Domingo, 22 de Abril de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos Nubosos
Representantes de los trabajadores dicen no estar conformes con el monto

Pequeñas empresas son las más vulnerables ante aumento de salario mínimo

Las microempresas serían las más afectadas por este ajuste, ya que el limitado margen de utilidad les impide asumir de manera sencilla el incremento en los costos laborales

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 03 de Enero 2018

TALCA.- Desde el 1 de enero comenzó a regir el último de tres ajustes programados de salario mínimo, pactados en junio de 2015 y publicados en la Ley 20.935. El incremento de $6.000, impone un monto mínimo de $276.000 para trabajadores mayores de 18 años de edad y menores de 65 años.
Sin embargo, “el incremento es nada para la economía familiar”, expuso Soraya Apablaza, presidenta provincial de la Central Única de Trabajadores (CUT) en Talca, quien destacó que el monto no los satisface.
Apuntó que si se restan imposiciones, el ajuste real sería a $206 mil, lo que calculado a la tasa cambiaria vigente, representan US$ 475.
Para el momento de la discusión, la CUT propuso un ajuste de $400 mil, ya que “de acuerdo a estudios especializados se requiere un salario igual o mayor a la cifra mencionada, para alcanzar una vida digna”, explicó. Pero el planteamiento no fue tomado en cuenta.
“Estamos esperando el cambio de gobierno, a partir del 11 de marzo. No sabemos cómo viene, pero tenemos claro que las economías con salarios elevados se activan más rápidamente, por el crecimiento de la demanda y servicios”.
Juan Vargas trabaja como vendedor en el centro de Talca. Percibe salario mínimo y refiere que el monto le permite pagar el arrendamiento de la casa donde vive. Destina para esto $190 mil, lo que sumado al pago de servicios públicos como electricidad, agua y gas, le obliga a “sobrevivir” en el mes con poco más de $35 mil.
Los gastos de alimentación, para lo cual destinan poco más de $130 mil, los cubre su esposa con un salario de $310 mil.

IMPACTO
El economista Guillermo Riquelme, académico e investigador del Centro de Estudios y Gestión Social (Ceges) de la Universidad Autónoma de Chile, indicó que el impacto en trabajadores y empresarios es menor, puesto que se trata de un ajuste programado, para el cual fue posible planificarse.
Destacó que en términos nominales, el incremento entre 2011 y 2018 sería de más de 50%, al pasar de $182 mil a $276 mil. En dicho periodo, la inflación promedio no superó el 3,5% anual, por lo que en términos reales el salario mínimo creció 25% en los últimos siete años.
Sobre el impacto en la economía del maulino, apuntó que “se trata de efectos marginales”, ya que los ciudadanos ya asumieron este incremento o devengan un monto un poco mayor.
No obstante, subrayó que existe un crecimiento de la informalidad en el campo laboral, lo que a su vez, impide conocer si realmente estos ajustes son aplicados.
En este respecto, Leidy García, académica de la Universidad Católica del Maule (UCM), explicó que generalmente las alzas de salario mínimo tienden a desacelerar la generación de empleo, por incremento de los costos laborales. Sin embargo, el reciente incremento forma parte de tres alzas proyectadas que eran conocidas por los empresarios.
Respecto a si esta posible reducción en la oferta de empleos se podría ver reflejada en próximos informes del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), expresó que será hasta después del primer trimestre del año cuando se aprecie dicho efecto en el Maule, motivado al impulso que genera la agricultura.
Sobre el efecto en la economía familiar, indicó que la inflación se mantiene controlada, por lo que el ajuste permite adquirir más productos y servicios.

PEQUEÑA EMPRESA
Arcadio Cerda, académico de la Universidad de Talca (Utalca), refirió que los incrementos programados se basan en una productividad esperada, por lo que el ajuste no debería afectar en mayor medida el mercado.
A esto, sumó que la proporción de personas que perciben este salario no es tan significativa en el país, por lo tanto, el efecto sería menor.
Sobre si esto tendría consecuencias en la contratación de personal en sectores como comercio y turismo durante el verano, reiteró que el aumento no es trascendental, por lo que el efecto es mínimo.
No obstante, refirió que los más aquejados serán los negocios con poco margen de utilidad, lo que les impide rentabilizarse. “Se ve con las personas que tiene un negocio en casa, que les permite pagar algunas cuentas personales y a la persona que lo atiende. Si el margen de ganancia es muy pequeño, deja de ser rentable y se despide a esa persona”.
Recordó que las microempresas y pymes se hallan en expansión en la región del Maule, por lo que pudiese haber una repercusión particular.
Igualmente, Riquelme declaró preocupación por las consecuencias de estos ajustes en las microempresas y sus limitados márgenes de utilidad.
García agregó que otro efecto puede ser contratar por menos horas o pagar menos horas extras.
Por su parte, Cerda destacó que aunque exista algún impacto, los salarios mínimos dan garantías de “sueldo ético”.

Rosmir Sivira

Volver

Comentarios