Miércoles, 19 de Diciembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Despejado
Experto en endeudamiento apunta a los bajos sueldos y a la falta de educación financiera

¿Por qué los chilenos tenemos poca capacidad de ahorro?

Según datos de la SBIF, el 75% de los ahorrantes posee en sus cuentas menos de 315 mil pesos.

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 19 de Febrero 2018

SANTIAGO.- Hace unos días, la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras (SBIF), presentó los resultados del primer Informe de Ahorro a Plazo, que analiza el stock de ahorro de las personas que se encuentra depositado en bancos y cooperativas de ahorro y crédito.


Algunas de las conclusiones es que el promedio de saldo de una cuenta bancaria alcanza apenas los 25 mil pesos, mientras que el 75% de las personas tiene un ahorro inferior a los 315 mil pesos.
Para el abogado y fundador de Defensa Deudores, Ricardo Ibáñez, estos resultados sólo confirman empíricamente una premisa que se daba por hecha: el chileno tiene una baja capacidad de ahorro. “El mayor ahorro que hace el chileno es de carácter previsional, es decir, a través de cotizaciones previsionales obligatorias o bien, instrumentos voluntarios como APV y seguros de vida con ahorro. El problema de este tipo de ahorro es que es poco líquido”, señala Ibáñez.


Otro dato relevante es que el ahorro de los hogares chilenos (8,94%) es significativamente menor que la mediana de la tasa de ahorro del resto de los países de la OCDE (11,21%).
Para el profesional, esto tiene varias explicaciones. En primer lugar, el salario promedio del chileno no alcanza a cubrir la totalidad de sus gastos mensuales, por lo tanto, tiene nula capacidad de ahorro. El informe demuestra que muchas personas ahorran muy poco, y pocas ahorran mucho.
A raíz de lo anterior, el gran problema del chileno promedio, hoy en día, es su alto nivel de endeudamiento. “Hemos visto cómo la morosidad aumenta año a año, llegando hoy a casi 4,4 millones de personas morosas, lo que explica también que el nivel de ahorro sea bajo. En general, el chileno se endeuda, no ahorra; y ese endeudamiento, muchas veces, es para vivir”, explica el abogado.
A eso se suma que el foco de los bancos son los instrumentos crediticios (tarjetas de crédito, líneas de crédito, créditos de consumo, hipotecarios) y no el ahorro. En general, existen instrumentos poco atractivos para los ahorrantes por parte de los bancos, y las tasas de interés que se pagan por el ahorro son bajas.
Si bien existe una alta tasa de penetración de cuentas o instrumentos de ahorro (poco más de 13,7 millones), estas cuentas en su gran mayoría tienen un saldo muy bajo, por lo que, en estricto rigor, no representa un instrumento que se utilice para ahorrar.

 

EDUCACIÓN
FINANCIERA
Con ello, el llamado del ejecutivo de Defensa Deudores es a avanzar fuertemente en educación financiera y apuntar a un cambio en la cultura, pasar del crédito al ahorro.
“Sabemos que es difícil para las familias chilenas llegar a fin de mes, pero con una educación financiera potente podemos ayudarlas a organizarse en sus ingresos, gastos y apuntar, de a poco, a una cultura de ahorro y no al endeudamiento”, sostiene el profesional.

Volver

Comentarios