Sábado, 23 de Septiembre de 2017
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos Nubosos
Ganador del Premio Avonni

Innovación de talquina marca presencia en IFT Agro 2017

Cuando tenía 70 años, la química farmacéutica Inés Artozón Sylvester creó Cold Killer, que otorga resistencia, a nivel interno de la planta, para soportar una helada. María Carolina Bustos, esposa de su nieto Alejandro Christen, relató la singular historia de este anticongelante

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 07 de Abril 2017

TALCA.- La creatividad de los maulinos no podía estar ausente en la segunda versión de la Feria Internacional de Tecnologías Agrícolas, IFT Agro 2017, que hasta mañana se desarrollará en esta ciudad. Y qué mejor que a través de una innovación creada, a los 70 años, por la talquina Inés Artozón Sylvester, cuyo producto Cold Killer obtuvo el 2013 el Premio Nacional de Innovación, Avonni, en la categoría Recursos Naturales.

Hoy, la química farmacéutica de 93 años está alejada por razones de salud. Pero María Carolina Bustos, médico veterinaria y esposa de su nieto Alejandro Christen, es la gerente de Producción  de Agro Química del Maule, compañía que impulsa la comercialización de este producto creado en 1995.

Con orgullo, destacó que “sigue siendo el único producto a nivel mundial que otorga resistencia, a nivel interno de la planta, para soportar una helada. Hoy es usado en la patagonia chilena, en producciones al aire libre de flores y de distintos cultivos”, enfatizó.

 

HISTORIA

Relató que la familia de Inés, quien instaló uno de los primeros laboratorios clínicos de Talca. Y, cuando se dejó de importar un producto mexicano que empleaba en su huerta, usó sus conocimientos de química para crear, en la cocina de su casa, una mezcla. Repartió gran parte entre sus conocidos, que no fueron afectados por una gran helada que cayó ese año. Así, de manera muy casual, nació este producto”, detalló.

María Carolina señaló que Inés luego investigó con universidades regionales y nacionales, hasta que descubrió el elemento que le otorgó esa propiedad anticongelante al producto. Un par de años después lo patentó en Estados Unidos y lo lanzó comercialmente, a través de la empresa Químicas Assel.

“Ella siempre pensó que era una herramienta fundamental que debía estar disponible para que los pequeños agricultores no perdieran sus producciones, cuando hubiera heladas. Años después, la empresa quebró porque comenzó a regalarlo y, además, se cayó la fábrica con el terremoto del 27F. Entonces nació Agro Química del Maule (AQM)”, recordó. 

 

PREVENCIÓN

La nieta política valoró que este anticongelante permite prevenir, pues antes los agricultores arrendaban estufas y, los que contaban con más recursos, contrataban helicópteros.

Destacó que “ahora, basta con aplicar el producto 14 días antes de que un evento climático de este tipo, y se puede ocupar desde tejidos muy jóvenes hasta otros con bastante edad. Además, el precio no ha subido en tres años, para que esté al alcance de los pequeños agricultores”, enfatizó.

 

COMERCIALIZACIÓN

Además de la comercialización local, la gerente de producción de AQM señaló que las exportaciones comenzaron en la antigua compañía, con envíos a Argentina. Hoy, están exportando pequeños volúmenes a México, Bolivia. “Ha sido fundamental el apoyo de ProChile, para salir a prospectar mercados, y estamos con proyectos en Canadá y Estados Unidos”, contó.

Asimismo, comentó que como es un producto que tiene mucha agua en su composición, es muy caro exportarlo. Por eso buscan generar, mediante biotecnología, alguna forma de presentación económica para su exportación, como por ejemplo un polvo que se reconstituya o un gel. 

 

María Isabel Triviño

Volver

Comentarios