Viernes, 16 de Noviembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos nubosos con lluvia debil
Ingeniero agrónomo Guillermo Lorca:

“La aplicación de plaguicidas es una de las labores más deficitarias en Chile”

Durante un taller organizado por el Comité de Arándanos, el profesor de la Pontificia Universidad Católica dijo que los agricultores nacionales “en general, tiran mucho más plaguicida de lo recomendado”, lo que se traduce en pérdidas económicas y mayor contaminación

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 07 de Julio 2016

TALCA.- “Calculamos que en este país, en promedio, se pierde el 50% del plaguicida que se aplica”, afirmó Guillermo Lorca, profesor de la Facultad de Agronomía de la Pontificia Universidad Católica de Chile. La declaración la formuló ayer luego de dictar un taller orientado a la aplicación eficiente de los agroquímicos, para combatir la Lobesia botrana.

Después de la actividad, organizada por el Comité de Arándanos de Chile en Parral, añadió que “los agricultores chilenos, en general, tiran mucho más plaguicida de lo recomendado. Además, no seleccionan bien las boquillas y las presiones de trabajo”.

Dijo que con ese dinero, a nivel nacional, anualmente se podría comprar más de cuatro mil tractores u ocho mil equipos nebulizadores.

Tras resaltar que una buena aplicación permite tener menos plaga, gasto por plaguicidas y fruta rechazada, entre otros, el  ingeniero agrónomo comentó que de lo contrario se gasta y se contamina más.

“Cuando vendemos productos al exterior hay que cumplir requisitos, pero si se comercializan en el país nadie se preocupa de ver cuánto plaguicida tiene”, indicó

Junto con resaltar que “la aplicación de plaguicidas es una de las labores más deficitarias en Chile”, explicó que “necesitamos que el personal calificado se involucre más en los temas, ya que no pueden dejarlo en manos del operador que, lamentablemente, tiene poca escolaridad y preparación, porque nadie estudia para ser tractorista en Chile”.

Juan Pablo Barroso, asesor del Comité de Arándanos en transferencia tecnológica, destacó que para efectuar las aplicaciones, “debo tener la capacidad y el conocimiento suficiente para hacer bien el cálculo y tirar el producto en  la concentración que corresponde…Si no conozco los tipos de boquilla, la presión y la velocidad a la que debo trabajar o las condiciones climáticas que debo tener para que el producto quede bien aplicado, puede haber una sobredosis o una dosis más baja. Por lo tanto, tengo baja eficiencia en el control de la plaga”.

 

PRODUCTORES

María José Rojas es ingeniero agrónomo de Nice Blue, empresa frutícola de Linares que recibe arándanos de productores desde San Javier a Cauquenes. Relató que los invitan a estas jornadas porque desde que empezaron con las capacitaciones “ha mejorado bastante el conocimiento de los productores en la aplicación de agroquímicos, pero en los temas de mantención y dosificación falta un poco de trabajo”.

Uno de esos productores es el fundo Los Robles, de Linares. Su administrador, Gabriel Sepúlveda, relató que “en la temporada 2014-2015, fuimos uno de los campos que tuvimos más capturas en la región, y el año pasado no hubo ninguna en las trampas”.

Agregó que “tuvimos buenos resultados, así que deberíamos seguir en la misma línea en esta temporada. Entre más eficientes hagamos las aplicaciones de productos químicos, podremos usar menos y controlar mejor nuestras plagas y enfermedades que tengamos en los huertos”. 

 

Recomendaciones

El académico de la U. Católica manifestó que para una aplicación eficiente de plaguicidas, lo primero es chequear el equipo. “No se puede calibrar si éstos se encuentran en malas condiciones, que es lo que sucede en muchos campos de Chile. En Chile existe una cultura de reparación, pero no de mantención”, opinó.

Volver

Comentarios