Martes, 25 de Junio de 2019
IPC de diciembre fue de 0,1%, con lo que la variación acumulada de 2017 sumó 2,3%

La tasa de inflación más baja de los últimos cinco años aún afecta a algunos sectores

Productos que redujeron sus precios son estacionales y aquellos que incrementaron no retroceden

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 09 de Enero 2018

TALCA.- El Índice de Precios al Consumidor (IPC) de diciembre registró 0,1% de variación, según informe del Instituto Nacional de Estadística (INE), lo que suma una inflación de 2,3% para el 2017, cifra que según expertos es la más baja de los últimos cinco años. Sin embargo, el valor aunque inferior, resulta de gran impacto para sectores vulnerables como los pensionados, que percibieron durante el año un ajuste en su renta mensual de 0,25%, lo que no compensa el valor acumulado, repercutiendo en una reducción del poder de compra.
Para Andrés Valenzuela, economista y académico de la Universidad Católica del Maule (UCM), este es quizás uno de los puntos más destacables del reciente informe puesto que es uno de los grupos con condición de vida más delicada.

EN LA POBLACIÓN
En diciembre de 2016 el índice fue de -0,2%. En mayo y noviembre del presente año la variación también fue de 0,1%.
Respecto a qué representa esto para la población en general, indicó que los efectos pueden ser varios. “Se trata de un índice controlado con el cual el consumidor final obtiene productos a menor precio, pero en contraparte, relacionado con un tipo de cambio bajo, existen importantes repercusiones. Si el precio del dólar es bajo y los precios de algunos artículos no suben, existe un impacto importante en las empresas que exportan, pero que además no aprecian recuperación en la comercialización interna”, explicó.
Jennifer Rivera, vicedecana de Administración y Negocios de la Universidad Autónoma de Chile, comentó por su parte que el IPC de diciembre representa un incremento leve en el costo de vida de los ciudadanos. Si bien hubo disminución en algunos rubros, hubo aumento en otros, lo que provocó compensación.
La dimensión Transporte aumentó 1,4%, con énfasis en Transporte de Pasajeros por Vías Urbanas y Carreteras (5,9%) y Comestibles y Lubricantes (2,8%), pero Alimentos y Bebidas no Alcohólicas descendió 0,5%.
En opinión de Rivera el valor se encuentra “dentro de las expectativas” dada la baja base de comparación y el rezago que había mostrado la economía en materia de crecimiento a esa fecha.
Rodrigo Saens, economista y académico de la Universidad de Talca (UTalca), coincidió en este aspecto, al señalar que la variación de diciembre está “bastante en línea con lo que esperaba el mercado para el cierre de 2017”.
Recordó que el rango meta estimado por el Banco Central de Chile era entre 2% y 4% anual.

OTRO FACTOR
Al escenario se unió a fines de año la caída del dólar, que hizo retroceder precios de bienes y servicios importados, pero según Saens el verdadero efecto de estos datos sobre el bolsillo de las personas se observará en el alza de la Unidad de Fomento (UF), cuyo valor está indexado al IPC.
Entre el 9 de enero y el 9 de febrero de 2018, la UF subirá $26,8 pesos, pasando de $26.805,92 a $26.832,72.

CONTEXTO
Valenzuela describió que el comportamiento de productos a la baja fue en rubros agrícolas. La palta y el limón, por ejemplo, redujeron sus precios 30%, mismos productos que tienden a mostrar mayor consumo que aquellos que subieron, como juguetes y otros.
“La preocupación es que las cosas que bajaron gozan de un carácter de temporalidad, como comida y fruta, pero las cosas que subieron son de tipo estructural”, comentó el economista quien recordó que el precio del transporte no disminuye entre meses. “El precio del transporte sube para quedarse”, comentó.
Señaló que se apreciará un escenario “complicado” cuando los productos aumenten su precio por efectos del invierno, mientras que el transporte, por mencionar uno de los casos, se mantendrá como una constante.
Rosmir Sivira

Volver