecimiento en el consumo interno”. Sin embargo, también tiene consecuencias.
Vásquez, destacó que en Chile se ha asociado la imagen de consumo a satisfacción personal. “De hecho, una de las variables que mejor explica la satisfacción con la vida son los ingresos”.
La sociedad está basada en “cimientos neoliberales”, que hacen pensar que “lo privado es mejor que lo público” o “nada es gratis en la vida”. Por tanto, el imperativo empuja hacia el consumo en todas las esferas, en especial si “puede ser pagada en 72 cuotas”.
El académico de la UCM citó que “la exacerbación del principio de placer, contenido en la experiencia del consumo inmediato, es una característica inherente a la sociedad contemporánea”, que alcanza este momento mediante el endeudamiento.

EN DICIEMBRE
Acerca del cálculo del último trimestre del año, Riquelme indicó que pudiese haber un incremento en diciembre, sobre el porcentaje reportado.
“La festividad de Fin de Año es el período de mayor consumo en Chile, tanto a nivel comercial como financiero. Más aún cuando el consumo no está mayormente planificado, sino que se compra impulsiva y apresuradamente. Lo que lleva a tomar decisiones menos racionales”, relató.
Vásquez, refirió que el alto endeudamiento tiene relación con el modelo económico que estimula el consumo a través del crédito, incluso en ámbitos como farmacias, alimentación o salud.
Esto es consecuencia de los bajos salarios, ya que 50% de la población gana $350.000 al mes.
El resultado final es el “empobrecimiento” y pérdida de la calidad de vida de los chilenos, asociado a situaciones de estrés, insomnio, mal humor y otros.

Rosmir Sivira

Volver

Comentarios