Martes, 20 de Noviembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos Nubosos
No se han realizado denuncias en el Maule por el hackeo a bancos chilenos

La ciberseguridad, el “talón de Aquiles” del sistema bancario chileno

El hackeo a 12 instituciones bancarias chilenas puso en tela de jucio su credibilidad ante los clientes, evidenciando la ciberseguridad como una asignatura pendiente.

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 27 de Julio 2018

TALCA. – El hackeo de 12 bancos chilenos donde se expuso información bancaria de más de 14 mil tarjetas de crédito, evidencia que la ciberseguridad forma parte de las falencias de estas instituciones financieras.
Rodrigo Cofré, director de la Escuela Ingeniería Civil Informática de la Universidad Católica del Maule, asegura que este hackeo era de conocimiento de las instituciones bancarias desde antes de que se supiera públicamente, pero que optaron por retrasar su confirmación para no perjudicar su credibilidad y la confianza ante sus clientes.
Vulnerabilidades que se reflejan en los pocos recursos que le dedicarían los bancos a la ciberseguridad, según Cofré, quién asegura que la banca chilena solo destinó a este particular el 1 % (60 mil 961 millones de pesos) respecto a los resultados brutos de las operaciones financieras en el país.
El también magíster en ciencias informáticas aseveró que esto se ve reflejado en el puesto 51 que ocupa Chile en cuento al Índice Global de Ciberseguridad.
Y es que el país está dando pasos hacia la informatización de la sociedad, tal y como lo afirmó Ricardo Pérez, académico de la escuela de Ingeniería Civil en Computación de la Universidad de Talca, quién señala que siempre vamos a estar expuestos a ataques de este tipo, siendo imprescindible en la actualidad la utilización de plataformas con más de un método de autenticación.
El profesor de la Utal declaró que estas vulnerabilidades también responden a la no actualización de los sistemas operativos de las entidades bancarias, aplicándose como solución alternativa la incorporación de parches de seguridad a estos softwares que, si bien eliminan algunas vulnerabilidades, quedan otras que dejan expuestos a estos sistemas.

SIN DENUNCIAS
La exposición de la información por estos hackers aún no identificados preocupa a muchos que hacen uso de sus recursos financieros a través de estos mecanismos, aunque hasta el momento no se había denunciado ningún hecho asociado a este hackeo en la región, según el comisario Carlos Castillo de la Brigada de Delitos Económicos de la PDI Talca.
No obstante, tanto el investigador de la PDI como los ingenieros informáticos, explican que el modo operandi en timadores de este tipo es mediante del “phishing o pharming”, que corresponde a un email que llega a los buzones de correo con la orientación de actualizar los datos bancarios mediante un link. A esto se suma la clonación de las páginas web de bancos, por lo que se hace imprescindible que estos sitios tengan protocolos de seguridad, asegurándose que la conexión con estas páginas es https://.
Asimismo, el abogado Carlos Gajardo recuerda que entre los bancos y sus clientes existe un contrato de prestación de servicio donde él primero tiene la responsabilidad de la custodia del capital, por lo que si ese servicio sufre algún hackeo es el banco quien asume los perjuicios, siendo resuelto de esta manera mediante un recurso de protección.

Michel Hechavarria

Volver

Comentarios