Sábado, 22 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos nubosos con lluvia debil
Incubadora de negocios de Inacap

Otra fórmula para empoderar a los pequeños y medianos emprendedores de la región

Ya suman 14 los emprendimientos que han sido sumados a este co-work de trabajo que persigue la consumación de las iniciativas de pequeños y medianos emprendedores

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 10 de Septiembre 2018

TALCA. – Con el objetivo de materializar una asesoría y asistencia técnica gratuita para emprendimientos dinámicos en la región a través de la Fundación Innova, la Incubadora de Negocios de la Universidad Tecnológica de Chile Inacap, acompaña unos 14 emprendimientos regionales desde su creación en el presente año.
“Cuando hablamos de emprendimientos dinámicos, hablamos de todo tipo de idea de negocio que podrían llegar a ejecutarse a través de desarrollo de una investigación o la implementación de algún servicio que sea distinto a lo que normalmente existe”, conceptualizó Ingrid Rebolledo, directora de Vinculación de Inacap Talca.


La directora de Vinculación de Inacap Talca referenció que la Incubadora se basa en el emprendimiento dinámico, porque se busca que el impacto sea medible, subdividiendo el alcance de la propuesta en diversos modelos de evaluación donde se calcula el alcance de dicha contribución, el número de personas que se pueden asistir técnicamente para que crezcan con su negocio, emprendimiento o innovación, y el crecimiento de ellas desde el momento que presenta su idea hasta el momento en que se puede lanzar este emprendimiento al mercado.

GENESIS DE LA INCUBADORA DE NEGOCIO
La directiva declaró que la iniciativa nace de través de la adjudicación de un fondo Corfo adjudicado por la casa de estudios, el cual sustentó la instalación de un co-work de trabajo dinámico, para potenciar el desarrollo dinámico de emprendimientos.


Los proyectos que se están ejecutando responden a diversas temáticas orientadas al desarrollo productivo o al incentivo de una idea de negocio, con los que se labora en pos de que se puedan adjudicar fondos públicos independientemente de la iniciativa que este tenga, especificó Rebolledo.
La directiva de la institución docente aclaró que el quehacer de la Incubadora de Negocios es un acompañamiento directo desde el nacimiento de una idea y la concreción y desarrollo de estos prototipos, añadiendo que este co-work de trabajo se desempeña en conjunto con el Centro de Emprendimiento, y su homólogo de Desarrollo Mype.


“Muchos proyectos no necesariamente son proyectos innovadores para el desarrollo empresarial y tecnología, sino que son proyectos de pequeños empresarios que requieren otro tipo de asistencia técnica para poder formalizar su negocio y en estos casos se le otorga un tratamiento especial para poder fortalecer y sacar adelante su negocio”, aseveró la directiva

 

BENEFICIOS DE
INCUBAR NEGOCIOS
Rebolledo recalcó que la Incubadora de Negocios le ofrece asistencia técnica a los emprendedores para que puedan formular sus ideas de proyectos o sus iniciativas con un costo cero, convirtiéndose en un facilitador para que las persona adquiera el conocimiento necesario para poder funcionar en lo delante de forma autónoma.


En esta transferencia de conocimientos, Inacap evalua si esta podría ser rentable en su desarrollo, luego protagoniza el acompañamiento, mediante una asistencia técnica o mediante un proceso de aprendizaje acompañado, donde esta persona adquiere las herramientas para poder encausar su emprendimiento, detalló la académica de la sede talquina de Inacap.
“Para Inacap tiene que haber una transferencia de conocimientos, un acompañamiento en el aprendizaje, porque así generamos mano de obra calificada que va a tener un sustento de desarrollo en el tiempo”, resaltó Rebolledo, aludiendo que este aprendizaje “es un aporte bidireccional que busca la universidad, donde nosotros trasmitimos el conocimiento y los emprendedores aprenden dándole una contribución a la región”.


Las personas que se acercan a esta Incubadora de Negocios con ideas de proyecto de emprendimiento, lo hacen sin saber si su propuesta cumple con las expectativas del mundo empresarial.
“Cuando eso pasa se hacen talleres adicionales para poder evaluar si el proyecto se adecua a lo que se requiere, con respecto a la formalización y modelo de negocio, la evaluación económica, la pertinencia, el estudio del mercado. Es por ello que se desarrolla una visión mucho más estratégica para poder dictaminar si su idea es viable o si la propuesta debe ser redireccionada porque en definitiva no tiene mucho futuro”, explicó.

Michel Hechavarria

Volver

Comentarios