Jueves, 20 de Junio de 2019
Posee un estanque principal de 10 mil litros

Listo para combate de incendios en el Maule está el llamado “Súper helicóptero”

Mega aeronave “Sun Bird” tiene base en Palhuen, Curepto, y se suma a la fuerza de combate aéreo de la empresa Arauco de 13 aviones AT y 13 helicópteros koala.

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 30 de Diciembre 2018

TALCA.- En Curepto, en la base forestal Palhuen, de la empresa Arauco, ya está posado el “súper helicóptero” cisterna S-64 Erickson Aircrane -bautizado como Sun Bird-, dispuesto a transformarse en un importante apoyo en el combate de incendios rurales y forestales para este verano y así proteger centros poblados e industriales.


En las últimas horas arribó una segunda mega aeronave -llamada Annie-, esta vez a la base forestal de Santa Juana, en la Región del Biobío.


Estos helicópteros son los más eficientes y grandes del mundo en su tipo, y se están sumando a la fuerza de combate aéreo de Arauco para la presente temporada, de 13 helicópteros koala y 13 aviones AT-802, además de un avión de coordinación de combate de incendios.
Los helicópteros S-64 Erickson Aircrane poseen un vasto historial de respaldo en catástrofes naturales en distintas partes del mundo y son traídos a Chile por Ecocopter, empresa nacional de aeronáutica referente a nivel latinoamericano en el transporte de carga y servicios aéreos de alta complejidad.
En el caso del “Sun Bird”, lleva ocho años consecutivos combatiendo desde los aires los siniestros de la ciudad de San Diego, en el país del norte.


En tanto, “Annie” destacó durante los meses iniciales de este año prestando servicios en el Biobío y ha trabajado en el control de incendios de Estados Unidos y Europa, sobresaliendo especialmente en los últimos sucesos del estado de California.


Guillermo Mendoza, subgerente de Asuntos Públicos de Arauco, comentó que “la incorporación de estos helicópteros a nuestra flota de prevención y combate de incendios, tiene como principal objetivo, aumentar la capacidad operativa para la extinción de focos y al mismo tiempo, proteger sectores poblados y zonas contiguas a bosques”.
En tanto, Armando Weinberger, gerente comercial de Ecocopter, afirmó que “el contar con la presencia de estos dos helitanques desde principios de la temporada de incendios, es una muestra de cómo la industria forestal se está anticipando y preparando para abordar la temporada de incendios”.


CAPACIDADES DE LAS AERONAVES
El S-64 Erickson Aircrane tiene una autonomía de 246 millas náuticas, 21 metros de largo, un diámetro de rotor de 21,2 metros con seis aspas y un completo sistema para combate de incendios, a través de un “Snorkel” para la carga de agua mediante succión. Gracias a esto, puede cargar su estanque principal de 10 mil litros posándose sobre una fuente de agua en hasta 45 segundos y permitiendo lanzamientos en ocho diferentes modalidades, desde lanzamientos parciales hasta la descarga completa en tres segundos.


Sobre las capacidades que tiene el S-64 Erickson Aircrane, Guillermo Mendoza señaló que “sus cualidades permiten un ataque rápido, efectivo y de gran volumen de agua, facilitando así el trabajo de las brigadas”.
Para esta temporada 2018-2019, cada “súper helicóptero” viene tripulado por dos pilotos de vasta trayectoria, más otras cuatro tripulaciones de apoyo y dos staff de mecánicos, ingenieros y apoyo logístico que involucra a más de 50 personas.

 

MÁS RECURSOS
Estas modernas aeronaves forman parte de la implementación de la Estrategia Integral de Prevención y Combate de Arauco, con una inversión de 40 millones de dólares.
Para esta temporada también se han consignado 69 carros bomba, 13 aviones, 13 helicópteros, además de 24 cámaras robot para la detección de incendios.
También se contará con una dotación de 1.390 brigadistas tradicionales, 1.200 brigadistas silvícolas -que se integran en las faenas de liquidación de los incendios- y también Brigadas Nocturnas, con 204 profesionales especialmente capacitados para desarrollar labores de combate, contención y liquidación del fuego.


Todo lo anterior, se suma al trabajo articulado y colaborativo de la Red de Prevención Comunitaria y sus cerca de 300 comités locales a lo largo del país.

Volver