Lunes, 24 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos Nubosos
En cumplimiento con la Ley de Inclusión Laboral

Personas con discapacidad sensorial y cognitiva forman parte de la fuerza laboral

Empresas maulinas aseguran que los gastos mensuales en personal con discapacidad se equiparan al de resto de los trabajadores.

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 13 de Abril 2018

TALCA.- Desde el 1 de abril que se puso en vigencia la Ley de Inclusión Laboral, las empresas maulinas buscan cómo cumplir con la reglamentación. En un primer momento han apelado por la selección y contratación de personas con discapacidades sensoriales y cognitivas que puedan laborar sin realizar modificación de los ambientes de trabajo, pero a largo plazo, aseguran procederán a la inclusión de personas con discapacidades motoras que ameritan modificaciones en infraestructura.


En la Fábrica de Accesorios y Muebles de Oficinas (Faymo) se contabilizan ocho trabajadores con diferencias funcionales, cuatro de ellos presentan deficiencias auditivas y otras cuatro cognitivas. Jorge Morales Sánchez, jefe de planta y producción de la empresa, asegura que las limitaciones que puedan presentar los trabajadores no han afectado la productividad, “No hay diferencia, tal vez en algunas áreas donde no se pueda incluirlos. Por el contrario, son personas dispuestas a trabajar y aprender. Se han superado de manera efectiva y han llegado a ocupar mejores cargos. Valoramos su responsabilidad”.

 

SIN CAMBIOS ESTRUCTURALES
Faymo es una de las empresas maulinas que comenzó con la inclusión laboral mucho antes que la ley de inclusión fue discutida y aprobada. Desde hace más de 24 años Manuel Ibañez, con deficiencias cognitivas labora en la plata de producción, en el proceso de realización mobiliario escolar. Él estudió en el Centro de Capacitación Laboral Iberia y fue parte de los escogidos para desempeñarse en la planta de la Ruta 5 Sur de la empresa. Es de Putagán y viaja diariamente a su trabajo.
“La idea de inclusión partió por iniciativa del dueño de la empresa, Gastón Díaz, quien se encontraba en comunicación con representantes de la escuela Iberia, para que aplicaran lo que allá aprenden. Desde hace quince años comenzamos con la inclusión de jóvenes con sorderas o deficiencias con la comunicación oral”, explica Morales.


Destaca que hasta la fecha no ha ameritado realizar cambios estructurales en la plata para su inclusión. “Lo que hemos tratado es de aprender lenguajes básicos para comunicarnos. Los costos para su inclusión se equiparan a los de los demás trabajadores. Muchas de estas personas ganan más de sueldo mínimo, en promedio las remuneraciones son de 318 mil pesos, para un total de más de 3 millones en gastos de nómina”, comentó.
Cuatro meses laborando tiene el trabajador con deficiencia funcional más nuevo. Tomás Rodríguez, de 26 años, con deficiencia auditiva, labora en el área de despacho. Comenta que se le ha hecho muy difícil encontrar trabajo. “En mi antiguo trabajo, estuve seis meses y me discriminaban. Aquí me siento motivado, aprendo rápido”, comentó.


INVERSIÓN
El gerente general de Coexca, Guillermo García, asegura que si bien muchas empresas están apelando a la contratación de personas con discapacidades cognitivas y sensoriales, para tratar de alargar las posibles restructuraciones físicas a empresas, no será mucho el tiempo que podrá esperarse. “Hay 520 empresas en la región y cada una debe colocar el 1% de sus nóminas con personas con discapacidad, indiscutiblemente también debe incluirse con personas con discapacidad motriz, lo que ameritará construcciones de rampas y baños adecuados”.
Cuatro personas con diferencia funcional ya forman parte de la fuerza de trabajo de Coexca. “Sus ingresos son iguales al de resto de los trabajadores. La naturaleza del trabajo que realizamos dificulta la inclusión, ya que el personal debe estar de pie y manejando máquinas para el corte de cerdos y terneras”.


Por su parte, el presidente de Asicent, Francisco McClure, destacó que la semana próxima se reunirán para evaluar la ley y que los empresarios tomen medidas al respecto. “El tema de inclusión es bien diverso y lo estamos analizando. Es bien cierto que muchos buscarán incorporar personas con deficiencias visuales, del habla o auditiva”, destacó.


Fraymar Pagua

Volver

Comentarios