Miércoles, 26 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos nubosos con lluvia debil
Jorge Contreras perdió su local con el terremoto

Pastelería Florencia gana espacio en Barrio Quechereguas

Usuario destacado del programa Barrios Comerciales, de Sercotec, se embarcó como dirigente de la asociación gremial de comerciantes

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 27 de Agosto 2017

TALCA.- En septiembre la pastelería Florencia, ubicada en el Barrio Quechereguas de Molina, cumple un año en su nuevo local. Es que el terremoto de 2010 destruyó el anterior, lo que llevó a su propietario, Jorge Contreras, a arrendar durante seis años un inmueble que albergara el negocio.

“Nos ha ido muy bien con el público, aunque estamos en marcha blanca todavía tratando de abrir la rotisería y una cafetería. Por ahora hay café al paso y jugos naturales en el verano”, dice este pequeño empresario.

Agrega que el programa Barrios Comerciales de Sercotec, “es importante para mí porque yo nací en este sector, tengo mi pastelería aquí y además tengo otro local en esta misma calle.  Recorro mucho la avenida y ha mejorado mucho el entorno: tenemos cámaras de seguridad, se están pintando las fachadas, hicimos nuestro propio logo, se instalaron asientos y basureros, ahora los locales tienen cada uno su numeración en madera y con el nombre del barrio; se ve más ordenado y los clientes ya notan un cambio. Está más bonito el sector”.

 

ASOCIATIVIDAD

El director regional de Sercotec, Samuel Chambe, dice sobre este programa que “en Chile, los barrios comerciales son fuente de empleo y crecimiento de miles de micro y pequeñas empresas, por eso es importante que los comerciantes se asocien en los barrios para que puedan no solo mantenerse, sino crecer económicamente”.

Al respecto, el comerciante y dirigente de la Asociación Gremial Calle Quechereguas, recalca que la organización que han logrado es ejemplo para otros barrios comerciales del mismo programa. “Nos han venido a ver de Punta Arenas, Puerto Natales, Puerto Williams, porque no pueden creer todo lo que hemos hecho con el subsidio de este programa. La asociatividad nos ha servido para empoderarnos e ir creciendo como comerciantes y también es beneficioso para los clientes. Hemos hecho talleres de marketing, de creatividad, de productividad, y eso nos ha servido no sólo para conocernos mejor entre los empresarios, sino que especialmente para tratar bien al cliente, promover el barrio en redes sociales, para vender más… La idea es que en el futuro próximo el barrio esté complementado con todo para que el cliente no se vaya a otra ciudad”, dice Contreras.

El barrio es visitado especialmente por gente de los campos aledaños. “La gente que vive acá va a comprar a Curicó, pero eso se está revirtiendo. Tengo clientes de Curicó, eso quiere decir que algo está cambiando. Aunque generalmente junio y julio son meses malos porque no hay trabajo agrícola. Ahora en agosto se retoma de nuevo así que nos hemos reunido con los comerciantes para tratar de hacer promociones e incentivar a los clientes… es un barrio bonito. Todos nos conocemos”, dice Jorge.

 

¿Qué hace falta para mejorar más aún el barrio?

“Hemos hecho harto potenciando con letreros luminosos, nuestro logo, las numeraciones uniformes, regalando bolsas reutilizables, pronto se instalarán toldos… la idea es hacer más capacitaciones, porque mucha gente atiende a la antigua todavía, no tiene computador, no tiene redes sociales… a veces se confunden, quieren un local propio porque muchos arriendan, pero nosotros les decimos que la idea del programa es atraer más clientes y ahora que todos hablan del barrio, están viendo que es algo bueno”.

Volver

Comentarios