Domingo, 17 de Diciembre de 2017
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos Nubosos
Este año 2017

¿Por qué el Banco Central no emitirá bonos?

El economista Dr. Guillermo Riquelme indicó que la medida anunciada por el Instituto Emisor obedece a una política monetaria, que pretende expandir la base monetaria (circulante) y, con ello, reducir las tasas de interés de mercado

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 16 de Enero 2017

TALCA.- Ajustar las tasas de interés de mercado a la baja, podría ser una de las razones que explicaría el anuncio formulado por el Banco Central de Chile (BCCH), que en días pasados informó que no emitirá bonos en el 2017.

Así lo sostuvo el economista Dr. Guillermo Riquelme, quien precisó que los bonos representan un título de deuda de largo plazo, que permite a grandes instituciones (públicas o privadas) obtener financiamiento directamente del mercado.

“Y, si el Banco Central decidiera comprar bonos o no hacer una nueva emisión de estos, como ocurre ahora, de cierta forma hay mayor liquidez en el mercado. Esto se conoce también como una Política Monetaria Expansiva, ya que pretende expandir la base monetaria (circulante) y, con ello, reducir las tasas de interés de mercado”.

Riquelme argumentó que la medida adoptada por el BCCH está en línea con las directrices del Instituto Emisor respecto de la Tasa de Política Monetaria (TPM) que actualmente es de un 3,5%, “pero la misma autoridad ha dado claras señales de un sesgo a la baja, pudiendo llegar este año al 3%”.

 

CRECIMIENTO

El investigador del Centro de Estudios y Gestión Social (Ceges), de la Universidad Autónoma de Chile, opinó que la política monetaria expansiva adoptada por el Banco Central “da cuenta del compromiso de la autoridad por aportar a mejorar las magras cifras de crecimiento económico de solo 1,6% en 2016 y una proyección para el 2017 que apenas supera el 2%”.

En este contexto, explicó que una tasa de interés más baja, contribuye al aumento del consumo, la inversión y, con ello, de la demanda interna, lo que provoca un incremento de la inversión y producción, lo que finalmente gatilla un mayor crecimiento económico.

Sin embargo, el Dr. Riquelme señaló que esta medida de política monetaria expansiva no se hubiese podido realizar si las cifras de inflación de 2016 y las proyecciones 2017 estuvieran por sobre la media del rango meta del BCCH (3%), ya que una “inflación controlada” permite a la autoridad monetaria instaurar una mayor holgura de liquidez en el mercado.

Asimismo, el economista recordó que lo anterior es un claro síntoma de un mercado laboral contraído y, consecuentemente, una tendencia de los ingresos medios a la baja.

Consignó que “las personas sin mayores ingresos no pueden realizar un mayor consumo y, por ende, los precios tienden a la baja, al menos aquellos de mayor elasticidad (primera necesidad), lo que también afecta negativamente a las empresas en sus decisiones de inversión y producción”.

Al respecto, el académico puntualizó que las posibles bajas en las tasas de interés pretenden que personas y empresas tengan mayor acceso al crédito y, con ello, al consumo y a la inversión.

Además, comentó que las mayores bajas se podrían observar durante el segundo semestre del presente año, especialmente en las tasas de interés de largo plazo asociadas a los créditos hipotecarios y al financiamiento corporativo. “Las tasas de corto plazo, ligadas a créditos de consumo, tendrán un menor impacto aunque en el margen se verán igualmente reducidas”, adelantó Riquelme.

Volver

Comentarios