Miércoles, 26 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos nubosos con lluvia debil
Suelos erosionados en la región

Más de un millón de hectáreas cuentan con algún grado de erosión en el Maule

La sobreexplotación de los suelos, las malas prácticas agrícolas y ganaderas, entre otras causas, son parte de las agravantes de esta situación.

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 07 de Julio 2018

TALCA.- Un 80 por ciento de la superficie de la región del Maule cuenta con diferentes grados de erosión, según una evaluación realizada por el Centro de Agroclimatologia y Riego de la Universidad de Talca.
Los terrenos degradados por la erosión representan más de un millón 500 hectáreas, siendo Chanco, Empedrado, Hualañé, Licantén y Pelarco las comunas más afectadas por este deterioro de los suelos maulinos, según las declaraciones del agroclimatólogo Patricio González, investigador de este centro de estudios.


El nivel de erosión aumentó considerablemente luego de los incendios forestales del verano 2017, quedando grandes superficies descubiertas que representaron más de 80 por ciento del secano costero, afirmó el también académico de la UTAL.
El especialista advirtió que esta degradación es a causa de las lluvias que caen sobre suelos que no están protegidos por vegetación. Y es que las precipitaciones, por ejmplo, de 50 mm en menos de 8 horas, protagonizan un golpe mecánico sobre el suelo descubierto que provoca desprendimientos, los cuales suelen escurrir por las vertientes hacia los ríos, dictaminó Patricio González.
Las técnicas de riego por surco, hacen que los suelos sean lavados cada año y de alguna manera generan una pérdida que desgraciadamente ha ido en aumento, lamentó el estudioso de la Utal, quién atestiguó el uso de ambiguas técnicas de riego en las áreas de cultivo del Valle Central, donde se pierde el 70 por ciento del agua, cuya corriente arrastra suelo fértil.

 

AGRICULTURA MARGINAL
Fernando Medina, presidente de la AG Agrícola Central de Talca, suma a las causales del aumento de la erosión en los suelos maulinos el sobrepastoreo de ovinos y caprinos y la agricultura dependiente. En ambos casos la situación se da principalmente por la explotación masiva de la superficie.
Las malas praxis de la agricultura en territorios con suelos degradados responden a la bajísima rentabilidad de los agricultores que están en zonas muy marginales, viéndose obligados a mantener este tipo de labranza por la falta de oportunidades, provocando un alza significativa en los grados de erosión de estas parcelas, según enfatizó el presidente del gremio de agricultores.
En palabras de Medina la pérdida de la cobertura vegetal es otra de las acciones que se desprende de estas malas prácticas, extinguiendo en gran parte de estas superficies las capas vegetales que protegen a los suelos agrícolas.


Los métodos de la industria maderera también han contribuido a este deterioro de los suelos, según el presidente del gremio de agricultores, quien asegura que la reforestación de estas empresas en zonas que con anterioridad ya se encontraban erosionadas dentro del secano interior y costero, así como la explotación de esta materia prima, provoca un problema de erosión por la eliminación drástica y forma violenta de la capa vegetal que cubre estos suelos.

 

APOYO
INTITUCIONAL
Roberto Vega, coordinador regional del Programa de Suelos del SAG, afirmó que existen varios programas para resguardar las superficies cultivables de la región, concentrados en 5 polos de acción.
En este sentido la región lideró a nivel nacional estos programas, según los datos tributados por dicho coordinador, con unos 1700 millones de pesos que impactaron en unas 12 mil hectáreas producidas por más de 320 agricultores, siendo Cauquenes con 72 beneficiarios y Parral con 78, las zonas más favorecidas.


Los proyectos pertenecientes al programa de recuperación de suelos apuntan a la potenciación de los niveles de fósforo en el suelo, la incorporación de químicos esenciales con la finalidad de corregir el nivel de acides de estas superficies y la regeneración de praderas.
En la sumatoria de las iniciativas antes mentadas se computó aproximadamente el 25 por ciento de los recursos que se destinaron a la recuperación de los suelos en la región, según la información entregada por el coordinador regional del SAG.
Otras de las diligencias que respalda la institución, es la adquisición de medios de arado que no incidan de forma negativa en la labranza de los suelos, así como la incorporación de materia orgánica como el guano, el compost que también se paga, o los denominados abonos verdes, informó Roberto Vega.

Michel Hechavarria

Volver

Comentarios