Domingo, 21 de Octubre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Despejado
Según datos del INE el indicador en la región alcanza el 34,9%

Observatorio Laboral define como “preocupante” la informalidad

Entre las razones del alto índice destacan el desconocimiento de la ley y los numerosos pasos a cubrir para iniciarse laboralmente como empleado formal. Sector agropecuario presenta alto nivel

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 02 de Febrero 2018

La cifra de empleo informal genera preocupación en el Maule. Los trabajadores sin goce de contrato escrito y pago de seguridad social por parte del empleador, sumaron en el trimestre móvil octubre-noviembre-diciembre de 2017, según el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), 34,9% del total de ocupados en la región, lo que se traduce en una deuda social importante.
Se trata de 173.850 empleados de 498.650 ocupados.
A este valor se agrega que el Maule registra 5,6% de desocupación, valor que si bien se halla por debajo del promedio nacional de 6,4%, figura a un grupo de personas en búsqueda de una vacante laboral.
Ante el escenario anteriormente descrito, el Observatorio Laboral del Maule (OLM) - dependiente del Servicio Nacional de Capacitación y Empleo (Sence), financiado por la OTIC-Sofofa y ejecutado por la Facultad de Ciencias Sociales y Económicas (Facse) de la Universidad Católica del Maule (UCM)- declara que las cifras son “preocupantes”.
El indicador del Proyecto de Estadísticas de Informalidad Laboral, que por primera vez entrega el INE, en convenio con la Organización Internacional del Trabajo (OIT), a propósito de hacer seguimiento a la calidad del empleo y cumplir con la premisa de trabajo digno, enciende las alarmas entre expertos.
Es el caso de la economista del OLM, Luz Ángela Rodríguez, quien apuntó que la cifra es reveladora de un ambiente en el que se genera empleo sin la debida entrega de seguridad, en diversos ámbitos. Esto incluye aspectos de salud, finanzas y otros.
En su opinión lo más representativo de la estadística, es que según el desglose por actividad económica, la tasa de ocupados informales se aprecia con mayor fuerza en la Agricultura y Pesca, con 40% de informalidad, es decir que de cada diez empleados, cuatro están en dicha condición.
En este sentido, la economista señaló que la informalidad en materia laboral está relacionada con ocupaciones que no cuentan con contrato de trabajo, por lo tanto, no respetan derechos laborales.

GÉNEROS Y SECTORES
La tasa de ocupación entre hombres y mujeres no mostró mayor variación.
Los hombres registraron un valor de 34,8%, basado en el Trabajo por Cuenta Propia, al ser dueños de unidades económicas informales. A esto se sumó que el alza más preponderante se registró en Familiar no Remunerado del Hogar.
En el caso femenino, la tasa regional fue de 35,0%. Sin embargo registraron mayor incidencia las Asalariadas y Familiar no Remunerado del Hogar, que aumentaron 19,3% y 31,4% respectivamente, según registros internos anteriores.
En igual periodo, las mujeres Trabajadoras por Cuenta Propia, propietarias de unidades económicas fue una categoría que, contrario al caso de los hombres, registró un descenso.

RAZONES
Sobre las posibles razones de este fenómeno fue consultada la directora del Observatorio Laboral del Maule, Irma Carrasco, quien señaló que esta condición laboral es causa del el incumplimiento de la legislación laboral por parte del empresario.
A este escenario se suma la subcontratación o realización de faenas con grupos de trabajadores sin el respectivo contrato ni pago de leyes sociales, como puede ocurrir en la agricultura o construcción.
Añadió que en ocasiones son los mismos trabajadores quienes deciden prescindir del contrato laboral, puesto que al gozar de contrato pierden beneficios sociales asignados por el Estado para personas con ingresos menores a un monto ya establecido.
Es de mencionar que entre las posibles causas del alto índice de informalidad, descritas por Ricardo Baeza, director regional del INE-Maule, destacaron: desinformación sobre vacantes de trabajo en el sector formal, desconocimiento por parte del empleado de la legislación del trabajo, además de trámites engorrosos para la formalización de las labores.
A esto sumó que pudiese faltar una fiscalización más profunda por parte de la Dirección del Trabajo, a propósito de detectar estas anomalías.
Al consultarle si los trabajadores con contrato a honorarios que cancelan por cuenta propia sus prestaciones, se encuentran bajo situación de informalidad, acotó que son diversas las clasificaciones de la OIT. Sin embargo, en 2018 parte la obligatoriedad por parte del empleador de asumir estos pagos.
Es de destacar que el Observatorio Laboral evaluó como positiva esta primera entrega de cifras de informalidad, ya que permiten conocer la realidad del trabajo no formal, para luego concentrarse en aplicar acciones concretas para abordar los sectores económicos donde la informalidad es más alta.
La cifra fortalece las estadísticas del trabajo, lo que permite observar la condición del mercado nacional y regional.

Rosmir Sivira

Volver

Comentarios