Jueves, 15 de Noviembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos nubosos con lluvia debil
Industria y comercio sostienen que la meta es seguir activos

Presupuesto 2018 levanta opiniones encontradas entre actores económicos

Dirigentes plantean sus reparos y apuntan que puede haber factores adversos.

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 04 de Octubre 2017

TALCA.- Variadas visiones de un abordaje económico. La presentación de lineamientos y posterior desarrollo del Presupuesto 2018 continúan sumando adeptos y detractores. Son los actores económicos lo más atentos al respecto.

El planteamiento se resume en incremento del  gasto público a 3,9% y una estimación del crecimiento del Producto Interno Bruto  (PIB) a 3%.  La cifra surge de una evaluación de posible aumento de 7,9% de los ingresos efectivos del Fisco, además de 5% de ampliación de los ingresos estructurales. A esto se agrega una estimación de progresión del PIB,  alza del precio del cobre e implementación de la reforma tributaria.

Es de destacar que el gasto público de 2017 puede cerrar en 4,6%,  cifra lejana al  2,7% anunciado en la anterior Ley de Presupuesto.

Es la relación entre estos indicadores la que mantiene en expectativa a los sectores económicos.

 

ESPERAN EFECTOS NEGATIVOS

Para Francisco Mac-Clure, presidente de la Asociación de Industriales del Centro (Asicent), resulta “lamentable” la presentación de los lineamientos del  Presupuesto 2018, dado que “estamos en una situación de sobreendeudamiento y sobregasto, pero el presupuesto, aparentemente, esto no lo va a corregir”.

Aseveró que continuar bajo la misma línea se traduce en una dificultad mayor para reiniciar un periodo de amplio crecimiento de la economía chilena, a fin de “avanzar y mejorar sueldos y salarios de la masa trabajadora”.

Sobre el Presupuesto 2018, Fernando Jiménez, presidente de la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo de Talca, planteó el supuesto de que “el Gobierno al elevar el gasto público, busca que haya menos pobreza en el país (…) y si bien, puede que eso afecte un poco, como dicen los economistas, hay que buscar el equilibrio y  no irse a los extremos”.

Da un voto de confianza  al Gobierno y refiere que si se aplicaron los debidos cálculos, estos deben estar basados en un análisis exhaustivo de las cifras.

Agregó que cuando se dan a conocer documentos o cifras tan relevantes como el Presupuesto de la nación, “siempre existen  comentarios a favor y en contra (…) aún más cuando se está a puertas de un evento electoral, lo que también puede viciar la estructura del mismo, en función de los dividendos propios, por encima de la situación que tienen todos los chilenos”.

 

IMPACTOS EN LA ACTIVIDAD

Al consultarle a Mac-Clure si puede haber secuelas en la industria por la estructura del instrumento, expresó que se tendrán “las mismas consecuencias que se obtienen al tener un presupuesto que no se fija en el crecimiento”. A mayor gasto habrá menos recursos para promover mejoras económicas, lo que en su opinión, se requiere “con urgencia”.

La nación mantiene cinco años de déficit fiscal, lo que a su vez afecta el nivel de riesgo país y por tanto resta atractivo para las inversiones.  Al respecto comentó que “seguir cayendo en la clasificación como país es desastroso”.

Comparó la situación  con las “malas notas” de la etapa escolar.

Sobre una posible  limitación en la tasa de crecimiento, que podría estar confinada por el aumento de gasto público y la falta de incentivos a la inversión,  Jiménez expresó que “el desarrollo económico de un país no lo hace el Gobierno, sino los privados, que también hacen su propio análisis”.

En término de las condiciones existentes, acotó que  si bien  el sector comercial no ha crecido al ritmo que estaba acostumbrado, mantiene un comportamiento aceptable.

En el Maule, la estabilidad ha sido posible por el auge de argentinos que cruzan la frontera para comprar en Chile productos electrónicos.

Apuntó que desde que se realizaron las reformas tributaria y laboral, no ha habido comentario positivo en el ambiente político y económico nacional. Sin embargo,  sectores como el comercial siguen laborando.

“Creo que algo de trastorno va a traer. Pero hay que entender que es el fin de un Gobierno”,  expresó.

Indicó que el Presupuesto 2018 es una norma implantada por el “Gobierno de turno”, a la cual deben adaptarse los sectores económicos.  “Solo tenemos que ser inteligentes y saber jugar con esas reglas del juego”, comentó Jiménez, quien refirió que una estrategia acertada del gremio ha sido la motivación del consumo; apuestan a la venta  por volúmenes más que por unidad, a fin de lograr mayor éxito.

 

Rosmir Sivira

Volver

Comentarios