Miércoles, 14 de Noviembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos Nubosos
Para elaborar hongos, hierbas medicinales y frutos con el fin de comercializarlos a un mejor precio

Recolectores del bosque habilitarán sala de proceso para sus productos

Agrupación “Nuevo Desafío”, de San Clemente, es una de las diversas comunidades organizadas que está apoyando la empresa Arauco para mejorar su actividad laboral

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 18 de Septiembre 2016

TALCA.- Haciendo gala de su nombre, el grupo de recolectores de productos forestales “Nuevo Desafío”, de la comuna de San Clemente, se ha planteado un nuevo reto: la construcción de una sala de proceso para elaborar hongos, hierbas medicinales y frutos que recogen del bosque y poder comercializarlos a un mejor precio. Un sueño que está próximo a hacerse realidad ya que los integrantes de este grupo de recolectores del sector La Higuera, distante unos 40 kilómetros al norponiente del centro de San Clemente, no están solos.  Tienen el apoyo del Taller de Acción Cultural (TAC), del Indap y de la empresa Arauco, lo que les ha permitido contar con la articulación y  materiales necesarios para llevar adelante la iniciativa y habilitar la anhelada sala de procesos, la que estará ubicada junto al horno que ya disponen para hacer el secado de los productos.

El grupo “Nuevo Desafío” está integrado por hombres y mujeres del sector y está funcionando desde hace unos cuatro años, precisamente desde que establecieron una relación con la empresa Arauco. Y es que el apoyo de esta compañía forestal ha sido clave. No sólo ha abierto sus predios para la realización de la actividad de recolección, sino que además se ha preocupado de capacitar y mejorar las condiciones de trabajo de este grupo de recolectores y otros.

Es así como desde el 2005, Forestal Arauco está participando en la Mesa Articuladora “Recolección Productos Forestales No Madereros (PFNM)” y a partir del 2012, está impulsando su “Programa de Recolectores del Bosque”, aportando al crecimiento y desarrollo local de sus vecinos y contribuyendo al cuidado del medio ambiente.

De esta manera, y junto al Taller de Acción Cultural (TAC) que lidera Verónica Salas, la compañía está apoyando el emprendimiento de los recolectores a través de la articulación de redes y personas expertas que les enseñan diversas técnicas para profesionalizar el trabajo.

Precisamente, Verónica Salas destacó la importancia de la iniciativa de la sala de proceso, señalando que con esta instalación el grupo podrá agregarle valor a su proceso de producción y por cierto, mejorar la comercialización de sus productos.

En tanto, Nelson Bustos, Subgerente de Asuntos Públicos de Arauco en la Región del Maule, sostuvo que  “Arauco  -como empresa forestal- está presente en 125 comunas de Chile, por lo cual interactuamos con cientos de comunidades que trabajan en los bosques recolectando múltiples productos. Nuestro propósito es colaborar con estas comunidades para que fortalezcan su cultura como recolectores y a la vez mejoren sus ingresos y calidad de vida. Por eso estamos trabajando para contar con un programa que entregue herramientas a las comunidades de recolectores en seguridad, capacitación técnica y emprendimiento, de tal forma que la tradición se fortalezca y perdure en el tiempo. Creemos que el caso del grupo “Nuevo Desafío” de San Clemente es un ejemplo a seguir y por eso también estamos colaborando para sacar adelante su sala de proceso”.

RIQUEZA DEL BOSQUE

Los frondosos bosques de la zona, muchos de pino y eucalipto, ofrecen una riqueza diversa y abundante para los grupos de recolectores. Poleo, menta, hongos, boldo, culén, mora, toronjil de la pena, ruda, palo de trébol, arrayán, limpia plata, piche, zarzaparrilla, manzanilla e higos, son solo algunas de las hierbas y frutos que recolecta el grupo “Nuevo Desafío” en  el bosque, cuya localización estratégica da cuenta un mapa elaborado por los propios vecinos y que está instalado al interior de la sede vecinal.

Erik Muñoz, presidente del grupo, comenta que actualmente, venden sus productos de manera informal en ferias o bien mediante el boca a boca, por lo que están convencidos que mejorando sus instalaciones con la sala de proceso podrán optar a una resolución sanitaria y así apostar a la venta a un mejor precio.

Todo lo anterior para beneficio de las alrededor de 25 familias que componen el sector La Higuera y cuyo centro de reunión es la sede vecinal o bien la cancha de fútbol emplazada en el lugar.

Jaime Bravo, de 62 años, es uno de los entusiastas recolectores del sector. Los fines de semana, sale de casa a recolectar, a veces solo o con sus hijos, y cuenta que ve en esta actividad una buena oportunidad para generar más ingresos, especialmente en el futuro cercano, cuando con la habilitación de sala de proceso, puedan agregarle valor a la comercialización de sus productos.

Los PFNM han experimentado un crecimiento sostenido en las últimas dos décadas, con más de US$ 80 millones en exportaciones y representando una cartera de 90 productos y con envíos a más de 50 países.

A nivel de mercado interno, este rubro genera ingresos anuales a 200 mil personas del mundo rural y genera impactos significativos en la economía familiar campesina.

Volver

Comentarios