Lunes, 24 de Junio de 2019
Ricardo Ibáñez, abogado y socio de Defensa Deudores

“La reorganización de deudas hoy está solo al alcance de la mediana y gran empresa”

El experto considera que la legislación actual priva a las pequeñas empresas de optar por esta norma y, por ello, las obliga a quebrar, al no abrirles las puertas a renegociar de manera accesible a los bolsillos de estos emprendimientos.

Periodista: Michel Hechavarria - Fecha de Edición: 09 de Junio 2019

“Vemos hoy que la Clínica del Maule deja incobrable nueve mil millones de pesos en deudas y, otras empresas, como Pasta Suazo, suman cientos de millones de pesos también incobrables. Sin embargo, campesinos, emprendedores y pequeños comerciantes, quedan atormentados por deudas que, según las estadísticas de la región, su promedio bordea los 8 millones de pesos”.

 
Así se expresó Ricardo Ibáñez, abogado y socio de Defensa Deudores, demostrando inconformidad con las normas que rigen la reorganización de deudas para empresas, establecidas en la ley 20.720.

 
“Bien sabemos que, a las empresas, en su crecimiento les cuesta igualar sus ventas con sus egresos. Sabemos que deben atravesar un periodo de maduración de negocios, que es la denominada etapa del Valle de la Muerte, donde muchos emprendimientos ven que sus negocios -que pudieron ser fructíferos- no lo son por el mal endeudamiento y otros factores externos”, comentó.

 

REGISRO EN DICOM
El experto también asegura que esta situación afecta el ingreso promedio de la región, la cual figura entre las más bajas del país, sumado al alto endeudamiento que se registra en la población de la zona que, en muchos casos, se trata de emprendedores que ven imposibilitado poder optar por este procedimiento que le permita salir de Dicom.

 
“Es una norma que se legisló con el derecho a favorecer a la pequeña y microempresa de personas naturales, sin embargo, vemos con bastante tristeza que, en la Región del Maule, esta opción ha sido exclusiva, principalmente, para las grandes compañías”, aseveró.

 
Ibáñez aclaró que no es que se le esté dando un mal uso a la norma, sino que el alcance de los beneficios que establece esta Ley de Quiebras no han sido informados de manera oportuna a la ciudadanía y, en especial, a los microempresarios, quienes podrían sacarle un mayor provecho.

 
SUPERINTENDENCIA
En tal sentido, Ibáñez calificó como insuficientes las recientes acciones encabezadas por la Superintendencias de Insolvencia y Reemprendimiento, tras la creación de la plataforma digital www.tenlaclara.cl, por cuanto es un sitio web que invita a las personas naturales a renegociar las deudas, obviando la situación de las empresas.

 
“La reorganización de deudas –lamentablemente- hoy está solo al alcance de la mediana y gran empresa, por las grandes barreras que tiene los abultados costos que significa pagar una auditoria, obligando a contar al menos con 300 UF para iniciar un proceso de reorganización. Bien sabemos que este monto, equivalente a unos 9 millones de pesos, representa el capital de trabajo de una pequeña empresa”, sostuvo.

 

CAMBIOS LEGISLATIVOS
Es en ese contexto, el abogado consideró necesario modificar la denominada Ley de Quiebra, tras cinco años de su entrada en vigencia, dando paso a la flexibilización de dicha legislación, para que permita que las empresas de menor tamaño que, en la actualidad, conforman el 99% del ecosistema empresarial maulino, puedan acogerse a estas normas de reorganización de sus deudas y que no se incremente el empobrecimiento de la pyme chilena.

 
“Si bien es cierto el Gobierno, con bombo y platillo, señala que hoy día estamos en un periodo en que el emprendimiento y la creación de microempresas está a la orden del día, lo cual habla del entusiasmo de las personas por emprender y la necesidad que tiene de hacerlo; esto no va directamente de la mano de una legislación acordes a las dificultades económicas que deberán afrontar las pequeñas empresas. Es necesario modificar la ley, con el objeto que estos emprendimientos no se vean obligados a quebrar, sino a pagar en condiciones que le sean favorables”, consideró.

Volver