Lunes, 12 de Noviembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos nubosos con lluvia debil
Palta y vinos podrían beneficiarse con aumento de aranceles

Posibles medidas proteccionistas de EE.UU. podrían afectar a las exportaciones del Maule

Expertos aseguran que ante una posible “guerra comercial”, a corto plazo no se prevén consecuencias en la economía chilena, pero a largo plazo podría degenerar en la desaceleración de las exportaciones.

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 07 de Abril 2018

TALCA.- La constante tensión entre China y Estados Unidos que día tras días aumenta las probabilidades de una guerra comercial, abre el debate de las consecuencias que ésta podría generar a la economía chilena y aún más en la región del Maule, que, según el boletín de exportaciones emitido en marzo por el Instituto Nacional de Estadística (INE), durante los últimos 12 meses, ha exportado el 42,9% a la nación asiática y el 19,2% a la norteamericana.
Para el economista y académico de la Universidad Autónoma, Guillermo Riquelme, la imposición de aranceles a productos de exportación entre las dos potencias comerciales del mundo, es una posible señal de que Estados Unidos intenta realizar una posible negociación con China por el déficit comercial del país asiático que supera los 300 mil millones de dólares y representa una situación desventajosa para la nación norteamericana.


“Hasta ahora no se han anunciado aranceles para otros países sudamericanos por lo tanto no hay indicios de que nos vaya a afectar de manera directa. En el caso de la región de Maule los dos mayores socios comerciales son China y Estados Unidos, cerca del 90% de la producción regional se exporta a estos países”, explica Riquelme quien considera que con el país asiático no se presentarán inconvenientes, pero advierte que con respecto a EE.UU. caben las dudas.
La salida a finales del año pasado de Estados Unidos del Tratado de Libre Comercio del Transpacífico, explica el economista de la UA, “generó gran impacto en los países del eje Pacífico que pensábamos íbamos a tener una mayor relación comercial con Estados Unidos. Creo que en Maule la mayor preocupación recaería no en una guerra comercial, sino en las medidas proteccionistas que aplicaría este país sobre los productos exportados que pongan en peligro su economía interna”.
El sector de celulosa, papel, cartón y frutícola, en el caso de la región de Maule, serían las más afectadas. “En el primer caso, le exportamos un número importante de materia prima, en el caso de las frutas frescas aunque es un mercado consolidado, en este sector registramos mayores transacciones con China. Recalco que la preocupación no es la guerra comercial sino las medidas proteccionistas que pudieran devenir”, detalla.

 

BENEFICIO
El economista y académico de la Universidad de Talca, Rodrigo Saens, advierte que existen algunos productos puntuales, como la palta y el vino chileno, que inicialmente podrían verse beneficiados ante una posible guerra comercial, siempre y cuando China incremente su arancel por provenir de EE.UU.
“Debido a que Estados Unidos y China son las dos economías más grandes del mundo, una guerra comercial entre ambas potencias podría afectar negativamente el comercio internacional, y con ello la actividad económica mundial. Sus efectos indirectos se percibirían a través de una caída en la demanda por nuestras exportaciones, lo que puede ser perjudicial para Chile y por lo tanto para la Séptima Región”, recalcó.
“China podría desacelerarse, impactando directamente en las exportaciones de Chile. Además, un dólar más fuerte sería negativo para el precio de los commodities”, esta sería una de las consecuencias que según Pablo Ormazabal, gerente de estudios de Asesoría Financiera Visión, podría generar una posible guerra comercial.
Señala que entre los sectores exportadores que se verían más afectados se encuentra la minería y agricultura ya que se daría una menor demanda global. “No vemos qué sectores podrían verse beneficiados. Los flujos de inversión se irían a activos más seguros, por lo que sufrirían los mercados emergentes. Lo anterior podría significar tasas más altas, encareciendo el financiamiento tanto de empresas como del país”, insiste.

Fraymar Pagua

Volver

Comentarios